viernes, 20 de diciembre de 2013

2013, NO! DESMEMORIA



"La memoria es el único paraíso del que no podemos ser expulsados."
Johann Paul Friedrich Richter

Tener memoria, saber que ha ocurrido, es una de las actividades que debemos ejercitar diariamente, solo así, es posible cambiar al país. En las siguientes líneas quiero recuperar lo que vivimos en este 2013 que termina ya.
Justamente hace un año la portada del periódico la jornada titulaba: “Juez: culpables, los 18 mexicanos del caso Televisa”; por aquello de la narco caravana detenida en Nicaragua donde la autoridad judicial los declaraba culpables de lavado de dinero, crimen organizado y tráfico de drogas.
La foto de aquella ocasión era Elba Esther y un café Starbucks.. ¡ahh!, y también Juan Díaz de la Torre, secretario general del SNTE, en conferencia de prensa ofrecida la noche anterior como reacción a la aprobación de la reforma educativa en la Cámara de Diputados. Gordillo declaraba en esas fechas “no aceptará ninguna medida que lesione los derechos del magisterio. Y advirtió: “Si soy yo la que está estorbando, hagan de mí lo que quieran, pero contra los maestros no. Sólo ellos decidirán si quieren que me quede o me vaya”. Meses más tarde le tomarían la palabra y seria detenida.
Llegaba enero de este año y MORENA formalizaba su solicitud para ser partido político; también salió a la luz pública que Wal-Mart hacia uso sistemático de millones de dólares en sobornos para evadir leyes y normas, y acelerar permisos en la construcción de tiendas en por lo menos 19 zonas en México. Finalmente nos enterábamos que Calderón se iba de estancia a Harvard.
Febrero nos sorprendía con un estallido seguido de una onda expansiva que causó pánico entre miles de trabajadores de los edificios de Pemex en la ciudad de México ¿Se acuerdan? La versión oficial de lo sucedido fue la de un corto circuito. Pero la verdad ¿Hasta cuándo la sabremos? ¿Era la bienvenida de Enrique Peña o algún mensaje? Finalmente fue el mes en que la PGR detuvo a Elba Esther Gordillo Morales por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) que superan los 2 mil millones de pesos.
Aunque no ocurrió en el país, marzo nos sorprendió con la muerte de Hugo Chávez, entonces presidente de Venezuela a la edad de 58 años. De igual forma sorprendente fue la elección del primer papa latinoamericano, el argentino Jorge Mario Bergoglio quien eligió el nombre de “Francisco”.
Cuando llegamos al mes de abril, se da un dato demoledor ¡casi 5 millones de viviendas abandonadas en todo el país!; las razones, fallas estructurales en la edificación, problemas por créditos hipotecarios impagables, asentamientos realizados en zonas de alto riesgo ambiental, mala planificación de obras, falta de servicios, así como inseguridad.
Mayo un golpe al bolsillo de los mexicanos, pues subió hasta 400% el precio del tomate; el kilo de huevo, 20%. Gustavo Madero destituyó a Ernesto Cordero  de la coordinación de los senadores del PAN. Una gran pérdida para el país, fue la muerte de Arnoldo Martínez Verdugo a los 88 años.  Fuera del territorio nacional un tribunal de Guatemala declaró al ex dictador Efraín Ríos Montt culpable de genocidio y crímenes de lesa humanidad y lo condenó a 80 años de prisión.
En junio Andrés Granier Melo llego a México proveniente de Miami y sostuvo “vengo a cumplir mi palabra. Vengo a hacer las declaraciones pertinentes; no tengo por qué huir y estoy dispuesto a aclarar todo”. Para la numeralia, el INEGI reveló que la cúspide de la pirámide social mexicana está integrada por un millón 340 mil personas de clase alta, 1.7 %; en tanto que su base está constituida por 66.4 millones que representan 59.1%.
Cuando llegamos a julio nos enteramos que México está entre los países espiados por EU de acuerdo con revelaciones de Snowden. Por otra parte y finalmente un acuerdo del gobierno y el SME permitirá la jubilación a más de mil 300 ex electricistas. Además más de 30 millones de personas de 14 estados del país, acudieron a las urnas para elegir un total de mil 374 espacios de representación popular.
Para agosto un dato alarmante más construía un escenario pesimista para el futuro del país, la deuda total del sector público mexicano llegó a 6 billones 62 mil millones de pesos -en junio de 2013-, equivalente a 38.07 por ciento del producto interno bruto (PIB), según datos de Hacienda y Crédito Público. Para sumar al pesimismo, luego de 28 años de prisión por el asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena, Rafael Caro Quintero abandonó el reclusorio preventivo de Guadalajara. Ahora la DEA y el gobierno mexicano lo buscan.
Septiembre de movilizaciones en contra de la reforma petrolera y la imposición de los intereses del Pacto por México, marcaron la actividad social y política del mes; a eso hay que sumar la tragedia en Guerrero por los embates de los huracanes.
La numeralia estuvo socorrida en este año, pues en el mes de octubre la Encuesta nacional de seguridad pública urbana, elaborada por el INEGI demuestran que dos de cada tres personas en el país consideran que la vida en su ciudad de residencia es insegura. También atestiguamos como el poder de la mass media no tiene límite, ya que por medio del Club América, Televisa se apodera de la selección Nacional de fútbol.
En Noviembre al menos una buena noticia, después de 13 años de permanecer encarcelado injustamente el profesor Alberto Patishtán Gómez finalmente obtuvo su libertad. Por otra parte, nos enteramos que el gobierno de Peña no ejerció $28 mil millones. Para más numeralia, terrible dato el que aporta la relatora de la ONU, que sostiene que el 47% de las mujeres mexicanas ha sufrido violencia que va de la emocional, económica, hasta la física o sexual.
Cerramos el año con diciembre que nos trasladado a los peores tiempos del congreso mexicano, pues la alianza PRI-PAN y sus minialiados “plancharon”  primero la reforma política y luego la energética, aprovechando la actitud mediocre, desidiologizada y limitada del PRD de los chuchos. Un mes donde conocimos a los 10 más corruptos de México; un mes donde en el momento más relevante para la defensa del petróleo AMLO desapareció.
En fin, un año que termina con datos que no debemos olvidar, que debemos tener presente para recuperar la memoria colectiva, para defender  al país y fortalecer el ejercicio de la conciencia cívica para cambiar el país y construir una patria para todos.

Por hoy es todo, nos leemos en 2014. Felices fiestas y Carpe diem.
Leer más...

martes, 17 de diciembre de 2013

REFORMAS ESTRUCTURALES




 “Ahora resulta, que las reformas estructurales son tan eficientes que de un plumazo, nos quitan soberanía, libertad e independencia, y todavía tenemos que agradecer por ellas”.

 En mi anterior columna ¿QUÉ SIGUE? (http://bit.ly/19HdHX2) sostuve que “Desde principios de los años ochenta, con la llegada de los neoliberales al poder, la generación nacida en los años setenta ha sido la más afectada con las reformas estructurales que el país vive.”
Estas reformas estructurales (reformas al andamiaje de la Constitución, a petición o por sugerencia de los organismos internacionales) han sido operadas fundamentalmente por el PRI; pues aunque en los doce años del PAN se pretendió impulsarlas, no consiguió los apoyos necesarios.
Un dato relevante para entender las reformas estructurales es comprender cuales ha vivido el país. Trejo Ramírez y Andrade Robles -Evolución y desarrollo de las reformas estructurales en México (1982-2012)- hablan de las tres generaciones de reformas estructurales. Y las sitúan de la siguiente manera: las de primera generación, que se ubican de 1984 a 1994; las de segunda generación, que van de 1996 a 2006; y las de tercera generación, son las que se acaban de aprobar y las que están pendientes.
La primera generación, tuvo como objetivo “estabilizar la economía e impulsarla hacia el crecimiento, lo cual implicó en un primer momento promover cambios importantes en el papel que el Estado había jugado”. Es decir, una menor participación del Estado en la economía y dejar libre el paso al capital privado nacional e internacional. Recuerdan estos famosos pactos: Programa Inmediato de Reordenación Económica (PIRE); Programa Extendido de Reordenación Económica (PERE); Programa de Aliento y Crecimiento (PAC); Pacto de Solidaridad Económica (PSE) y Pacto para la Estabilidad y el Crecimiento Económico (PECE).
Las de segunda generación, pretendieron continuar “manteniendo” el crecimiento económico sostenido a largo plazo, para ello se profundizó la apertura comercial, para ello se formaron tratados comerciales, el famoso TLC. Y sostienen Trejo Ramírez y Andrade Robles, para apuntalar dichas reformas se firmaron programas a corto plazo entre ellos “–Pacto para el Bienestar, la Estabilidad y el Crecimiento (PBEC); Acuerdo de Unidad Para Superar la Emergencia Económica (AUSEE); Programa para Reforzar el Acuerdo de Emergencia Económica (PARAUSEE)-“.
Las de tercera generación, son las que se acaban de aprobar, ahora con el regreso del Revolucionario Institucional se desempolvan los viejos proyectos para “modernizar al país”. Las reformas que integran dicho cóctel neoliberal son las ya aprobadas: la reforma laboral, la fiscal, la educativa y la energética.
Pero parece que la historia no termina ahí, porque aún hay patria que vender, soberanía que entregar. La agenda legislativa del próximo año se integrará con las iniciativas de leyes reglamentarias, que las asambleas priístas y operadores de Los Pinos envíen al Congreso de la Unión para cumplimentar dichas reformas.
La reforma energética aprobada al vapor la semana anterior por el Congreso de la Unión y las legislaturas locales, no hubieran sido posible si se hubiera respetado el procedimiento legislativo; no hubiera sido posible si este país tuviera una izquierda parlamentaria digna -aclaro si hay parlamentarios dignos de su cargo- y ciudadanos que coman menos fútbol y más Constitución.


Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

viernes, 13 de diciembre de 2013

¿QUÉ SIGUE?



“Debatir con pasión, sólo habla de la importancia que tiene la palabra y la voz en la historia de la humanidad”.

Finalmente se consumó lo que muchos mexicanos temíamos que ocurriera, el binomio partidista en el Congreso de la Unión convertido en aplanadora irracional y vulnerante del proceso legislativo aprobó, como lo viene haciendo desde principios de los años noventa -cuando conviene a sus intereses- vía FastTrack la reforma en materia energética.
De muy poco sirvió el cerco al Senado de la República y el propio a la Cámara de Diputados; no basto la convocatoria de Andrés Manuel, quien inoportunamente enfermó horas antes de que iniciara la discusión de la reforma, su ausencia mediática en las redes desmovilizó a miles de mexicanos que en todo el país esperaban el llamamiento del tabasqueño.
La iniciativa de un puñado de diputados para tomar, ya no la tribuna, sino el recinto legislativo, no pudo contener a los operadores parlamentarios del neoliberalismo representados en PRI, PAN, PVEM y PNA.
Desde principios de los años ochenta, con la llegada de los neoliberales al poder, la generación nacida en los años setenta ha sido la más afectada con las reformas estructurales que el país vive. Educación, salud, empleo, seguridad, vivienda, cultura, son algunos de los factores que han borrado un futuro próspero a dicha generación.
Con los neoliberales, se abrió puerta a la iglesia, se privatizo la educación, se entregaron carreteras, teléfonos, bancos, satélites, se desapareció el ejido, se quitaron tres ceros al peso, no se reconocieron plenamente los derechos étnicos a los pueblos originarios, hasta el nombre se pretendió quitar a nuestro país. ¿Ya lo olvidaron?
De  nada sirvió la alternancia de partido en el Ejecutivo Federal de 2000 a 2012; para muy poco ha funcionado que haya más partidos en el Congreso de la Unión, cuando tres o más representan a uno mismo. Irrelevante ha sido la “autonomía” del Poder Judicial, cuando del Presidente de la República se trata.
El regreso del PRI, de los neoliberales a Los Pinos, se constituye en una amenaza a la soberanía nacional, que –hay que entenderlo de esta forma- no se refiere solo al petróleo, sino que incluye a la seguridad nacional y la seguridad alimentaria.
Muy poco queda por entregar, ya casi nada hay que repartir, lo preocupante de todo, es que esta generación a la que me referí al principio, la de los nacidos en los setenta, es que acepte ser contenida por la mass media; que permita que su educación, formación o estatus social contengan una opinión sobre la realidad nacional que el país vive.
La educación, formación o estatus social de muy poco servirá cuando ya nada sea nuestro. Ayer fueron telecomunicaciones y bancos; hoy fue el petróleo, mañana ¿Qué sigue? En defensa del petróleo se tomó el recinto, se cercó San Lázaro, pero ¿Qué sigue? El cerco a los congresos estatales, de muy poco servirá para contener la irracional aprobación de la reforma energética; porque si para ello hay que vulnerar la Constitución, la Ley Orgánica, y utilizar la violencia para reprimir manifestaciones se hará. Y sigo preguntando ¿Qué sigue? Este país vive abulia colectiva o de plano no tiene dignidad. ¿Qué sigue?

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 10 de diciembre de 2013

CORRUPCIÓN Y DERECHOS




Mientras vemos la irracional aplanadora en el Senado de la República que huye al debate e impone su mayoría, echamos de lado un informe relevante que destaca la Secretaría de la Función Pública (SFP). Dicha institución nos informa que en lo que va del sexenio que pretende mover a México, se han sancionado a más de 10 mil 500 servidores públicos.
Y es que de acuerdo con un estudio de la organización Transparencia Internacional en los últimos cuatro años, México perdió 17 lugares por los altos niveles de corrupción que se registran, ahora nuestro país se ubica en el 106 de 175, cuando en 2012 ocupaba el lugar 105. Y es que para alimentar nuestro pesimismo, el país ocupa la última posición entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
Sobre la corrupción es trascendente saber, que de acuerdo con el programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNCAD) se estima que los países en desarrollo pierden una cantidad de dinero diez veces mayor que la destinada a los programas de desarrollo social. 
Este es un dato sumamente grave, sobre todo considerando que a partir de ello se vulneran derechos humanos fundamentales de los mexicanos. Los humanos como derechos son inherentes a la persona por el simple hecho de nacer, no deben ser una concesión graciosa de ningún gobierno.
Es por ello que la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 10 de diciembre como Día de los Derechos Humanos en 1950. Este año el tema es “20 años trabajando por tus derechos”. En referencia a la Conferencia Mundial de Derechos Humanos y el establecimiento del mandato del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.
Fue en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebrada en Viena en 1993 cuando se aprobó la Declaración y el Programa de Acción de Viena, considerado como un instrumento importante, ya que fue de gran ayuda para la observancia de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y de la Declaración Universal de Derechos Humanos.
Nuestro país acaba de pasar por un debate profundo pero efímero, sobre el retroceso que hizo la Suprema Corte en esta materia, pues resolvió en septiembre pasado que con independencia de su origen -constitucional o tratado internacional-, los derechos humanos tienen el mismo rango, pero en su aplicación se deben atener a las limitaciones que establece la Carta Magna.
Como paradoja a esta resolución, la Suprema Corte ha sido galardonada con el Premio de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) 2013, de quien sostiene: “ha logrado importantes progresos en la promoción de los derechos humanos a través de sus interpretaciones y de la aplicación de la Constitución mexicana y sus obligaciones bajo el derecho internacional en la materia”. Esta es la primera ocasión en que se da un premio a una institución, que en nuestro contexto nacional ha recibido suficientes críticas.
El tema de corrupción y derechos humanos debe ser un tema que no debemos dejar de lado, pues es fundamental para seguir defendiendo a la patria, pues sin libertades, sin derechos, no hay futuro para el país.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


Leer más...

viernes, 6 de diciembre de 2013

MANDELA ¿LA VIOLENCIA COMO OPCIÓN?



En junio de este año a raíz de la hospitalización de Mandela, compartí con ustedes esta columna, hoy quiero recordar esas palabras bajo un contexto diferente, el recuerdo de Mandela y su legado después de su muerte. Hasta siempre! 

Si yo tuviera el tiempo en mis manos haría lo mismo otra vez. Lo mismo que haría cualquier hombre que se atreva a llamarse a sí mismo un hombre
Nelson Mandela

Postrado en una cama en recuperación, en lo que pudieran ser sus últimos momentos, Nelson Mandela está a punto de cumplir el próximo 18 de julio 95 años. Nacido en Mvezo, un poblado de cerca de 300 habitantes, el degustador de las piezas de Händel y Tchaikovsky descubrió muy temprano que la educación hace la diferencia, de ahí que decidió estudiar Bachillerato en Artes, en ese primer momento fue electo miembro del Consejo de Representantes Estudiantiles.
Su paso por esa representación le valió ser expulsado, por participar en una huelga estudiantil y tuvo que moverse a Johannesburgo, donde completó sus estudios de bachillerato por correspondencia en 1941. Un año más tarde se graduó como abogado en la Universidad de Witwatersrand.
El entusiasmo que Mandela había demostrado en su bachillerato lo llevo a ingresar al Congreso Nacional Africano (CNA) en 1944, movimiento que luchaba contra la opresión de los negros sudafricanos.
Cuatro años después -en 1948- llegó al poder en Sudáfrica el Partido Nacional, que institucionalizó la segregación racial creando el régimen del apartheid. Por esa razón y para combatir dicha política, Mandela decide iniciar una Campaña de desobediencia civil en 1952, - inspirando en Mahatama Gandhi- 4 años después son arrestados, esto ocurre el 5 de diciembre de 1956 y sentenciados a prisión.
Al salir de prisión promovió la aprobación de una Carta de la Libertad, en la que se plasmaba la aspiración de un Estado incluyente, multirracial, democrático e igualitario; una de sus banderas fundamentales era en el reparto de la riqueza.
La respuesta del gobierno fue crear siete bantustanes (reservas) que serían los territorios donde supuestamente se podían cumplir las exigencias, pues serian espacios independientes. La respuesta de Mandela y el CNA fueron los boicoteos, que lo llevaron a ser acusado de alta traición, juzgado y liberado por falta de pruebas en 1961.
Mientras Mandela estaba en prisión, tuvo lugar la matanza de Sharpeville, en la que la policía abrió fuego contra una multitud desarmada que protestaba contra las leyes racistas.  Este hecho convenció a los líderes del CNA de que la lucha por métodos no violentos, no era el camino. Por ello se constituyó el brazo armado del CNA, llamado la Lanza de la Nación. Este movimiento clandestino adoptó entre sus métodos de lucha el sabotaje contra instalaciones de importancia económica o de valor simbólico del imperialismo, pero excluyendo atentar contra vidas humanas.
La violencia como método de lucha para derrocar a un régimen, no duró mucho, Mandela fue descubierto y condenado a cadena perpetua en 1964. Nelson Mandela fue liberado 27 años después, en 1990 y se convirtió en el principal interlocutor para negociar el proceso de democratización del Estado Sudafricano.
Por ese hecho Mandela y De Klerk -presidente de la República por el Partido Nacional-compartieron el Premio Nobel de la Paz en 1993. Un año más tarde, en las elecciones de 1994 Mandela se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica.
Bajo su presidencia – el abogado que renunció a su derecho hereditario a ser jefe de una tribu xosa- puso en marcha la política de reconciliación nacional, y De Klerk ocupó el cargo de vicepresidente.
Las enseñanzas que Mandela aprendió tras casi tres décadas en prisión, fueron que la violencia, aunque sea el último recurso, no es la opción. Mandela llegó tras años de lucha y prisión a la presidencia, por la vía constitucional a través de los votos. Así Mandela, nos demuestra que la violencia como opción, no es camino.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.



Leer más...

martes, 3 de diciembre de 2013

REPROBADO



La educación es el pasaporte hacia el futuro, el mañana pertenece a aquellos que se preparan para él en el día de hoy.
Malcolm X

A un año de la llegada a Los Pinos del “Señor de las tarjetas” –Monex, Soriana-. Enrique Peña no ha cumplido las expectativas de los mexicanos que votaron por él, basta hablar con sus ingenuos electores para saber que siete de cada diez, están decepcionados de su primer año.
Y es que aunque en su momento defendieron el ascenso de Peña a la Silla del Águila, hoy no piensan lo mismo, su economía familiar es más complicada; luz, agua, gas, alimentos, colegiaturas e inseguridad son los rubros afectados por quienes en julio del 2012 votaron por el PRI.
Los electores de Peña, viven en la incertidumbre y no es para menos. Pero el futuro inmediato es también incierto para el país; pues de acuerdo con el informe presentado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en la edición 2012 de la prueba del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA), México obtuvo en la prueba aplicada en 2012 un total de 413 puntos en matemáticas y 424 en lectura.
La encuesta PISA se realiza cada tres años desde el 2000. En el estudio 2012 participaron 510,000 estudiantes de 15 años aproximadamente, procedentes de los 34 países de la OCDE y 31 Estados socios.
En el caso de nuestro país, los datos nos indican que no sólo no estamos mal en esos rubros, sino que México incumplió la meta establecida y aprobada por la OCDE hace tres años para que en esta edición los estudiantes mexicanos de primer año de bachillerato obtuvieran al menos 435 puntos, los cuales lo ubicarían en un nivel elemental de dominio de los procesos matemáticos y de lectura.
Para Gabriela Ramos directora de la OCDE, el sistema educativo mexicano ofrece a sus alumnos posibilidades “mediocres y precarias”. De acuerdo con Ramos, a nuestra “suave patria” le tomará 25 años llegar al nivel promedio establecido por el organismo actualmente; se advierte que éste será más alto, mientras el resto de las naciones continúen aumentando la calidad educativa.
De acuerdo con PISA, el desempeño matemático registrado en la evaluación del año pasado, México se ubica en el lugar 53 de las 65 naciones de la OCDE y economías asociadas que participaron en la evaluación.
Los resultados son trágicos y la expectativa no es halagadora; la reforma educativa de Peña y su secretario de educación, no parecen ser la panacea para enfrentar este problema, sobre todo porque el flanco abierto con los profesores es una asignatura pendiente. Así las cosas, México, Peña y Chuayffet tiene calidad de reprobado, veamos en 2016 como nos va.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...