viernes, 23 de diciembre de 2011

CARTA DE MALOS DESEOS



Sólo hay una fuerza motriz: el deseo.
Aristóteles
Aprendimos que estas fechas generalmente son propicias para hacer un balance de lo que hicimos, lo que nos falto hacer y lo que en el camino quedo.
Escuchamos de todas partes, mensajes que hablan de la paz -¿personal?- como resultado  proporcional a la bondad de los hombres; y esta actitud bondadosa se transforma en la llave mágica de la felicidad, como si esta fuera el fin último y sólo a través de las posesiones personales.
Quizá porque somos bombardeados por la mass media, por las etiquetas, por una idea comercial de lo que es felicidad, por quienes miden la felicidad por los obsequios, olvidamos aquello que sostuvo Neruda:" Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas."
Y ese encontrarse así mismo, no sólo como persona, sino como país, nos ha sido plenamente complicado, porque como bien lo sintetiza Bucay "La felicidad es la certeza de no sentirse perdido." Y en eso de no sentirse perdidos, los mexicanos hace mucho tiempo que tenemos tal certeza: a este país lo hemos perdido.
¿Pero acaso no existe, de manera natural el deseo de estar mejor? Para algunos el deseo es la causa del sufrimiento, desear tener y eventualmente no materializar ese deseo; para otros, el deseo da sentido a la vida y es móvil de inspiración y productividad.
En el mundo de las ideas, encontramos que para Aristóteles el deseo es uno de los componentes del apetito y no sería necesariamente irracional, sino que por el contrario, podría ser un acto premeditado, que tiene como objeto algo sobre lo que se ha de decidir. En su oportunidad Platón habla de un contraste entre deseo y razón, y admite la existencia de diferentes tipos de deseos, a decir los necesarios y los innecesarios e incluso considera la posibilidad de que el deseo pertenezca exclusivamente a la naturaleza del alma.
Tomás de Aquino, sostiene que el deseo no es tan solo un apetito sensitivo sino que puede ser sensible o racional y expresa la aspiración por algo que no se posee. Empero, este autor hace una interesante diferenciación entre el deseo y el amor (delectación).
Descartes lo comprende en un sentido más inmaterial, como una agitación del alma causada por los espíritus que la disponen a querer para el porvenir de las cosas que se representa como convenientes para ella.
Locke, habla del deseo como la ansiedad que surge como consecuencia de la ausencia de algo cuyo goce presente comprende la idea de deleite.
Para Spinoza, el deseo es simplemente el apetito acompañado por la conciencia de sí mismo. Sartre elabora una aportación más acabada (en mi opinión) al sostener que el deseo no es pura subjetividad aunque tampoco pura apetencia. En efecto, la intencionalidad del deseo no se agota en el “hacia algo” sino que simultáneamente es algo para sí mismo y para el otro deseado.
Así, el deseo puede ser bueno o malo, pero esto dependerá del objeto hacia el cuál éste se enfoca. De ahí que en este año he pensado en realizar mi carta de malos deseos, ya estuvo bien de pensar solo en buenos deseos. Entendiendo el contraste al que me expongo- por desear mal y demostrar que carezco de bondad- ya que no tendré paz en el sentido trillado de “paz a los hombres de buena voluntad”.
Dicho lo anterior, va mi lista de malos deseos.
  1. Deseo que se acabe la fortuna para aquellos que se están beneficiando con esta guerra que no es guerra y que lleva más de 50 mil mexicanos muertos.
  2. Deseo que aquellos que piensan que los mexicanos somos tontos y que creemos en sus discursos de buena voluntad, se lleven un buen golpe a su realidad inmediata al momento de medir la opinión que se tiene de ellos.
  3. Deseo que los soberbios que han mantenido el poder por casi doce años y que hoy disputan migajas reciban su merecido al momento en que los ciudadanos tengan la última palabra.
  4. Deseo que el nombre y apellido de los que han contribuido a ensangrentar al país de forma directa o indirecta no se olvide de la memoria de los mexicanos y que correspondan con el cambio del desprecio a su mal logrado proyecto de país.
  5. Deseo que los mexicanos no caigan presas de la seducción de la ignorancia, arrogancia y prepotencia, de los que se sienten ya con cargos desde los cuales despacharan el próximo sexenio.
  6. Deseo que los fracasados secretarios del calderonismo que hoy buscan extender su impunidad por otros seis o tres años, fracasen en su intento por llegar al siguiente cargo, como fracasaron en su responsabilidad por mejorar la vida de millones de mexicanos.
  7. Deseo que el pasado no se establezca como una alternativa para el futuro inmediato de México.
He aquí mi carta de malos deseos y la última colaboración del año, por hoy es todo, nos leemos el próximo 2012. Carpe diem.
Nota bene: Para tod@s ustedes que me han leído en secreto y abiertamente, a quienes han replicado en sus espacios columna iusfilosofando durante todo este 2011, mis mejores deseos, aunque cuidado con lo que desean, porque pueden ser que se haga realidad. Recuerden lo que dice Epicteto “El deseo y la felicidad no pueden vivir juntos.”

Leer más...

miércoles, 21 de diciembre de 2011

QUIMERA



La esperanza no es ni realidad ni quimera. Es como los caminos de la Tierra: sobre la Tierra no había caminos; han sido hechos por el gran número de transeúntes.
Lu Xun
Aludir a la palabra quimera me recuerda viejos tiempos, dice por ahí un himno escolar que aprendí “(…) estudiar que antes era quimera a ti gracias hoy es realidad”. Así pues sobre esta misma palabra dice la Real Academia: “Aquello que se propone a la imaginación como posible o verdadero, no siéndolo.” Esto en su segunda acepción.
Pero la primera acepción que quiero aludir es la que proviene del latín Chimæra  y que se refiere a: “Monstruo imaginario que, según la fábula, vomitaba llamas y tenía cabeza de león, vientre de cabra y cola de dragón.”
Así pues en la mitología griega quimera era un monstruo horrendo, que cuentan era hija de  Tifón (divinidad primitiva relacionada con los huracanes) y de Equidna (monstruosa ninfa, considerada descendiente de Forcis y Ceto) que vagaba por las regiones de Asia menor aterrorizando a las poblaciones y engullendo rebaños y animales.
Las descripciones sobre la constitución o apariencia física de quimera varían, desde las que sostienen que tenía el cuerpo de una cabra, los cuartos traseros de una serpiente o un dragón y la cabeza de un león, hasta las que afirmaban que tenía tres cabezas: una de león, otra de macho cabrío, que le salía del lomo, y la última de dragón, que nacía en la cola.
Algo así, parecido enfrenten en estos días los mexicanos una cabeza de león que bien puede ser sustituida por la delincuencia e inseguridad que enfrenta nuestro territorio nacional; la de macho cabrío que por supuesto bien puede encajar en la crisis económica que hoy por hoy viven los mexicanos y que se ilustran con los limosneros, pedigüeños, limpia parabrisas, y en general vendedores de todo tipo de productos; y finalmente la cabeza de dragón que no menos puede igualarse a la clase política que hoy se disputa el poder político de cara al año electoral que enfrentaremos.
La actual quimera que tiene que enfrentar los mexicanos no es menor, no solo por la torpe estrategia que desde Los Pinos se implementó para enfrentar la violencia que ahora esta desbordada y que ha cobrado miles de vidas (mas de 50 mil) y que sumada a las desapariciones rondan casi los 100 mil mexicanos.
Quimera ha hecho de algunas ciudades de esta nación ciudades desoladas por la crisis económica y de seguridad, ciudad Juárez es una de ellas; la quimera mexicana, este monstruo, ya no tan mitológico, también ha hecho de las suyas contra los que menos tiene, la pobreza ha crecido desbordadamente acompañada o subvencionada por la delincuencia que aludí. Y esta originada por la falta de empleo, o por el desempleo orquestado o promovido por la poca inteligencia al momento de elaborar políticas públicas que fomenten el crecimiento interno de la economía.
Sobre Quimera, el monstruo mitológico todas las descripciones coinciden en que arrojaba fuego por una o más de sus cabezas y por su trasero y que era sumamente rápida.
Algo parecido al fuego, es lo que en este mes hemos testimoniado auditiva o gráficamente por los políticos que pretenden gobernar a este país. Van desde luego desde lapsus verbales, hasta verdaderas muestras de ignorancia, arrogancia,  pedantería y estupidez.
Dice también la mitología, que Quimera fue derrotada finalmente por Belerofonte (asesino de Belero) con la ayuda de  Pegaso, el caballo alado, atravesándole una lanza con plomo que se fundió al ser expuesto a la ardiente respiración de Quimera.
La gran pregunta es, ¿Los mexicanos seremos capaces de vencer a la Quimera mexicana de cara a la oportunidad que parece brindarse el próximo año electoral? ¿Ustedes están dispuestos? Yo sí.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

lunes, 19 de diciembre de 2011

ESTADO Y RELIGIÓN




El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir
Einstein

Que alguien manifieste sus convicciones religiosas, debería ser como expresar sus preferencias sexuales, podemos o no coincidir con sus gustos o apetencias, pero respetamos que las haga guardando las formas y siendo prudente al ejercer esa libertad.
Porque como dice Rawls: “(…) en una sociedad justa, las libertades básicas se dan por sentadas, y los derechos, asegurados por la justicia, no están sujetos al regateo político ni al cálculo de intereses sociales” (Teoría de la Justicia).
Pero cuando alguien utiliza esa libertad con un cálculo político, y pretende que el hecho u omisión tengan una influencia que beneficie a su proyecto personal y político; aprovechando el cargo que desempeña y la infraestructura a su disposición, las cosas son diferentes.
Son diferentes cuando se utiliza al personal del Estado Mayor Presidencial para revisar las pertenencias de todos aquellos que buscaban a ingresar al recinto a la misa. Las cosas son diferentes cuando quien en ejercicio de su creencia religiosa se hace acompañar por cerca de 25 guardias y su familia, y dispone con su sola presencia de la libertad de los demás con quienes comparte su convicción religiosa.
De ahí que sean debatibles los límites del ejercicio de la libertad religiosa de quienes ostentan un cargo público; no en función de limitar su creencia o fanatismo personales; sino en función de la maliciosa actitud con la cual la ejercen.
Y eso es lo que ha estado ocurriendo en las ultimas semana con el tema político religioso; ayer la exsenadora panista y ahora esposa del señor Calderón, Doña Margarita Zavala, participó en la misa que ofició otro señor, Norberto Rivera Carrera en el inicio de la Jornada Nacional de Oración por la Paz. Ahí la panista de cepa, dio lectura a una petición que preparó por los mexicanos: "Te pedimos, Señor, por nuestro querido México. Dale a tu pueblo mexicano la paz, la esperanza, la justicia y la dignidad”.
Lo cruel de su alabanza es que esa misma estrofa discursiva, bien pudo haberla hecho en la comodidad e intimidad de su hogar, a su “señor” esposo, que ostenta hoy mismo un espacio en la oficina de Los Pinos.
Y es que ayer, a su llegada al templo mariano, los peregrinos se encontraron con la novedad de que cada en una de sus entradas había arcos de seguridad. Y que era necesario hacer una revisión a sus pertenencias.
En su intervención Norberto Rivera, sostuvo que México es un país convulsionado y herido por la violencia, y por ello la necesidad de orar por la paz y la reconciliación. Y advirtió también que el poder de la oración, es más eficaz que el poder de las armas.
Pero parece que la intervención de Rivera Carrera llega un poco tarde, nada más 50 mil muertos y más de la mitad de esa cifra desaparecidos. Después de 5 años en los que el anfitrión principal de la homilía e ayer decidió iniciar una guerra que después advirtió no es guerra.
Cuando al principio advertí que el ejercicio de este derecho debe ir acompañado del respeto y la prudencia, no sostuve porque con su visita de ayer Calderón manda un mensaje de intolerancia contra quienes participaron en el debate sobre la laicidad del estado, luego de que fue aprobada en la Cámara de Diputados la reforma al artículo 24 de la Constitución.
La reforma aprobada, elimina el apartado que señala que todo hombre es "libre" para profesar creencia religiosa. Y lo cambia por "Toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, y a tener o adoptar, en su caso, la de su agrado”. "Esta libertad incluye el derecho de participar, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, en las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo. Nadie podrá utilizar los actos públicos de expresión de esta libertad con fines políticos, de proselitismo o de propaganda política"
Insisto, lo que se cuestiona no es el hecho de que “Toda persona tiene derecho a la libertad (…) de religión (…) de participar, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, en las ceremonias”, sino a la forma en cómo se utiliza esa libertad; porque argumentar que el señor Calderón entra en considerando de “toda persona” es una falacia, esa expresión “toda persona” lo exenta de la persona común y corriente, y ayer mismo lo demostró con el operativo que se monto por su sola presencia en la Basílica. Al final de la ceremonia, el ocupante de la silla del águila, saludó a los peregrinos y se oyeron porras y aplausos para él y su familia.
Con ese hecho el objetivo estaba cumplido, lograr un impacto mediático y mandar el mensaje que en el ejercicio de su derecho, el de los otros mexicanos, es lo de menos. Logro comunicar que mientras el poder este bajo su disposición, su voluntad se seguirá imponiendo, y que si para ello es necesario hacer alianzas con el pasado, no dudara en hacerlo.
Ese, el religioso parece ser un tema más de la agenda de cara al 2012 y al parecer ninguno de los candidatos está dispuesto a tratarlo de frente. En fin… ¿Será que los mexicanos no les pediremos un posicionamiento en la plataforma electoral?
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

viernes, 16 de diciembre de 2011

DERECHOS Y DISCULPAS



Señora Valentina Rosendo: a usted, a su hija, les extiendo la más sincera de las disculpas por los hechos ocurridos hace casi una década, en los que resultaron gravemente lesionadas en sus derechos (…) el Estado mexicano no la protegió, y hoy lo reconoce públicamente. Deseamos que este acto simbólico se traduzca en una mínima expresión de justicia.
Alejandro Poiré

En México durante mucho tiempo los gobernantes no tuvieron que preocuparse por el tema de los derechos humanos, ya que por una parte el Estado había creado un discurso que de facto lo asumida como defensor de ellos, y por otra los instrumentos internacionales para su promoción o defensa eran desconocidos por los ciudadanos.
Entre el 21 de febrero y el 8 marzo de 1945 se celebró la Conferencia Interamericana sobre los Problemas de la Guerra y la Paz, también conocida como Conferencia de Chapultepec, en la ciudad de México. El propósito fue discutir las propuestas para el orden internacional de posguerra emanadas de la reunión de las grandes potencias vencedoras en Dumbarton Oaks, y generar posiciones comunes por parte de los países del continente.
México apoyó la resolución XL, titulada Protección Internacional de los Derechos Esenciales del Hombre, que fue predecesora de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre. Ahí se proclamó la adhesión de las Repúblicas Americanas a los principios consagrados en el Derecho Internacional para la salvaguardia de los derechos esenciales del hombre, y se favoreció un sistema de protección internacional de los mismos.
El preámbulo señalaba que para que esa protección sea llevada a la práctica se requiere precisar tales derechos —así como los deberes correlativos— en una Declaración adoptada en forma de Convención por los Estados. Por esta vía el gobierno de México aceptaba en principio que los derechos humanos fueran objeto de un instrumento jurídico internacional de carácter vinculante.
No obstante la posición mexicana -inicialmente favorable a la construcción de un régimen internacional de derechos humanos- cambió pronto, como resultado del tenor de las discusiones en San Francisco. Hacia noviembre de 1945 México “volvió a su posición tradicional como acérrimo defensor del dominio reservado del Estado” frente a la acción internacional en asuntos de índole interna y, en particular, a la protección de los derechos fundamentales.
En adelante la política exterior de México se basó en estas premisas intrascendentes, durante este periodo el grado de compromiso de México con el sistema internacional de promoción y protección de los derechos humanos fue débil, y en ningún caso se aceptó delegar competencias contenciosas o de supervisión a instancias internacionales cuando el reconocimiento de tales facultades era optativo. Modelo clásico de un viejo, desgastado y aunque lo negara autoritario modelo hegemónico
En 1969 nuestro país participó en las discusiones de la redacción final de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. El gobierno mexicano en su afán fue restringir las facultades que el anteproyecto original contemplaba para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cabildeó en contra del establecimiento de una Corte Interamericana de Derechos Humanos con competencia jurisdiccional obligatoria. Así en el texto final se disminuyeron las facultades de la Comisión y se estableció que su jurisdicción tendría un carácter optativo. Como un dato curioso, aunque México cabildeo en contra, voto a favor, el motivo era que no quería aparecer al lado de los países con un perfil dictatorial.
 El Estado mexicano dejó pasar doce años antes de ratificar la Convención. Fue hasta 1981 que  México se puso al corriente con algunos de sus compromisos internacionales; y a mediados de los años ochenta aparecieron los primeros organismos civiles interesados en la promoción de los derechos humanos, entre los que destacan Academia Mexicana de Derechos Humanos, el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro.  
Es a partir de las experiencias con estos organismos civiles que México fue puesto en la mira de dos de las principales organizaciones de derechos humanos internacionales: Amnistía Internacional y Human Rights Watch. Ambos organismos emitieron informes sobre la situación de los derechos humanos en México, el gobierno no salía bien parado, y eso metía en problemas a Carlos Salinas de Gortari. De esta forma en junio de 1990 se creó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), inspirada en la figura del defensor del pueblo u ombudsman, organismo que en 1992, la existencia de la CNDH fue elevada a rango constitucional y se mandató la creación de comisiones locales en todos los estados de la República.
A partir de ahí el tema de los derechos humanos en México fue tema de la agenda nacional. A partir de entonces se firmaron acuerdos, convenciones, pactos y se dio reconocimientos a una serie de organismos internacionales en materia.
Gracias al ejercicio que los organismos civiles de los años ochenta impulsaron para llevar el discurso y la practica de la cultura por el respeto a los derechos humanos en México, es que se obligo al Estado a tratar en su agenda dicho tema.
Por estas circunstancias ayer, Alejandro Poiré Romero secretario de gobernación encabezó ayer la ceremonia de reconocimiento de culpabilidad del Estado mexicano por el ataque sexual sufrido por la indígena meph’aa Valentina Rosendo Cantú en 2002 a manos de efectivos del Ejército mexicano. En aquel momento las instancias judiciales no cumplieron con su papel protector y defensor de los ciudadanos, Valentina no encontró justicia en su país y tuvo que ir fuera de su patria para encontrar eco de su dolor apoyada por el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, fue así que la Corte Interamericana de Derechos Humanos falló contra el Estado Mexicano y gracias a ello ayer el Estado Mexicano tuvo que reconocer su error. Tarde, tan solo diez años tarde.
Sirva el antecedente para no perder la memoria y sirva también de reconocimiento a los organismos civiles que promueven la defensa de los derechos humanos en México. Sirva también a los mexicanos  para luchar por sus derechos y para evitar que las disculpas no sean un a constante de las autoridades por el incumplimiento de sus obligaciones.
Para la desmemoria: no olvidemos que hace un año fue asesinada Marisela Escobedo Ortiz afuera del palacio de gobierno de Chihuahua. ¿Pasaran otros 10 años para reconocer la impunidad y negligencia de las autoridades sobre este tema?
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

miércoles, 14 de diciembre de 2011

OLVIDO Y PERDÓN



La desmemoria es tan cruel, que te va matando lentamente como la enfermedad más letal

Los hombres en estado de naturaleza no pueden disfrutar en paz y con seguridad de su derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad porque en el estado de naturaleza falta: una ley fija, ordenada, reconocida y aceptada por todos mediante acuerdo general para decidir en controversias entre ellos.
Si ese fue un debate que teóricamente ya rebasamos ¿Por qué los últimos acontecimientos en Coahuila con robo en poblado de Moreira se repiten? ¿Por qué a pesar de las pruebas irrefutables de actos de represión y corrupción de Ulises Ruiz en Oaxaca no irá a prisión? ¿Por qué se agotan los recursos públicos en el Congreso de Jalisco y no hay para agua, jabón o papel higiénico en los baños, mucho menos para pagar el salario a tiempo a sus empleados y no caen los responsables? ¿Por qué el derecho a pedir acceso a la educación y a manifestarse libremente termina en asesinato en Guerrero? ¿Por qué a pesar de la brutal represión en San Salvador Atenco, de los golpes, violaciones y feminicidios en el Estado de México, su exgobernador ahora pretender ser presidente? ¿Por qué quien habita en Los Pinos quiso colocar a su hermana como gobernadora de su estado natal?
Dice Kersting que:
La filosofía política del contrato social estaba caracterizada originalmente por el planteamiento de la legitimación del dominio. El contractualismo de los siglos XVII y XVIII es un contractualismo filosófico-estatal que emplea el contrato para la justificación incondicionada y, en el tiempo posterior a Hobbes, para la justificación o legitimación cualificada del dominio estatal. (Filosofía política del contractualismo moderno)
Si bien es cierto que este contrato cualifica el dominio estatal, también es cierto que este dominio transformado en legitimación, no le da -a quienes detentan el poder político- la capacidad de actuar de forma canalla contra sus gobernados.
El contractualismo parte de la presuposición de que las figuras jurídicas bastan para bosquejar el modelo de legitimación de una sociedad bien ordenada. El contrato ofrece la única posibilidad de la constitución de dominio que concuerda con el derecho de libertad de cada cual.
En su contrato social el individuo está total­mente integrado en la comunidad, no sólo debe respetar las leyes sino pedir que se cumplan; es este el gran alcance de la aliena­ción del contrato social.
Por ello, desdén por el derecho y los intereses de los individuos, resultan una burla que debe castigarse con ley, pero también con la memoria del voto. No es perdonable, ni se puede excusar a quienes detentando el poder político que los ciudadanos le entregaron abusaron no solo de él sino quienes reprimieron a los disidentes.
No es perdonable que quienes construyeron inmensos patrimonios personales, e hicieron el cochinito para la campaña presidencial, ahora busquen justificar su ignorancia arrogante; oculten su miseria humana disfrazado de discurso de cambio, aludan que van .ahora sí- por la construcción de un México mejor, y que a su vez pretendan darle a la mujer un papel secundario, etiquetarla y guardarla hasta la jornada electoral o cuando haga falta.
Es reprobable también que se pretenda etiquetar a los jóvenes y a los estudiantes en el papel de revoltosos, violentos; discurso propio de los peores tiempos que este país vivió.
¿Quién que ostente uso de la razón, puede impedir que los hijos de campesinos  se manifiesten por los derechos de los campesinos? ¿Quién puede impedir que las mujeres busquen condiciones mejores para vivir, cuando todos los días se les administra a discreción, con el salario, con los espacios públicos, con la educación, en el hogar, en la vida sexual, en los programas de salud, en los discursos políticos?
¿Quién puede reprimir que los mexicanos opinen que necesitamos construir un país mejor donde se respeten las leyes, se fortalezcan las instituciones, se desechen de plano las que no sirven y se creen las necesarias? ¿Quién pueden pensar, -después de  más 70 años de hegemonía política- que el México de la visión y voz de uno fue beneficio para este país? ¿Quién piensa que el futuro está en el pasado? Yo no!
Por eso es necesario que no compremos el discurso de siempre, que no caigamos a la seducción de las mismas promesas, que no nos enganchemos de la mass media para definir nuestro voto. Que no tengamos el olvido como eje rector de nuestra vida y que pensemos ingenuamente que ahora si nos cumplirán. El olvido y perdón ya no deben ser compatibles para el México que hoy requerimos.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

lunes, 12 de diciembre de 2011

¿DERECHOS HUMANOS PARA QUIÉN?




Van mal los asuntos humanos cuando queda solamente la fe en los asuntos materiales.
Marco Aurelio

Este 10 de diciembre rememoramos una vez más el nacimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La ONU promovió rendir homenaje a todos los defensores de los derechos humanos, así, en sus 63 años, la Declaración volvió a brillar y a ser clamada.  
En nuestro contexto nacional, este año se dieron reformas a la Constitución que incluye la figura de derechos humanos; esto sin duda, es un paso fundamental para la consolidación de un Estado constitucional y democrático de derecho.
No obstante, si bien es cierto que es necesario avanzar en otros rubros igual de importantes, es fundamental no minimizar que la reforma incluye no sólo el reconocimiento formal de esos derechos, sino que también está obligado a garantizar su práctica. De esta forma, con la denominación “De los derechos humanos y sus garantías” se deja atrás la vetusta denominación “Garantías individuales”.
Para quienes tuvimos la oportunidad y el privilegio de ser formados en la esfera jurídica, no sólo es una novedad, sino una necesidad que requería ser incluida en la Constitución, en el aula solo se aludía a las garantías individuales y solo los más progresistas hablaban de la necesidad de empatar nuestra legislación. La doctrina ha subrayado ya la necesidad de distinguir entre los derechos —humanos o fundamentales— y sus garantías individuales, porque una cosa es el aspecto sustantivo que se protege y otra el aspecto adjetivo o procesal con el que se ofrece protección. De esta forma la nueva redacción constitucional parte de esa elemental distinción, que nos recuerda que una cosa son los derechos y otra sus medios de tutela.
Dice la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre en su preámbulo: “Todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están por naturaleza de razón y conciencia, deben conducirse fraternalmente los unos con los otros”. 
Ahora bien, ¿Que entendemos por derechos humanos? Para ello, es necesario atender a lo que la oficina del alto comisionado para los derechos humanos de la ONU establece:
Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.
La idea anterior nos presenta un panorama amplio y que se materializa en los contextos de los estados nación a través de los tratados, el derecho internacional consuetudinario, los principios generales y otras fuentes del derecho internacional.
En esta ámbito, es necesario rescatar la idea de que el derecho internacional de los derechos humanos establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, o de abstenerse de actuar de determinada forma en otras, a fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos. 
La reforma de junio de 2011 incluye una modificación a la denominación del Capítulo Primero del Título Primero; y tiene una especial relevancia la reforma al primero y quinto párrafos del artículo 1º, que dicen:
Artículo 1o. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.
(…)
(…)
(…)
Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

Los subrayados son míos y pretendo llamar la atención sobre ello porque la Constitución que todos gozaremos de los derechos humanos; que no pueden discriminarnos por nuestras opiniones, como hizo el sr. Calderón contra quienes se atrevieron a ejercer su derechos a recurrir a los tribunales internacionales para solicitar se le enjuicie. De esta forma en su papel de Santísima Trinidad: como panista, como “presidente” y como padre de familia, amenaza y dice que buscara los cauces legales para proceder contra quienes ejercen sus derechos. Si Calderón se enoja porque alguien ejerce sus derechos entonces ¿derechos humanos para quién?
Y surgen así, voces como las del dictadorcito parlamentario de la Cámara de diputados, Chuayffet Chemor, que respaldan la amenaza de Calderón, escudado bajo el pretexto de que tiene derecho a defenderse; y olvidarse de su investidura- digo yo- entonces ¿derechos humanos para quién?
Por cierto, mientras eso pasa y conmemoramos un año más de la Declaración de los Derechos Humanos, un activista social más cae abatido, como consecuencia de esta “guerra que no es guerra”; Trinidad de la Cruz Crisóstomo, de 72 años quien promovía una consulta con la que se determinaría la postura de la comunidad en las negociaciones con la Secretaría de la Reforma Agraria y el gobierno estatal por el conflicto de tierras con pequeños propietarios de La Placita.  Trinidad cayó porque la escoltada de la Policía Federal abandono la caravana “mejor nos llaman cuando vayan de regreso”. A pesar de medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en septiembre y julio de 2010, donde se pide al Estado mexicano brindar protección a los habitantes de Ostula. Entonces ¿derechos humanos para quién?
Estos últimos ataques contra activistas sociales en el sexenio calderonistas, me regresan a los años del salinato, en los que la caída de dirigentes regionales sociales y políticos fueron una práctica de convencimiento de un gobierno hegemónico -propio de las mafias-  plata o plomo.
Para cerrar, pregunta para Enrique PENA ¿Quién dijo “los derechos humanos son para los humanos y no para las ratas?. Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

viernes, 9 de diciembre de 2011

FRACASADOS



Hay hombres que no suben después de caer
Arthur Miller

El termino fracaso viene de fracasar. En un contexto se puede decir que es la falta de éxito o la obtención de un resultado adverso, en tal sentido si fracasar es no tener éxito, entonces, lo que estamos contemplando en la contienda interna del PAN por presidencia de la república, es una disputa entre fracasados.
Cierto es que a nadie le gusta fracasar, muchos más por miedo que por capacidad tienden a fracasar y se quedan ahí, desarrollan un perfil de víctima que reproducen una y otra vez.
Así, en lo que fue el tercer y último foro entre aspirantes panistas en la sede nacional, la señora Chepina Vázquez Mota y Don Cordero se tundieron sin límite. El que inicio las acusaciones fue Cordero, quien dijo a Vázquez Mota que como coordinadora del PAN en la Cámara de Diputados, no pudo aprobar reformas prioritarias. Y como adelantándose a la posible respuesta de Chepina antepuso que si el pretexto fue que no tenían mayoría, “en el Senado sin tenerla, sí pudieron”.
Luego Cordero- de 43 años-  retó a sus dos interlocutores: “Hay que ser congruentes decir lo mismo en público que en privado, y actuar”. Pidió transparentar las finanzas de las coordinaciones en Cámara de Diputados y Senado, -cargos ocupados por Josefina y Creel- convocó: “El buen juez por su casa empieza, prediquemos con el ejemplo”.
La exsecretaria de educación presumió sus cifras de reducción de la pobreza como titular de Sedesol, -espacio ocupado por Cordero-, y dijo que ella redujo la pobreza extrema de 23 a 14 millones.
Así lo que había parecido un día de campo azul en los foros anteriores, pasaron a un cierre vertiginoso lleno de acusaciones entre los dos principales disputantes panistas.
Doña Chepina - que cuenta ya con 50 años- en entrevista posterior sostuvo como poco afortunado que su contendiente haya enfocado sus baterías contra la bancada de su propio partido, la cual le ayudó incansablemente a sacar los presupuestos.  
La Diplomada de Ideas e Instituciones por ITAM, recordó cuando al discutir el Presupuesto Federal de Egresos, Cordero -entonces secretario de Hacienda- le advirtió: “si nos tumban este rubro, nos va a ir muy mal”. La egresada del Programa de Perfeccionamiento Directivo D-1 en IPADE, dijo aprobado el presupuesto Cordero le llamo para decirle: “me salvaste, me salvaste la vida. Salvamos ya ésta. Felicidades a toda la bancada y a ti por este gran trabajo”.
Por el mismo medio- entrevista-  Cordero reviró: Josefina miente. En aquellas llamadas, yo jamás le hablé para decirle que “me había salvado el pellejo y que le debía una”. De ninguna manera fue así. Este es un tema de credibilidad y de carácter. No es la primera vez que hace declaraciones erróneas sobre llamadas telefónicas.
De esta forma mientras los dos punteros se enredaban en acusaciones de fracasos, Santiago Creel – de 57 años-  jugó al fracaso por omisión; ya que al no querer involucrarse en el debate fracasó nuevamente en su intento por posesionarse. Creel estaba obligado a obtener mejores resultados, ya que es el panista con más carrera de los tres contendientes, pero todo indica que al igual que con Fox, Creel se volverá a quedarse en el camino.
Lo cierto es que, ante las acusaciones de fracaso de los contendientes panistas, de forma indirecta han posesionado al sexenio de su exjefe el señor Calderón Hinojosa, como un sexenio de fracasos y como fracasado en sí mismo, ya que llevo a su gabinete a dos fracasados – aludiendo a las propias acusaciones que se han hecho estos panistas- que hoy buscan ser quienes representen al PAN en la contienda del próximo año.
De esta forma, parece ser que los contendientes panistas no han entendido que se puede tener un debate serio pero duro, lleno de propuestas programáticas pero apegadas a la realidad; reconocer lo que ha sido efectivo sin dejar de criticar a Calderón; lamentable porque mientras los panistas juegan a niñerías, olvidan que “el futuro no está en el pasado”.
Será acaso que los contendientes panistas aprendieron muy bien- quizá sacado de algún curso de autoestima de doña chepina- la idea de que:
 “no es que seas fracasado, sino que todavía no tuviste éxito; que hayas fracaso no significa que no lograste nada...significa, que aprendiste algo. Que hayas fracaso, no significa que actuaste como un necio, significa, que no tuviste mucha fe. Que hayas fracaso, no significa que sufriste descrédito, significa, que estuviste dispuesto a probar. Que hayas fracaso,  no es sinónimo de falta de capacidad, significa, que debes hacer las cosas, de distinta manera. Que hayas fracaso, no significa que eres inferior, significa, que no eres perfecto. Que hayas fracaso, no significa que perdiste tu vida, significa, que tienes buenas razones para empezar de nuevo. Que hayas fracaso, no significa que tengas que echarte atrás, significa, que tienes que luchar con mayor ahínco. Que hayas fracaso,  no significa que jamás lograrás tus metas, significa, que tardarás un poco más en alcanzarlas. Que hayas fracaso, no significa que Dios te haya abandonado, significa, que él tiene una idea mejor para vos. Fracaso es sinónimo de no haber intentado...
Al menos Creel podrá usar en su descargo esta última parte, ya que no se le podría imputar que no lo haya intentado, esta es su segunda lucha por la candidatura presidencial, pero los resultados serán los mismos.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

miércoles, 7 de diciembre de 2011

SIMPLE RENUNCIA



El hombre sabio no debe abstenerse de participar en el gobierno del Estado, pues es un delito renunciar a ser útil a los necesitados y una cobardía ceder el paso a los indignos
Epicteto
Renuncia es el acto jurídico unilateral por el cual el titular de un derecho abdica al mismo, sin beneficiario determinado. Es un acto jurídico unilateral porque necesita sólo la voluntad de su autor para ser eficaz, y no la voluntad concurrente de dos o más partes. Existen casos de cargos que son irrenunciables como es el caso de los representantes populares.
La RAE concede 3 acepciones a la palabra  renuncia.
1. f. Acción de renunciar.
2. f. Instrumento o documento que contiene la renuncia.
3. f. Dimisión o dejación voluntaria de algo que se posee, o del derecho a ello.
Una característica importante es que es abstracta, es decir, es irrelevante la causa que lleva a la renuncia del derecho. Aunque generalmente siempre se esgrime alguna razón justificada o no, para acompañar esa renuncia.
En la constitución Mexicana la palabra renuncia se encuentra enumerada en varias ocasiones, pero lo que me interesa citar son las referidas a los representantes populares; de tal forma que el artículo 63 párrafo segundo refiere: “Se entiende también que los diputados o senadores que falten diez días consecutivos, sin causa justificada o sin previa licencia del presidente de su respectiva Cámara, con la cual se dará conocimiento a ésta, renuncian a concurrir hasta el período inmediato, llamándose desde luego a los suplentes.”
 La misma Carta magna en su sesión III, titulado de las facultades del Congreso, señala en su artículo 73: “El Congreso tiene facultad: XXVII. Para aceptar la renuncia del cargo de Presidente de la República.”
El Artículo 76 respectivo establece: “Son facultades exclusivas del Senado: VIII. Designar a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de entre la terna que someta a su consideración el Presidente de la República, así como otorgar o negar su aprobación a las solicitudes de licencia o renuncia de los mismos, que le someta dicho funcionario;”
Respecto del Poder Ejecutivo la Constitución manifiesta Artículo 86. “El cargo de Presidente de la República sólo es renunciable por causa grave, que calificará el Congreso de la Unión, ante el que se presentará la renuncia.” Artículo 89. Las facultades y obligaciones del Presidente, son las siguientes: XVIII. Presentar a consideración del Senado, la terna para la designación de Ministros de la Suprema Corte de Justicia y someter sus licencias y renuncias a la aprobación del propio Senado;”
Sobre el poder Judicial el artículo 98 fracción tercera señala: “Las renuncias de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia solamente procederán por causas graves; serán sometidas al Ejecutivo y, si éste las acepta, las enviará para su aprobación al Senado.” El artículo 99 párrafo doce: Los Magistrados Electorales que integren la Sala Superior deberán satisfacer los requisitos que establezca la ley, que no podrán ser menores a los que se exigen para ser Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y durarán en su encargo nueve años improrrogables. Las renuncias, ausencias y licencias de los Magistrados Electorales de la Sala Superior serán tramitadas, cubiertas y otorgadas por dicha Sala, según corresponda, en los términos del artículo 98 de esta Constitución.
El artículo 122 que toca la naturaleza jurídica del Distrito Federal refiere respecto del Jefe de gobierno en su base segunda fracción primera comenta lo siguiente: “En caso de falta absoluta, por renuncia o cualquier otra causa, la Asamblea Legislativa designará a un sustituto que termine el encargo. La renuncia del Jefe de Gobierno del Distrito Federal sólo podrá aceptarse por causas graves. Las licencias al cargo se regularán en el propio Estatuto.
Pero si ese es el caso de los representantes populares y de la forma de cómo estos poderes Cámara de diputados y senadores resuelven la renuncia de titular del poder Ejecutivo y de miembros del poder Judicial; como entender las renuncias de los dirigentes de partidos políticos, como una renuncia política con carácter moral que no tiene ninguna consecuencia jurídica más allá de la que corresponde a la normativa interna de su propio partido.
Esperemos que tras la renuncia de Humberto Moreira siga la investigación de lo que paso con el adeudamiento de las arcas de Coahuila, solo así entenderemos que su renuncia le sea útil al país, de lo contrario su renuncia es intrascendente para la sociedad mexicana.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

lunes, 5 de diciembre de 2011

LA INOPIA DE PEÑA



"Y cuando despertó, el dinosaurio seguía ignorante"

Dice Hermann Hesse que "Los libros sólo tienen valor cuando conducen a la vida y le son útiles." Y esa expresión puede ser un atentado contra lo que ocurrió el pasado sábado 03 de diciembre en la FIL de Guadalajara; espacio donde entre en sudor y el Chanel; entre la mezclilla y los sacos de poliéster; entre los relojes de marca y las corbatas de Milano; entre incultos y acarreados por su fanatismo; entre trajeados y escotadas, ignorantes ell@s en su mayoría; se presentó algo que en realidad no le quitaba el sueño a nadie, una "conferencia magistral".
Aquello parecía una reunión entre "ex", exgobernadores, exdiputados, exdirigentes, exrectores. Era una escena como en los momentos del carro completo; cual si vivieran en los tiempos del "a sus órdenes señor presidente". El salón Juan Rulfo de la FIL servía para exponer una vez más, lo que he venido sosteniendo desde mucho tiempo atrás, "el futuro, no está en el pasado".
Y es que muy al estilo padillesco, -el de los hermanos Raúl y José Trinidad - decidió el mayor -Raúl- montar un show en "Su FIL" para proyectar a su hermanito -Trino- que tiene entre sus aspiraciones electorales, ser candidato de su partido -el PRI- a la gubernatura de Jalisco el próximo año; y no había mejor momento que sentarlo junto a otro aspirante: Enrique Peña.
Fue así que mientras adentro se ejercía la reptilia política con el "candidato" -de facto-, afuera se practicaba la gallardía de la humillación; ser un priísta del montón, sin capacidad ni fueros, sin influencia o contactos para estar adentro aunque fuera de pie. Sin posibilidad de ver de cerca al hombre, que según ellos, será presidente de México
Era la resurrección de lo que estaba a punto de morir pero que amenaza con vitalidad: el retorno de la amenaza tricolor, que anuncia que regresa por la presidencia.
Así, mientras afuera los bochornos y la combinación de olores se presentaban los unos a los otros, adentro finalmente se escuchaba la solemne voz que anunciaba el inicio.
Pero ¿Cuándo? ¿A qué hora había pasado? ¿Cómo había entrado el “candidato”? Y es que el candidato Pena Nieto (sí, con N) en su papel de vedette -aprendido quizá de alguna telenovela- decidió entrar por la parte trasera del salón. Sí, pues como juntarse con la chusma tapatía, sudorosa, pestilente, sucia, que había pagado 20 pesos para entrar a la FIL y ha llegado en camión para verlo; o como dejarse saludar por los priístas perdedores que han caído una y otra vez frente al PAN, que hoy gobierna Jalisco ... nunca!!! Pues ni que fuera un mitin, es la presentación de una " Conferencia Magistral" que tiene como base "su libro"; y no de cualquier libro, sino de uno que recoge las mentiras dictadas por más de 70 años a los mexicanos: “alcanzar el México que todos queremos y soñamos”; "construir un Estado eficaz”; “mantener nuestra estabilidad económica”; las mentiras que solo cambian de voz, las del “estoy convencido que México y las nuevas generaciones tenemos la gran oportunidad de demostrar que sí se puede tener un México próspero”.
Así, entre aplausos de bienvenida y despedida, con un auditorio ad hoc, hubiera sido suficiente - era una presencia que nos recordaba que "entre priístas podrán destrozarse pero jamás se harán daño"- pero no, la soberbia se impuso a la mesura, a la hipocresía a la honestidad; la ignorancia a la decencia; la serenidad al show; y fue así que se decidió organizar una conferencia de prensa con "el candidato". ¿Para qué? Pues para exponer sus miserias intelectuales, su poca talla lectora, su incapacidad para ser él mismo ante un auditorio ya no de aduladores, sino de comunicadores que haciendo su papel, preguntaron.
Casi cinco minutos le bastaron a Pena Nieto, para degollar lo que cierta mass media se empeña falsamente en construir de él; ese es el verdadero Enrique, al que no le prepararon el sketch de la semana anterior donde presento su libro; el que no puede controlar a la prensa internacional que lo cuestiona, y el que  intentó recordar nombres de libros, de autores una y otra vez, pero no lo logró, con la cara derrotada tuvo que pedir ayuda de la gente.
La pregunta que detono fue “(…) y la última es más fácil… en el marco de la feria del libro ¿cuáles libros han marcado su vida personal y política, tres autores o tres libros son los que más han influido en usted, gracias?”
“¿Cuáles son las lecturas que han marcado mi vida? Pues he leído varias, desde novelas, que me gustaron en lo particular, difícilmente me acuerdo del título hasta de los libros. La Biblia es uno, la Biblia en algún momento de mi vida y algunos pasajes bíblicos, no me leí toda la Biblia, pero sí algunas partes de la Biblia, sin duda en alguna etapa de vida fue importante, sobre todo en la etapa de la adolescencia”
Si la adolescencia de Pena Nieto fue rodeada por lecturas de la biblia no puso en práctica sus enseñanzas, o a lo mejor no leyó el Éxodo en sus diez mandamientos. Y su mensaje a la iglesia no resulto del todo efectivo.
Así mientras él trastabillaba, su acompañante Trino Padilla, se mostraba nervioso, sudando, jugaba con una pluma, se rascaba la oreja, se tocaba la nariz, no sabía cómo sacar del embrollo a su candidato, su hermano Raúl lo regañaría. Las carcajadas ante la ignorancia no pudieron evitarse.
“La verdad es que cuando leo libros, me pasa que luego no registro del todo el título, me centro más en la lectura, pero más o menos te da una idea de los libros que he leído" fue la mejor forma de enfrentar una pregunta fácil.
Y así, mientras los mexicanos fuimos testigos de su pequeñez intelectual; de la barbarie deslenguada de quien pretende gobernar al país; de la grotesca comparación entre autores; de su limitada capacidad de lenguaje; de la simulación y cinismo como práctica diaria. Un periódico local, el informador, titula una nota " Peña Nieto atesta auditorio de la FIL" en el que Fabián Ramírez describe como en cuento de hadas, la presencia del priísta en la feria.
Esta es la forma de como los medios- algunos-  pretenden tomar como tontos a sus lectores y proteger a toda costa, como en los viejos tiempos la realidad. Horas más tarde, tras darse cuenta de su confusión, Pena Nieto escribió en su cuenta de Twitter  “La Presidencia Imperial de E Krauze y La Silla del Águila de C Fuentes, dos libros que disfruté leer y hoy confundí. Se los recomiendo”. De esta forma Pena Nieto parece que lleva muy en mente aquella frase que dice: "Los libros son para los pobres, que no tienen dinero para ir al cine." Ese es el presidente que algunos se empeñan en sentar en la silla del águila, allá ellos.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

viernes, 2 de diciembre de 2011

FELIPE, EL QUINTO MALO



El tiempo saca a luz todo lo que está oculto y encubre y esconde lo que ahora brilla con el más grande esplendor.
Quinto Horacio Flaco

Según el folclore mexicano, hemos aprendido que no hay quinto malo, pero la verdad es que el Sr. Felipe Calderón nos ha demostrado lo contrario; él mismo se ha encargado de hacer un balance de su gestión. Veamos que dijo en su discurso ayer en Ocampo de Durango:
“Nos ha tocado vivir la peor crisis económica mundial que le haya tocado vivir a una generación. Es la primera vez que no tenemos una crisis económica que haya nacido aquí. La última hasta nombre le puso México, se acuerdan, le llamaron la crisis del tequila, porque había empezado en México.”
“Y luego qué nos pasó. Vino el virus de la influenza. Cuándo se ha visto que salga un virus nuevo que no se conocía en el mundo. Aquí, precisamente, en México, para colmo, en la ciudad más poblada del mundo, que es la Ciudad de México. Luego, ahora, la peor sequía. Un poco son como las plagas de Israel, las plagas de Egipto”.
Y creo, amigas y amigos, que lo importante es no arriesgarse. Lo importante es no arriesgarse, Dios sabe por qué hace las cosas y, también, Dios sabe por qué nos llama a cada una o a cada uno de nosotros a enfrentar determinadas circunstancias.
¿Que quiso transmitir a los asistentes al acto de ayer el sr. Calderón? Que le ha ido muy bien o de plano que vivimos en un país desgraciado y poblado de malditos. Su referencia a “las plagas de Israel, las plagas de Egipto” tiene una connotación religiosa que sorprende.
A don Felipe, el quinto no le ha salido bien, muy al contrario ha sido malo. Quizá por ello se le olvido compartir que hasta enero de 2010, había 2 millones 761 mil 360 personas estaban desempleadas en México, es decir, la desocupación en México se incrementó 79 por ciento, comparada con la cifra que tuvo en diciembre de 2006. Según el analista económico de El Colef, Alejandro Díaz Bautista.
El autodenominado presidente del empleo, omitió decir, que los trabajadores que encontraron en el subempleo una oportunidad de un ingreso son los de mayor preparación académica y que representan el 58.1% de las personas ocupadas.
En su discurso de ayer continúa en su intervención, como haciendo su propio balance:
Se me olvidaba. Nos ha tocado enfrentar, también, al peor flagelo que ha visto México en mucho tiempo, que es la violencia y la ferocidad de los criminales. Nunca habían sido tan agresivos, tan despiadados, tan ofensivos con la gente como ahora. 
Pero en esa intervención, al señor Felipe Calderón se le olvidó mencionar que son las mujeres las principales víctimas de la “guerra que no es guerra” y que solo de enero del 2009 a junio de 2010, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio contabilizó en 18 estados de la república 1728 asesinatos violentos de mujeres. Que el 75% de los jóvenes que no tienen acceso a la educación y al trabajo y, cuando lo consiguen, es en la precarización absoluta son mujeres.
En su autocomplacencia don Felipe expresa:
Hoy leí, esta mañana, la nota de un periódico, que hacían una encuesta, y a pesar de todos los problemas, a pesar de lo que ha sufrido la gente con lo que he platicado, aún contamos con un 64 por ciento de apoyo de la gente a nivel nacional, lo cual yo lo agradezco con mucho, mucho afecto y con mucho aprecio.
Si nos remontamos a la época estudiantil el 6 es pasar de “panzazo” ¿De verdad el señor Calderón está feliz de tener un 6 de aprobación? Y que los mexicanos estén pidiendo que lo mejor sea que termine el sexenio. Insisto, ¿Ya no le importa su apellido, se siente feliz con un 6?
Ya que andamos en números y en las épocas estudiantiles, veamos el tema de la educación. Según datos de la SEP en educación superior 22 estados no superan 30 por ciento de cobertura y sólo en 10 entidades existe un acceso de 30 por ciento o más en el nivel profesional. Las entidades son: Distrito Federal, 50.2%; Nuevo León, 35.7%; Sonora, 35.6 %; Sinaloa, 34.8 %; Nayarit, 33.8 %; Tamaulipas, 32.7 %; Colima, 30.9 %; Aguascalientes, 30.8 %; Coahuila, 30.6 % y Tabasco, 30.5 %.
Los estados con cobertura más bajos son: Quintana Roo, 14.6 5 %; Chiapas, 16.2 %; Guanajuato, 18.4 %; Oaxaca, 19.1 %; estado de México, 19.4 % y Guerrero, 19.5 %. Felipe no quiso compartir que el yerno de Elba Esther fue el subsecretario operario en la SEP y que ahora busca una senaduría.
Estos sólo son algunos temas del periodo del señor Calderón, pero no quisiera concluir sin referir el cierre de autobalance que el michoacano hizo ayer:
También, agradezco, amigas y amigos, agradezco mucho a la gente que me apoya. También, agradezco a la gente que no me apoya, a quien puedan ser mis adversarios, porque me obligan a mantenerme atento, alerta y a no bajar la guardia.
Y eso me permite estar de pie, de frente, echado para adelante y gracias a ellos, y a lo mejor algunos no quisieron que durara ni un día en la Presidencia, ya llevamos cinco y vamos por el que resta, por el sexto, que va a ser el del cierre y el fuerte.
 ¿La expresión “el sexto, que va a ser el del cierre y el fuerte” es para tomar previsiones o para reírnos? Pido al lector haga una interpretación latu sensu de las palabras de Felipe, el quinto malo. Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...