martes, 15 de marzo de 2016

EL IMPOPULAR SEÑOR PEÑA

@iusfilosofo

De acuerdo con las encuestas telefónicas de BGC-Ulises Beltrán, cuando Enrique Peña inició su sexenio en diciembre de 2012, el 43% de la población estaba de acuerdo con la manera de gobernar, mientras que el 18% estaban en desacuerdo. En aquellos momentos todo era felicidad, a pesar de los señalamientos de manipulación de la elección.
Un año después -y a pesar de las reformas aprobadas- sólo 39% de los mexicanos estaba de acuerdo con el desempeño de Peña; mientras que el 58%, en desacuerdo. El origen: el mal desempeño de la economía, entrada en vigor de la Reforma Fiscal, los casos de Tlatlaya e Iguala, así como el caso Higa-San Román.
En la encuesta de viviendas de Consulta-Mitofsky, levantada en febrero de 2014, encuentra su tercera disminución trimestral: 48% de los ciudadanos se manifiesta de acuerdo con su gestión y 51% en desacuerdo. Los datos eran parecidos a los de El Universal-Buendía & Laredo que arrojaban un 45% de aprobación y 46% de rechazo.
Esta última encuestadora aporta datos de estudio levantados en noviembre del año pasado (2015). En esos resultados, el 42% de los encuestados aprobaban a Peña contra 51% que lo rechazaba. Los resultados más recientes lo fulminan, 32% lo aprueba y 56 %, lo rechaza. Y lo fulminan porque sin duda los datos reales son peores; el repudio por una administración ineficaz, crece.
La violencia en el país no se detiene, la inseguridad es el aderezo de la vida cotidiana para los ciudadanos. La economía familiar es vulnerable, el desempleo no tiene fin, los derechos humanos se vulneran sin control; las reformas siguen sin ayudarle a Peña pero a él y a su grupo no parece importarle, pues el próximo mes se ira a Berlín y luego a Holanda y Dinamarca. ¿Qué maravillas hará por allá? Recordemos que en enero visitó Medio Oriente y otorgó una condecoración al rey saudí, ese que aprobó 158 ejecuciones en un año.
A Peña ni la recaptura de Joaquín “El Chapo Guzmán” ni la visita de Jorge Mario Bergoglio, lo salvaron. La pregunta es ¿El rechazo popular a Peña tendrá repercusiones en las 12 gubernaturas que se disputarán en junio, entre ellas la de Veracruz? Álvaro Delgado apunta bien cuando señala: “pareciera que los mexicanos son bipolares: repudian a los funcionarios del gobierno en funciones, pero quieren que otro de esos ineptos los gobierne.” Eso al referirse a que es Osorio Chong quien de los priistas tiene una presencia importante como posible candidato del PRI para la elección de 2018.
Busquemos la consecuencia, seamos capaces de cambiar nuestra realidad, demostremos en las urnas el desprecio que se manifiesta en la opinión publica, en redes sociales y en comentarios de café. En Junio, 12 estados tendrán la posibilidad de hacerlo, ¿se atreverán a manifestar su rechazo al impopular señor Peña? O ¿Preferirán que los demás hagan la tarea que les corresponde? Hago votos porque esta última opción solo sea una hipótesis.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem
Leer más...

martes, 8 de marzo de 2016

LA UNIVERSIDAD SALIÓ A LA CALLE



 @iusfilosofo

En Veracruz la historia no se detiene. La administración de Javier Duarte tiene contados sus días, pero parece que el mesozoico político se niega a vivirlos de forma tranquila.
Muchas cuentas tiene que rendir el admirador de Francisco Franco, a los veracruzanos: delincuencia, inseguridad, saqueo de las arcas públicas, endeudamiento del Estado, pérdida de la tranquilidad de sus habitantes, entre otras muchas.
Javier Duarte y sus operadores no han perdido oportunidad para hacer uso de sus franquicias institucionales de oposición, eso que Uriel Flores llamó “El PRD rojo” que es una facción que apoya, respalda y defiende a Duarte al son de un chasquido. Un ejemplo de ello fue la manera en cómo operaron el pasado domingo en los distritos electorales, donde este partido eligió a sus candidatos a diputados. 
El caso más sonado es el de la cuna del perredismo veracruzano en la zona sur, el distrito de San Andrés Tuxtla, donde se documentó el acarreo y coacción del voto para apoyar a la precandidata Guadalupe Málaga Ignot, heredera de Héctor Málaga Catemaxca, regidor perredista que operó no sólo para imponer a su hija sino para facilitarle la competencia al virtual candidato priista y ex oficial mayor de la Secretaría de Educación y ex tesorero de la Secretaría de Finanzas y Planeación, el otrora famoso Vicente Benítez González; quien de no conseguir fuero, es muy probable que sea uno de los que pague por el saqueo a Veracruz.
Sumado a eso hay un atentado que no se puede dejar pasar, el ataque que ha sufrido la Universidad Veracruzana, el engaño y la negativa a entregar los recursos que le pertenecen a la casa de estudios -2 mil 076 millones de pesos, de los cuales mil 625 millones corresponden al subsidio estatal y 451 millones al federal, correspondientes a los ejercicios fiscales 2013-2015- han hecho que las semanas anteriores diversos sectores de la Universidad salieran a la calle para manifestar su repudio contra Duarte.
Como parte de ese repudio, en la plataforma Change.org, se lanzó una petición para exigir que Duarte de Ochoa pague el adeudo que tiene con la Universidad Veracruzana, el resultado suma más de 54 mil personas que han firmado la petición. Pero quizá la acción más fuerte y contundente es la que el Consejo Universitario General de esa casa de estudios determinó en su sesión de la semana pasada: salir a la calle.
El Consejo Universitario General decidió respaldar las acciones emprendidas en defensa de su patrimonio y convocar a marchas simultáneas en todas las regiones universitarias. La exigencia es clara, que Duarte pague. No a la reforma al artículo 98 de la Ley del IPE; Que la iniciativa de autonomía presupuestal para la UV se asigne 5% del presupuesto total del Gobierno del Estado. Rechazo al recorte de 7% al presupuesto para el año 2016.
La convocatoria es para el próximo 10 de marzo a las 11:00 horas, desde los distintos campus universitarios; en la capital Xalapa será desde la Zona universitaria, en la facultad de economía y la facultad de Psicología. Se sugiere portar credencial de la UV y se recomienda no llevar niños.
La Universidad salió a la calle, sin duda la sociedad veracruzana lo necesitaba y bien puede ser el parteaguas de la derrota de esa casta que tanto ha dañado a Veracruz, la oportunidad es el próximo 05 de junio, la decisión está en manos de los veracruzanos.
En este día Internacional de los derechos de la mujer, necesario conmemorar en honor a quienes pugnaron por mejores condiciones y a las valientes que siguen luchando por ello.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.



Leer más...

martes, 1 de marzo de 2016

VERACRUZ ¿EN MANOS DE QUIEN?


@iusfilosofo

Como en los mejores tiempos del cacicazgo, aquellos de la hegemonía política donde era común escuchar: “a sus órdenes señor presidente” “lo que usted diga señor gobernador” “como usted mande senador”. Así ocurre en los Estados del país, donde los gobernadores se han convertidos en los pequeños monarcas que se sienten iluminados por la misma divinidad.
Son varios los Estados que pudiéramos enlistar donde los gobernadores acompañados de su séquito, familia y comparsa; dispendian sin límite los recursos públicos, aludiendo una interminable lista de motivos esgrimidos y aderezados con la demagogia más profunda.
Casos no faltan y pueden ir desde “la primera dama” de Chiapas que le cantó a Bergoglio, hasta el gobernador perredista de Michoacán Silvano Aureoles Conejo, que tachó a sus críticos de envidiosos por utilizar el helicóptero oficial para transportar a Belinda. "Hay demasiada frivolidad y mezquindad”, “Michoacán fue reconocido incluso por El Vaticano”.
Pero quien se ha llevado la nota las últimas semanas es Javier Duarte de Ochoa, el discípulo de Fidel Herrera, que tiene como política aquellas prácticas sacadas del mesozoico. El detonante de los reflectores no ha sido precisamente el asesinato de periodistas o la inseguridad que viven los veracruzanos. Sino la deuda millonaria que tiene con la máxima casa de estudios de esa Entidad, la Universidad Veracruzana.
Años habían pasado de que los universitarios de esa institución no tomaban las calles para abanderar una causa universitaria, hoy lo hacen y rompen el estereotipo de inmovilidad. Las tres movilizaciones de los últimos días han ido creciendo y los reclamos han desbordado ya no solo en el ámbito universitario, sino recuperando diversas demandas sociales: “Que Duarte se vaya”.
Cuando pensamos que lo habían dejado solo, tras declaraciones de Manlio Fabio Beltrones “el gobernador debería rendir cuentas a los veracruzanos” y su reunión con Miguel Ángel Osorio Chong. Todo apunta a que Javier Duarte se queda –muy a pesar de los veracruzanos- y cínico como es, no tiene empacho en decirlo, pregonarlo y encarar a quienes han pedido su cabeza.
¿Qué sabe? ¿Qué le debe? ¿Cuánto le debe el señor de Los Pinos a Javier Duarte? ¿Por qué lo mantiene y respalda enviándole secretarios de Estado a Veracruz? ¿Qué hay detrás de “las manos limpias y la frente en alto” que Duarte presumió ayer en palacio de gobierno? ¿Cuánto vale para el PRI un gobernador acusado de intolerante, corrupto, represor y hasta de “asesino”?
¿Cuánto representa el apoyo de un personaje que ganó la gubernatura con apenas el 2.5% de diferencia, al hoy candidato de la alianza PRD-PAN? ¿Será la Cámara de Diputados la responsable de la caída de Duarte? ¿En manos de quien estará su cabeza? ¿En manos de quien está Veracruz? Lo cierto es que sobran razones para que Javier Duarte no pueda caminar tranquilo por las calles de Veracruz. La posibilidad de cambiar este escenario parece presentarse en la próxima elección, veamos si los veracruzanos la aprovechan.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...