martes, 25 de octubre de 2016

LA TAREA QUE VIENE


@iusfilosofo

Parece que todo pasa en octubre, según datos del INEGI, durante la primera quincena de octubre de este año el Índice Nacional de Precios al Consumidor presentó un crecimiento de 0.49%, y por si fuera poco la tasa de inflación anual también creció en 3.09%. Mientras eso ocurre, el Secretario de Hacienda decía que a pesar de las crisis en el mundo, en México estamos bien, ante dichas declaraciones invite vía redes sociales a que alguien cercano le diera un pellizco, para despertarlo de su sueño.
En octubre también el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió impugnaciones de las elecciones, en los distintos Estados; en Aguascalientes, falló a favor de Martín Orozco Sandoval; en Oaxaca, a favor de Alejandro Murat; y en  Veracruz, a favor de Miguel Ángel Yunes. Y mientras eso acontece, en Veracruz Javier Duarte en su papel de Harry Houdini, se escapa en las narices de quienes hoy juran no haber pactado su fuga.
Hay más gobernadores “ladrones” –así los llaman en las manifestaciones- corruptos, que beneficiaron a sus familiares, que desviaron recursos, que protegieron a sus corruptos colaboradores, que crearon “nuevos ricos”. Ahí está Guillermo Padrés Elías –de 47 años- exgobernador de Sonora; César Duarte Jáquez –de 53 años- exgobernador de Chihuahua; pero sin duda el más escandaloso es el de Javier Duarte de Ochoa –de 43 años- personaje que pasó de panadero a político –según nos recuerda Edgar Ávila de El Universal-.
Duarte de Ochoa paso de hacer “bolillos, teleras, conchas, moños, chilindrinas” y más, en su natal Córdoba -tras la trágica muerte de su padre- a “recortar notas sobre Veracruz” en la secretaria de Gobernación bajo la sombra de Fidel Herrera. Si no fuera por la protección de Herrera Beltrán, quien lo hizo subsecretario, Secretario de finanzas, “diputadú fideral” y gobernador, la suerte del admirador de Francisco Franco, hubiera sido diferente.
Duarte se hartó de la harina, los huevos, de prender el horno y hacer las rutas de reparto de pan; también del contacto de su “fina piel” con los asquerosos periódicos que el autodenominado “tío Fidel” lo ponía a recortar. Por eso desde “la plenitud del pinche poder” desde su primer día en Casa Veracruz se preparó para robar “Lo que quería Javier Duarte era construir un patrimonio inmobiliario como su fondo de retiro”, según Alfonso Ortega López ex operador de Duarte y ahora testigo de la PGR –quien ganaba 300 mil pesos mensuales por hacer los movimientos del entonces gobernador-.
Parece que Duarte había pensado en todo: como enriquecerse ilícitamente, a quienes beneficiar, de quien rodearse, como esconder el dinero y muy posiblemente hasta en su ruta de escape. Lo cierto es que no se veía huyendo por la noche con maletas llenas de dinero o ropa, para eso se había preparado desde el primer en que tenía poder. ¿Superó a su mentor? Tal vez. Pero ahora es un perseguido y se le busca, las calles del centro de Xalapa ilustran la búsqueda.
Duarte no es el único que debe ser investigado, ahí están sus secretarios y subsecretarios, directores de área, amigos, familiares consanguíneos y por afinidad, una tarea que sino hace la autoridad federal deberá quedar a cargo del próximo gobierno estatal, la sociedad veracruzana lo exige, es la tarea que viene.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 18 de octubre de 2016

TRES ESCENAS DE DUARTE


@iusfilosofo

A estas alturas de la historia, de nada nos sirve a la sociedad mexicana y a los veracruzanos saber que un juez de distrito –presuntamente- giró una orden de aprehensión contra Javier Duarte, la causa: por operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada. Y esto es porque a estas alturas de la historia, no se conoce el paradero del susodicho.
Ahora bien, si seguimos pensando que lo que se busca es castigar al admirador de Francisco Franco, por todos los destrozos que hizo en Veracruz, estamos equivocados, pues el supuesto que actualiza la hipótesis para que se haya librado una orden de aprensión contra Duarte de Ochoa, es por operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.
Una semana después de que el cordobés anunciara en televisión que pediría licencia a su cargo para preparar su defensa y a pocas horas de que el gobernador electo anunciara que habría huido en un helicóptero, la conductora estelar de televisa Denise Maerker “confirmó” que los delitos que se le imputan –ojo con esto- son los mismos por los que pescaron a Elba Esther: delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.
Nada movió a la autoridad federal para que interviniera en Veracruz, no lo hicieron las desapariciones de ciudadanos, el asesinato de periodistas, el control desmedido de los grupos sociales de choque para defender a “su gobernador”, el abuso de poder de toda la pandilla de Duarte, el enriquecimiento de las hordas del “nuevo PRI” veracruzano, el gran endeudamiento a la Universidad Veracruzana, el robo a burócratas vía nómina de un pago que el gobierno nunca dio a tiendas departamentales; quizá lo que empujo un poco las investigaciones fue el reportaje de Animal Político sobre “Las empresas fantasma de Veracruz”.
Si Javier Duarte es detenido y sometido a proceso por la justicia federal, habrá sido para administrar los daños que su detención pueda traer a la administración federal de “El Señor de Los Pinos”. Por eso anunciar, darle tiempo y huir, son las tres escenas que vimos en una semana y que representan complicidad con el poder e impunidad.
Anunciar, darle tiempo y huir, son las tres escenas que montaron el espectáculo de protección a Duarte de Ochoa, anunció que pediría licencia, estuvo todo el programa de Loret, salió tranquilamente de televisa y se trasladó sin problema a su residencia en Veracruz. Allí se reunió con sus abogados, preparo su defensa –o estrategia de huída- y así sin más desapareció.
Estas fueron las tres escenas de Javier Duarte en una semana, veamos ahora que ocurrirá en Veracruz, pues en próximos días llega la nueva legislatura estatal y después, la toma de posesión del nuevo gobierno. Pero el papel de los ciudadanos tendrá que ser el mismo: alzar la voz y señalar, organizarse y actuar, Veracruz sabe hacerlo.


Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 4 de octubre de 2016

EJEMPLO TRANSFORMADOR


@iusfilosofo

Señor ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes
 y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites dignidad.

Mohandas Karamchand Gandhi
Oración para la hora de la decisión.


Aunque han pasado 147 años de su nacimiento, vale la pena tener presente su pensamiento y acción para enfrentar la realidad que a veces rebasa nuestro pesimismo, él enfrento condiciones muy adversas a pesar de su preparación, y logró trascender, me refiero a Mohandas Karamchand Gandhi, quien nació el 2 de Octubre de 1869 en Porbandar (actual estado de Gujarat) India.
Gandhi tenía apenas 13 años, cuando se casó con Kasturba, una niña de su misma edad, que provenía de una familia rica (los Gokuladas Makharhji). El matrimonio había sido arreglado por los padres de ambos. De ese matrimonio hubo cuatro hijos, el primero Harilal Gandhi. Tras estudiar derecho en el University College de Londres, regresó a la India en 1891 e intentó ejercer como abogado en Bombay, con escaso éxito.
En 1893 aceptó un contrato por un año para trabajar como abogado en Sudáfrica. Durante su traslado en tren a Sudáfrica, tuvo su primer enfrentamiento personal con la injusticia racial, porque a los de color no les estaba permitido viajar con los blancos. Le ordenaron que se marchara al vagón de equipajes, orden siempre obedecida; pero, él se negó, intentando hacer valer sus derechos. Por lo cual fue arrojado por la fuerza, en plena noche.
Cuando llegó a Sudáfrica, Gandhi fue tratado como miembro de una raza inferior. Se horrorizó por la negación generalizada de las libertades civiles y de los derechos políticos de los inmigrantes indios en aquellos lugares; por lo que pronto se involucró en la lucha por la defensa de los derechos fundamentales de sus compatriotas. Al involucrarse en la lucha por los derechos, acuñó el término, Satyagraha (abrazo de la verdad), método de acción social directa basado en los principios del coraje, la no-violencia y la verdad.
La tarea de Mahatma no fue nada fácil, primero despertó la solidaridad de todos los indios de credos y castas diferentes para la resistencia no-violenta. Miles de indios juran en un mitin no someterse a la ley. Resistirían hasta la muerte antes que someterse a la discriminación, no sin antes hacerles ver que era imposible someterse a la ley por ser injusta.
En 1910 fundó la Granja Tolstoi, cerca de Durban, una colonia cooperativa para la población india. En 1914 el gobierno sudafricano hizo importantes concesiones a las demandas de Gandhi, incluido el reconocimiento de los matrimonios y la exención de impuestos municipales. Dando por finalizada su misión en Sudáfrica, en 1915 Gandhi retornó a la India. En 15 años se convirtió el líder del movimiento nacionalista indio. Utilizando los postulados de la Satyagraha dirigió la campaña por la independencia india de Gran Bretaña.
Recuperar esta parte biográfica de Gandhi, debe servirnos para no bajar la guardia, para mantener presente la necesidad de construir un mejor país que otorgue mejores condiciones de vida para millones de mexicanos, un México menos desigual, incluyente, con Estado de Derecho, de oportunidades, de desarrollo personal. El ejemplo está ahí, tomemos lo que se adecue a nuestros tiempos y utilicémosla para transformar al país. Veamos en Gandhi un ejemplo transformador.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...