martes, 12 de diciembre de 2017

EL AMIGO DEL CANDIDATO



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo


Tiene 74 años y nació un 17 de enero en Tampico, Tamaulipas. Ha sido 5 veces legislador, todas por representación proporcional, de ellas suman 3 veces Diputado Federal, la primera de 1979 a 1982, la segunda de 1991 a 1994 y la tercera de 2000 a 2003; las otras dos ocasiones ha sido Senador, de 1994 a 2000 y actualmente cubre el periodo de 2012 a 2018.

Ingresó a Petróleos Mexicanos (Pemex) en 1969, y en 1971 comenzó su labor sindical y tras la detención de La Quina en 1993, asumió el máximo cargo del sindicato petrolero en 1996 como interino y en 1997 fue electo secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM). El día de ayer en la 24 convención extraordinaria obtuvo de manera anticipada una vez más su relección por unanimidad y aclamación. Así es, fue reelecto por sexta ocasión como líder sindical y se mantendrá hasta 2024.

Sobre este personaje pesan acusaciones penales de corrupción, enriquecimiento ilícito y de complicidad en el robo de gasolina a Pemex. Fue en el año 2000 cuando se conoció el primer escándalo: el Pemexgate, dicho caso se documentó en el Instituto Federal Electoral, registrándose un desvío de 1,500 millones de pesos de los fondos sindicales en apoyo a la campaña presidencial del candidato priista Francisco Labastida Ochoa. En 2003 la Procuraduría General de la República inició un proceso judicial por el delito de peculado electoral. Sin embargo, el dicho proceso fue suspendido en 2006, por falta de pruebas. En 2011 este fue dado por concluido de manera inapelable.

La Gran Alianza Nacional Petrolera cuestiona que dirigentes estatales de las secciones 24, 15 y 40, así como amigos, allegados y socios de Romero Deschamps controlen gasoductos y oleoductos donde ocurre el millonario robo de gasolina a Pemex. Su familia no está exenta de acusaciones. En 2005, su hijo José Carlos Romero Durán pagó casi 8 millones de dólares por dos departamentos de súper lujo en la torre The Bath Club de Miami, y en 2013, apareció con un Enzo Ferrari de edición limitada, cuyo valor es de 2 millones de dólares. 

Su hija Paulina Romero Durán lució en mayo pasado, durante la ceremonia de su matrimonio civil, unas joyas que pertenecen a la colección Love, seis de ellas en oro amarillo de 18 quilates, y la séptima, en oro blanco de 18 quilates, con 216 diamantes, todas con un valor total de 1 millón 934 mil pesos.

A pesar de todo ello, ayer el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida -Lord relojes- publicó desde su cuenta de Twitter y Facebook mensajes donde celebra la reelección de quien también es senador de su partido al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), una elección que como apunté se adelantó pues el periodo para el que resultó electo el día de ayer, inicia en 2019 y concluye hasta 2024.

Navarrete Prida se desmoronó en elogios al máximo exponente de la corrupción y charrismo sindical, en su cuenta de Twitter escribió: “El #STPRM, pilar del movimiento obrero en México, ha sabido adaptarse a los tiempos y retos que marca la Historia, así como a un mercado cada vez más competitivo y diversificado. #ReformaEnergética @Pemex”, y prácticamente se convirtió en vocero: “por unanimidad, integrantes de todas las secciones del #STPRM aprobó (sic) la continuidad del Senador Carlos Romero Deschamps, como su líder por el periodo del 1 de enero 2019 al 31 de diciembre 2024. Mil felicidades!! (sic) @Pemex”. 

Estamos en tiempos donde hay que cuidar a los aliados, esa donde los cómplices deben ser protegidos, apapachados, no vaya a ser que de cara a la elección se les ocurra apoyar a la oposición. Finalmente el senador es amigo del candidato. El viejo estilo de esa política es así. ¿Los mexicanos estamos dispuestos a mantenerlo? ¿O nos atreveremos a cambiar el establishment?

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


Leer más...

martes, 5 de diciembre de 2017

NEOTECNÓCRATA


Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Mientras contemplamos el arribo de los neotecnótracas al PRI y el desplazamiento del ala política, acto que hace llorar hasta a Osorio Chong. Mientras observábamos la andanada de críticas contra Andrés Manuel por su propuesta de amnistía. Mientras el PRD cierra filas en torno a Don MAME (Miguel Ángel Mancera Espinosa) para que sea el candidato presidencial y finalmente mientras Doña Margarita avizora que al ritmo que va no alcanzará la cantidad de firmas que requiere para llegar a la boleta y necesitará una ruta diferente para cumplir su capricho. Estamos dejando pasar el discurso oficialista que pinta a Don Meade como un candidato sin partido cuando en realidad es un personaje camaleónico y mezquino.

Don Meade no solo tiene el antecedente familiar de malabarismo político, sino también de un oportunismo grotesco; su persona lleva un pragmatismo ramplón que nos recuerda a los políticos priístas de finales de los años 80. En su papel de neotecnócrata busca priorizar las cifras y hacer a un lado el bienestar general. Su discurso de estabilidad es el mismo que el de Carlos Salinas. Meade es un personaje sin sorpresas, desabrido en su imagen y discurso, lo más cerca que ha estado de la clase trabajadora fue cuando convivió la semana pasada con los integrantes de la CTM.

El discurso del “señoritongo” Meade -como lo llamó Andrés Manuel- es el mismo que el de Ernesto Zedillo en los años 90. Un discurso de miedo, de clasificar como atrasado a todo aquello que no huela a neoliberalismo, de aplastar a toda costa a quienes se opongan al pensamiento único del cual es vocero. Es promovido por los mismos dinosaurios –Manlio Fabio y Emilio Gamboa– que respaldaron a Zedillo Ponce de León cuando ocupó el espacio que dejó el asesinado Luis Donaldo.

Meade es el agorero del neoliberalismo del nuevo siglo. La cuota del establishment contra el que Osorio Chong no pudo; el alfil del libre mercado que prioriza los números y aplasta la dignidad humana. Vivimos ya esos momentos, ahora nos quieren vender a un priista de facto, uno que no necesita credencial, que no se afilió a ese partido porque no era necesario; uno que aporta a la doctrina del neoliberalismo salvaje, esa doctrina que llevó a la ruina a millones de mexicanos a finales del siglo pasado. Ese no es el México que necesitamos, no es el México que merecemos, y créanme no es el país que debemos heredar a las nuevas generaciones.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

Leer más...

martes, 28 de noviembre de 2017

MEADE, SIN SORPRESAS



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Finalmente ocurrió, al viejo estilo y recordando los tiempos en los cuales desde Los Pinos se anunciaba todo, Enrique Peña anunció el retiro de José Antonio Meade Kuribreña de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para abrirle prácticamente la puerta y permitir que arme campaña de forma oficial, buscando la Presidencia de la república, por un partido en el cual no es miembro.
En el acto con casi una hora de retraso, y que no duro más de 10 minutos,  Peña Nieto encontró un auditorio con una asistencia cauta y controlada, fueron los típicos anuncios en los que se sabe no habrá sorpresas: anunciar el retiro del próximo candidato presidencial y presentar a quien lo sustituirá en el espacio que deja el futuro candidato.
Sobre Meade Kuribreña economista del ITAM y licenciado en Derecho por la UNAM, sirve decir que no ha tenido empecho en saltar de una pista a otra, fue secretario de Desarrollo Social y secretario de Relaciones Exteriores. Y durante el período presidencial de Felipe Calderón Hinojosa fungió como Secretario de Energía y Secretario de Hacienda y Crédito Público, respectivamente.
Para algunos Meade es visto como un operador “apaga fuegos”, aunque tendrá sus propios adversarios dentro de las filas tricolores pues a pesar de que Peña Nieto utilizo sus mejore elogios para despedirlo, aún no terminan de entender porque él es el designado para buscar la presidencia. Pero para otro el egresado de la Universidad de Yale, no es más que tecnócrata a quien no le importa la gente, sino los números y las cifras, mantenerlas como él quiere, siempre son una prioridad en su agenda.
De 48 años, el ex de Hacienda y Crédito Público, la tarea inmediata es hacer enfrentar no solo al candidato que designe el Frente Ciudadano, mismo que aun sin saber quién será,   diversos analistas señalan no representa competencia alguna; el otro adversario de Meade será Andrés Manuel, a quien muchos enlistan como el verdadero candidato a vencer.
El anuncio de Peña no fue sorpresa, ya se le había adelantada Luis Videgaray, que sin ser candidato si es el ganador de esta contienda. Meade será el primer candidato externo en la historia del PRI, pues desde su fundación en 1929, todos sus candidatos han tenido militancia. La gran paradoja de este no militante priista, es entregarse a lo más atrasado del PRI y lo demostró ayer cuando entrego su carta  de intención y el respaldo de los tres sectores y de las cuatro organizaciones priístas. Todos como en los viejos tiempos, no hubo sorpresas.
Para el camaleónico personaje de ascendencia irlandesa las diferencias políticas entre el PAN y el PRI no son relevantes, pues como nos recuerda  Maite Azuela en el libro Los Suspirantes 2018: “El tío de su madre, Daniel Kuribreña, fue uno de los fundadores del PAN que en 1939 emprendieron la labor de conformar un partido sostenido en la doctrina de la iglesia católica”. Pero su padre, Dionisio Alfredo Meade  fue diputado federal por el PRI de 1997 al 2000 y uno de los creadores del Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) en 1998, donde él ocupó el cargo de Secretario Adjunto, y años más tarde su hermano Lorenzo fue Secretario Ejecutivo en 2013.
Varias preguntas surgen con la postulación inminente de Meade ¿Después de romper con esta tradición de no militancia, los históricos tricolores se mantendrán en ese partido? ¿De verdad los ciudadanos olvidaran que el candidato priistas es el responsable de los gasolinazos? ¿Los analistas pasaran por alto que es el responsable de manipular las cifras de pobreza en México? ¿Cómo tecnócrata estará a la altura de un debate político?
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


Leer más...

martes, 21 de noviembre de 2017

PENSAR LA CONSTITUCIÓN



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo


Conmemoramos ayer un aniversario más del inicio de la Revolución Mexicana, el 107. Y en las charlas que semanas previas he sostenido con alumnos, académicos y algunos ciudadanos, nos hemos planteados si los logros obtenidos por el movimiento revolucionario y luego planteados en la Constitución de 1917 siguen vigentes en nuestros días, o de plano ya fueron aplastados por tantas reformas estructurales.
En estos cien años de Constitución ¿Cómo hemos evolucionado social y políticamente? ¿Cuánto han afectado las reformas estructurales a nuestra Carta Magna? Porque sin duda quienes me leen han escuchado en más de una ocasión los sendos discursos que ensalzan nuestra Carta Magna, muchos de los cuales la santifican.
Pero la realidad es que la excesiva forma de idolatrar a la Constitución, no es gratuita, porque la Constitución como pacto nacional, fue un acuerdo que logro mantener unidos a quienes ganaron la lucha revolucionaria que inicio en 1910 y que se consumó con el establecimiento político y jurídico de los revolucionarios de 1917.
¿Saben cuánto duro el proceso para darnos una Constitución? Veamos: el 15 de septiembre de 1916, se expidió el decreto para la integración de un nuevo Congreso Constituyente; el 22 de octubre se realizaron elecciones para integrar el constituyente y el 1 de diciembre de 1916 en el Teatro Iturbide, iniciaron los trabajos que dieron origen a la carta magna del 5 de febrero de 1917. Así surgió la Constitución de nuestros días, tras solo un par de meses de trabajo. Constitución de un bimestre es lo que tenemos.
A 100 años de la promulgación de la Constitución mexicana, un grupo de académicos decidimos participamos en la obra: Viviendo la constitución, a cien años de su promulgación, lo hacemos como un ejercicio intelectual que busca abrir el debate sobre la realidad jurídica, política y social que vive el país. Abordar temas que rompen el tabú sobre la Constitución y que dotan de elementos para la acción cívica.
En los trabajos que se presentan la Doctora Bárbara Leonor Cabrera Pantoja, (@BarbaraCabrera) Aporta: “La Constitución, a debate (expresiones, disconformidad y numeralia”.  El Doctor Silvino Vergara Nava(@SilvinoVervaraN) habla de: “La constitución a su suerte”; el Maestro Alberto Zenteno Meza (@mtroalbertozent) participa con: “Constitución...100 años sin eco”. Mi aportación se refiere a: “Desobedecer la Constitución a 100 años del constituyente”.
A 100 años, la Constitución no solo debe ser objeto de discursos nacionalistas, sino un elemento fundamental para salvaguardar la soberanía nacional y la plataforma para el desarrollo de los habitantes de este país en cuales quiera de sus aspectos.
Los invito a que nos acompañen a la presentación de esta obra el próximo domingo 26 de noviembre de 2017, la cita es en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en la Expo Guadalajara en el salón José Luis Martínez [planta alta] a las 10:50 de la mañana. La obra también la pueden adquirir escribiendo a paideiamx@gmail.com

Para conocer más de esta obra, clic aquí http://bit.ly/2mB7NrB


Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 14 de noviembre de 2017

SENSIBILIDAD PEÑANIETISTA



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Existen muchos calificativos para las declaraciones del oriundo de Atlacomulco, quien parece que al igual que ocurrió con el botudo de Guanajuato o Calderón, ya se hartó del sexenio –y de sus críticos- y quieren que el periodo termine para irse a disfrutar su “bien ganada fortuna”.
Reproduciendo el mismo sketch que otros priístas ya han hecho, al pedir que se les deje de criticar, además de pedir otra oportunidad, asegurando que ahora sí, ya cambiaron. Enrique Peña Nieto afirmó, al término del VI Foro Nacional Sumemos Causas, que “lamentablemente, a veces se escuchan más las voces que vienen de la propia sociedad civil, que condena, (…) que crítica, que hacen bullying sobre el trabajo que hacen las instituciones del Estado mexicano (…)”.
Con una postura entre cansado y aburrido, el Señor de los Pinos, no se contuvo y regañó a sus invitados -en el alcázar del Castillo de Chapultepec- al afirmar: “Y perdón que lo diga, y aquí entramos en un problema todavía más grave, queremos actuación responsable y eficaz de las instituciones a las que todos los días o, casi todos los días, pretendemos desmoronar o descalificar especialmente a los integrantes de las corporaciones policiacas”.
¿De verdad Peña Nieto,  quien es responsable de proteger a las instituciones del país por mandato constitucional, le interesa tanto proteger a “las instituciones que nos heredó la revolución”? –Léase con el candor del discurso priísta- O solo está molesto porque por más inversión que se haga en medios de comunicación, su imagen está por los suelos. Al igual que la de todo su sexenio.
¿De verdad a Enrique Peña le interesa tanto velar por las instituciones del país? Si es así porque se empeña en vulnerarlas, ¿Por qué poner a un incondicional colaborador para que revise sus bienes y los de sus colaboradores, cuando de antemano sabe los resultados? ¿Por qué permite que las instituciones de seguridad espíen a los activistas de derechos humanos y comunicadores no alineados?
¿Por qué si Peña se molesta en que se critique a los integrantes de las corporaciones policíacas los tiene en las peores condiciones que se puede imaginar? Pues de acuerdo con una nota de @arturoangel20 en Animal Político: “Los policías trabajan con salarios precarios y casi la mitad de ellos no ganan ni 10 mil pesos. El 70 % nunca ha recibido un ascenso, 16 % ha sido víctima de abuso sexual y, por si fuera poco, varios son obligados a hacer labores que nada tiene que ver su trabajo, como recoger basura o hasta ir a votar por un candidato.”
A estas alturas vale la pena preguntarle a Peña: ¿Por qué Don Enrique, no se empeñó en mejorar las condiciones de estos servidores públicos a lo largo de su sexenio? ¿Por qué insiste en defenderse de los críticos pero mantiene en su gabinete a los inútiles colaboradores de su sexenio, como es el caso del secretario de educación y el de comunicaciones y transportes? ¿Por qué se empecina en defender lo indefendible? ¿Creerá que este discurso de autodefensa mejorará su imagen ante los mexicanos?
Enrique inicio ya la cuenta regresiva y su imagen se degrada día a día, sobre todo cuando toma la iniciativa y se sale del guión. De acuerdo con la encuesta del Pew Research Center, que mide el índice de satisfacción de 38 países el 93 por ciento de los mexicanos no confía en el actual gobierno, ni cree en la democracia. Don Peña está preocupado por lo que resta de su sexenio, pero también por la percepción que se tiene de él, pues solo el 2% afirma confiar mucho en el actual gobierno.
Con estos resultados, Peña Nieto sabe que si hoy fueran las elecciones “su partido” no repetiría en Los Pinos, y si no hay quien proteja las fechorías sexenales, tampoco habrá momentos de quietud.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 7 de noviembre de 2017

GOBIERNO Y CORRUPCIÓN


Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

“Dejar de luchar, por culpa de la corrupción que hay en tu alrededor,
es como cortarte el cuello porque hay barro afuera”
Nicolae Lorga

El poder del gobierno está basado totalmente en los poderes que le transfirieron los individuos, es decir, su poder tiene su origen y queda supeditado al contrato que hicieron los individuos para conformar la sociedad civil y política.
Sin embargo, si el gobernante se vuelve tirano, el pacto se rompe. Ya hemos sido testigos de los actos de abuso de poder más grandes de los que este país tenga memoria. Los primeros fueron aquellos de los tiempos de la alternancia, en los que Vicente Fox favoreció a sus hijastros con apoyos que se daban desde el gobierno que él encabezaba. Así, pasaron de ser locatarios de mercado a grandes desarrolladores inmobiliarios.
A pesar de las muestras de lo ocurrido, el botudo siempre negó favorecer a sus familiares y utilizar la presidencia para mejorar su rancho. Todo lo contrario, arremetió contra sus críticos y presionó a medios para que ya no trataran el tema. De esta forma, Fox no dejó recursos abiertos para la opinión abierta y la crítica, incluso llegó a recomendar no leer los periódicos porque “decían mentiras”.
El propósito principal de la sociedad política es proteger los derechos. De esta forma el gobierno está estrictamente limitado y cumple con una función: proteger a la sociedad, sin interferir en la vida de los individuos. ¿Recuerdan el Chiquihuitazo? Y la respuesta que se volvió un clásico: “¿Y yo porque?”.
Más casos se han documentado en los últimos años. Sin duda el más grotesco ha sido el de Javier Duarte de Ochoa, personaje que está hasta en la memoria de los niños. Duarte representa la forma más burda de abuso de poder para favorecerse y favorecer a su pandilla de saqueadores.
Por si fuera poco, en lo que va del sexenio del señor de Los Pinos, académicos y analistas –consultados por sinembargo.com– lo resumen con estas características: “Crisis, descrédito, deficiente control para evitar la desigualdad social y vacío en el Estado de Derecho.” Y es peor cuando recordamos los cuestionamientos que trae el ascenso de Enrique Peña Nieto al poder Ejecutivo. Gobierno y corrupción parecen estar más cerca de lo que imaginamos, basta revisar las primeras planas de los periódicos para descubrirlo.
Por lo pronto, como afirmaba Lorga, no dejemos de luchar, pues aunque los escándalos parezcan salirse de control siempre habrá oportunidad de cambiar el rumbo del país. Callar no es la opción, abstenerse tampoco.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 31 de octubre de 2017

EXPERIENCIA PARA TRANSFORMAR



“La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero,
 aunque me encuentre solo” 
Mahatma Gandhi



El mes que termina fue el mismo en que Mohandas Karamchand Gandhi nació. Este activista y luchador social que vió la luz un 2 de Octubre de 1869 en Porbandar (actual estado de Gujarat) India. Tuvo la oportunidad de estudiar derecho en el University College de Londres.
Sus inicios como activista se dieron en el contexto de su labor como abogado, tras  aceptar ejercer la profesión en Sudáfrica se dio su primer enfrentamiento, en un tren cuando el personal del vagón aplicando la política racial, le advirtieron que a los de color no les estaba permitido viajar con los blancos, acto seguido le ordenaron se marchara al vagón de equipaje; tras negarse, fue arrojado por la fuerza en plena noche.
Así inició su conducta de resistencia la que catalogó como “la experiencia más decisiva de su existencia”. Aduciendo que "si el hombre se diera cuenta de que es contrario a la naturaleza del hombre obedecer leyes injustas ninguna tiranía haría presa en él". (GANDHI, 1987:32)
La llegada de Gandhi a un nuevo lugar no fue sencilla, se encontró con que era tratado como miembro de una raza inferior. Un lugar donde las libertades civiles y los derechos políticos de los inmigrantes indios eran negados, esto en Sudáfrica.
Con su formación universitaria y conocimiento, pronto se involucró en la lucha por la defensa de los derechos fundamentales de sus compatriotas. No fue fácil, arrastraba la inmovilidad social de los suyos, el desprecio a organizarse, el miedo de alzar la voz, por eso su primera labor fue despertar la solidaridad de todos los indios de credos y castas diferentes para construir juntos la resistencia no-violenta. Les hizo ver que era imposible someterse a la ley, por ser injusta.
Este ejercicio solidario y una amplia convocatoria, hizo que miles jurarán en un mitin no someterse a la ley. El compromiso era sencillo, resistirían hasta la muerte antes que someterse a la discriminación.
Este compromiso iba acompañado de un principio: la resistencia se haría sin violencia. Inspirado en Henry David Thoreau, con su ensayo Desobediencia civil. Gandhi, dio su sello particular: los términos resistencia pasiva y desobediencia civil, además de acuñar otro término: Satyagraha (abrazo de la verdad), método de acción social directa basado en los principios del coraje, la no-violencia y la verdad.
Creía que el modo en que la gente se comporta vale más que lo que consigue. Satyagraha promovía la no-violencia como el método más apropiado para alcanzar objetivos políticos y sociales. Gandhi luchó por 25 años para convencer a todo el país, de rechazar los tejidos extranjeros en beneficio del algodón crudo hilado en millones de ruecas, persuadido de que la miseria de los campesinos indios, procedía ante todo de la decadencia de los oficios rurales.
Esta experiencia de lucha y de cercanía con la gente me lleva a reflexionar, a propósito de las campañas presidenciales, ¿cuántos de los que hoy quieren dirigir México, tienen un antecedente de conocimiento del país? ¿Cuántos de ellos conocen verdaderamente la realidad de millones de mexicanos que viven en la extrema pobreza? ¿Y cuántos de ellos, sabedores que no tendrán ninguna oportunidad, simplemente buscan los reflectores? ¿Se vale jugar con una figura nueva como la de las candidaturas independientes?
Sin duda, la experiencia y el conocimiento sobre el país, ayudan transformarlo. Es difícil creer en alguien cuando tuvo ante sí la oportunidad de transformarlo y participó como cómplice silencioso en una campaña contra el narco donde las bajas ciudadanas eran llamados daños colaterales. ¿Podemos creerles a personajes que han vivido de la política y del presupuesto público y hoy se quieren vender como “independientes”? Porque como expreso Gandhi: “Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.”
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.



Leer más...

martes, 24 de octubre de 2017

CRISIS INSTITUCIONAL



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Por si no fueran pocos los temas que tenemos en la agenda nacional: pobreza, inseguridad, desigualdad, corrupción e impunidad. La destitución de Santiago Nieto Castillo, de la titularidad de la Fiscalía Especializada para la atención de Delitos Electorales (FEPADE) enrarece aún más el ambiente político y jurídico persistente en las instituciones del país.

El tema no es menor, si consideramos que uno de los puntos de quiebra de los últimos años, en los gobiernos neoliberales, es precisamente la procuración de justicia y la comisión de delitos mayores –nada menos que exgobernadores, son los clientes favoritos– protagonizados por todo tipo de personajes. 

A nueve meses de la elección presidencial, y sin ser melodramáticos, lo cierto es que estamos ante una crisis institucional de las instancias encargadas de la procuración de justicia. No hay procurador, el original –nombrado por Peña– renunció porque no aguantó las críticas que lo señalaban de personaje ambicioso; tampoco existe un titular de la FEPADE, pues Alberto Elías Beltrán, encargado de despacho de la PGR, lo corrió; no tenemos un Fiscal Anticorrupción, los partidos no han resuelto quien se quedará con la palabra final.

¿Como podemos hablar de un gobierno preocupado en fortalecer las instituciones del país, cuando precisamente en la práctica hay un contradicción? el procurador general se fue porque aspiraba a ser fiscal de la nación y no pudo a pesar de que Enrique Peña Nieto lo mantuviera como su protegido y candidato único; el titular de la FEPADE se fue porque su jefe –el interino de la PGR– recién llegado, lo acusa de vulnerar el debido proceso, al filtrar el contenido de una carta en la cual Emilio Lozoya lo amenaza. No tenemos titular de la fiscalía anticorrupción, porque las fuerzas políticas necesitan determinar que puestos repartirse antes de llevar a cabo el nombramiento.

En el fondo, el responsable directo es el señor de Los Pinos, el señor Peña, pues su entonces coordinador de campaña –Emilio Lozoya Austin– a la postre titular de Pemex, está señalado de haber recibido dinero de la trasnacional Odebrecht, para la campaña presidencial del oriundo de Atlacomulco. 

El protagonista de ésta y otras historias es Santiago Nieto Castillo, extitular de la FEPADE, responsable no solo de investigar el caso de Lozoya, sino además de hacer lo propio con casos de corrupción de los Duarte, Javier el de Veracruz y César el de Chihuahua; pero además, estaba tras las pistas del uso electoral de recursos y bienes destinados para los damnificados de los sismos y el huracán “Katia”.

Una cosa debemos tener presente, ya no estamos en los tiempos del lechero Fidel Velázquez, venido a dirigente de la CTM, en los cuales el que se movía no salía en la foto. 
Nieto Castillo, ha decido tejer su propio destino y recurrir al Senado para pedir se ocupe de su irregular destitución y hoy  los senadores definirán el procedimiento para determinar qué ocurrirá con el titular de la FEPADE. Se escucharán las voces de los dos lados, y los senadores tendrán que hacer valoraciones políticas y jurídicas para resolver el entuerto.

Sigamos al pendiente de éstos y otros temas, que aunque no lo parezca, dañan la vida jurídica del país.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

Leer más...

martes, 17 de octubre de 2017

INCONTROLABLES


Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

No ha pasado ni un mes de la tragedia natural (sismo) que golpeó a diversas entidades del país, cuando los integrantes del jurásico tardío, mostraron –una vez más- su verdadero rostro y soltaron sus verdaderas intenciones. Como si no hubiera ocurrido nada, esos políticos, unos formados al calor del carro completo y del “el que se mueve no sale en la foto”; y otros amamantados con la práctica política de “su partido” que se ha hecho principio de existencia “el que no tranza no avanza”, ya sueltan sus posicionamientos públicos para recordarnos que le debemos mucho al PRI, tal como lo afirmó el neoliberal secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade.
Meade Kuribreña –de 48 años y padre de tres- declaró: “Es mucho lo que el país le debe al PRI en términos de su capacidad de generar consensos”, seguramente el graduado del  ITAM, entiende por consensos la aplanadora que “su partido” aplicó a la oposición para aprobar las reformas estructurales, desde los años 90.
El otro personaje que salió a escena fue, Lord Ferrari, empleado por Enrique Peña Nieto como Procurador General de la República, quien en su papel de vedette, anunció ayer su renuncia sosteniendo que “algunos legisladores y políticos han utilizado mi nombre y mis supuestas aspiraciones como una excusa para ellos no avanzar en la aprobación de las leyes que permitirían mejorar las condiciones y herramientas con las que se procura justicia en nuestro querido México. "
El también frustrado fiscal, con la cara dura que le caracteriza sostuvo: “espero que tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado de la República tengan altura de miras y aprueben a la brevedad las leyes que aseguren una Fiscalía General, procuradurías y fiscalías en los Estados, eficaces, autónoma e independientes”. No es la primera ocasión que Don Cervantes tiene una aspiración frustrada, en 2015 renunció a su objetivo de convertirse en ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, hace algunas semanas, tuvo que renunciar a su aspiración a ser Fiscal del país y ayer renuncio a la PGR.
El otro siniestro e incontrolable personaje que también salió a escena, es el cuasi septuagenario senador príista Emilio Gamboa Patrón, a quien podemos llamar Lord helicóptero, pues de acuerdo con el diario Reforma, este domingo Gamboa Patrón, volvió hacer de las suyas y despegó y aterrizó en Campo Marte, acompañado por personas que cargaban equipo para jugar golf. Cínico como siempre, afirmo “no estoy enterado de qué es lo suben al transporte del Estado Mayor Presidencial”. Ya en octubre de 2016 Gamboa se había visto involucrado en un escándalo cuando el helicóptero en el que viajaba aterrizó en el Parque Nacional Arrecife Alacranes de Yucatán.
Y como no van a estar las cosas así, si el jefe político de todos ellos, el señor de Los Pinos, no pudo más y en un foro organizado por el Grupo Financiero Interacciones, -propiedad de Carlos Hank Jr.-, arremetió contra todos al afirmar “Detrás de cada evento quieren encontrar un responsable, un culpable, y decir: es la corrupción”.
Y porque no deberíamos de pensar que la corrupción es la responsable de muchas de nuestras desgracias, si el mismo Peña Nieto se ha visto involucrado en temas relacionados con la misma. O ¿acaso quiere que olvidemos el tema de la casa blanca? ¿O el de las propiedades de sus colaboradores? ¿O incluso el Ferrari de su exprocurador, emplacado con una dirección que lleva a un lugar deshabitado de un Estado diferente a donde vive?
Vaya con Don Peña, que ya se cansó de las críticas, sus colaboradores están incontrolables, y sus aliados también. Sus niveles de intolerancia los han llevado a querer responder todas, y es que no tienen más opción, pues de acuerdo a las últimas encuestas de cara a la elección presidencial, las simpatías electorales no les favorecen. ¿Seguiremos viendo más incontrolables en las últimas semanas? Estemos atentos.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 3 de octubre de 2017

ACCIÓN CIUDADANA


Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Hace algunos años un grupo amigos constituimos un corriente de opinión que llamamos Corriente de Acción Ciudadana, desde ahí pretendíamos y de alguna forma lo logramos, ser un espacio de acción política con posición acerca de los acontecimientos que se vivían en la ciudad y el país; y con acción local para contribuir a las transformaciones necesarias.
Aunque no era una expresión numerosa, logramos llamar la atención sobre diversos temas. Hoy, considero necesario que más ejercicios como esos se reproduzcan en los diferentes espacios del quehacer social, político y cultural donde nos encontremos. Organizarnos, alzar la voz, actuar para transformar; son acciones ciudadanas que debemos tener como práctica cívica.
La naturaleza y los políticos nos han hecho vivir tiempos difíciles. A los desastres naturales se suma el oportunismo político y las operaciones que desde el gobierno federal, estatal e incluso municipal se orquesta para beneficiar a empresas -de amigos o financiadores de campañas- en la reconstrucción de los espacios afectados por los sismos del pasado mes de septiembre.
Las campañas se acercan, y desde todas las esquinas no se pierde tiempo para buscar candidaturas, ya sea por los partidos que conocemos o como “candidatos independientes”, que luego sabemos de independientes tienen solo el registro. Y aunque se cansen de gritarlo, descubrimos muy pronto, que tiene más autonomía un recién nacido que sus candidaturas.
En fin, los ciudadanos estamos ahí, y en todos los momentos se ha demostrado que no es necesario pertenecer a partido político alguno o formar parte de algún organismo no gubernamental para participar de la transformación de nuestro entorno, un ejemplo muy claro fue la solidaria acción de los rescatistas sin nombre pero con rostro que se sumaron a la lucha por recuperar vidas minutos después de los sismos del 7 y 19 de septiembre.
La acción ciudadana es y será muy importante para la reconstrucción de las ciudades afectadas, por las inclemencias naturales, acciones de observación, de seguimiento, incluso de intervención, allí donde las manos del gobierno burocraticen los apoyos, será ineludible ciudadanizarlos; allí donde se canalicen los recursos, será fundamental exigir transparencia y rendición de cuentas para evitar oscurantismo y que alguien o algunos cuantos enquistados en el poder, se beneficien con los apoyos sin merecerlo.
Un ejemplo, lo encontramos la semana pasada, cuando vía Twitter el gobierno de Canadá anunció que entregaba al mexicano 1,500 casas de campaña, pero el SAT en su cuenta solo reportaba 750. Fue gracias a esta acción ciudadana que se confrontó la información y se supo lo que realmente se había donado. Ese pequeño ejemplo demuestra lo que enfrentará la reconstrucción y la necesaria acción ciudadana.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.  
Leer más...

martes, 26 de septiembre de 2017

LA MEMORIA DE LAS 13:14



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosfo

Ha pasado una semana del sismo en Puebla, Morelos y la Ciudad de México, y como en la capital del país se concentran los medios de cobertura nacional, esta última ciudad ha atraído la atención de algunos medios que han concentrado su información en lo que ocurre en dos entidades: Morelos y la capital del país. Poco se habla de la otra afectada, Puebla; y ya casi nada de los dos afectados en el sismo del 7 de septiembre: Chiapas y Oaxaca. Desde luego sin menoscabar que hubo otras entidades con afectaciones mejores, por ambos sismos.
El 19 de septiembre pasado parecía sería un día normal, el acto cívico, el simulacro y después la tragedia. Justo minutos antes había tenido contacto con muchos de ustedes estimados lectores, a través de mi cuenta de Twitter. De pronto el sistema de alerta de mi Smartphone desataba una serie de notificaciones sobre el sismo, uno tras otro, tras otro, tras otro. Supuse como otros usuarios, que era un nuevo error de la APP que días antes había lanzado alertas equivocadamente y después dijo que formaban parte del simulacro que se daría precisamente el 19 de septiembre para recordar la tragedia de 1985.
Tras el evento, las manos de ayuda no faltaron, jóvenes universitarios y no, profesionistas, amas de casa, obreros, empleados. Voluntarios sin nombre pero con rostro que rompieron con sus actividades, para rescatar a quienes minutos antes habían quedado atrapados bajo la masa de escombro de lo que antes fuera su casa, oficina, escuela, o lugar de trabajo.
Hoy sabemos que muchos de esas grandes complejos habitacionales no cumplían con los criterios de construcción necesarios, también nos enteramos de que algunos otros debieron de ser adecuados para resistir precisamente estos embates de la naturaleza, y descubrimos como centros de trabajo hacinaban a sus empleados en espacios sin salidas de emergencia, y otros tantos sin las condiciones del inmueble para soportar un sismo. Pero quizá lo que más ha indignado es la historia del Colegio Enrique C. Rébsamen que incumplió requisitos de construcción y vulnero la seguridad de sus estudiantes.
Como hace 32 años, con el sismo de 1985, en muchos de los casos que enumero se hacen presentes algunas palabras: corrupción, complicidad, negligencia, omisión e irresponsabilidad. Como hace 32 años los voluntarios sin nombre pero con rostro tomaron zonas de la ciudad para demostrar que la solidaridad es más que una campaña o eslogan gubernamental. Hace 32 años el papel de los jóvenes y las mujeres fue importante. Hoy, en 2017 el papel de jóvenes y mujeres fue igualmente fundamental.
El tiempo pasará pero nuestra memoria tendrá presente el otro 19 de septiembre. La memoria deberá tener presente también a los responsables de hacer cumplir la ley y no lo hicieron y desde luego a quienes en su afán monetario construyeron deficientemente algunos inmuebles ahora caídos y cuya vida es menor a los 5 años. La memoria recordara que a las 13:14 del 19 de septiembre de 2017 la vida cambio para miles de mexicanos.
Sigamos apoyando a los damnificados por esta tragedia, no los olvidemos, pasará mucho tiempo para que logren recuperar sus casas, su empleo, un lugar de estudio, la tranquilidad.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

* Hoy se cumplen tres años de la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, tampoco olvidemos eso.
Leer más...

martes, 19 de septiembre de 2017

¿LES CREEMOS?




Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

En el próximo número de Revista Quaestionis, que empezará a circular el día de mañana, dedicamos el número al análisis de la realidad sociojurídica, decidimos titular a este número Gobierno vs ciudadanía. Planteamos el título desde un perspectiva latu sensu, para exponer ideas y realidades de cómo el gobierno ha fallado en su compromiso y responsabilidad con la sociedad.
Varios ejemplos desde nuestra realidad nacional podemos enumerar, falta en los temas de seguridad pública, en el tema del empleo –aunque se empeñen en querernos convencer que es el sexenio del empleo; han fallado en los temas de salud, porque en esencia el seguro popular es un paliativo que solo administra las dolencias. Se ha fallado en el compromiso con la educación, en ofrecerla de calidad, con elementos que preparen a los educandos para el futuro inevitable que tienen, en las pobres condiciones de miles de escuelas en todo el país, muchas de las cuales están en las ciudades más grandes e importantes del país, y eso no es culpa de la CNTE, como dice el secretario que nos invita a “ler”.
En el número 33 de Quaestionis, podrán encontrar once relevantes aportaciones en seis secciones, plenamente consolidadas, a decir: análisis, poderes públicos, realidad sociojurídica, internet y derecho, derecho en su tinta y diálogos para pensar. En ellas, los autores exponen de manera clara su análisis de esta relación que se establece entre gobierno vs ciudadanía.
En esta idea, los mexicanos tenemos varia experiencia, la incapacidad de este para construir una mejor calidad de vida de los ciudadanos, infraestructura de calidad y no como la del socavón del paso exprés; vivienda digna con materiales de buena calidad y servicios básicos y no casas que al poco tiempo son abandonas y quedan en el olvido.
Un tema fundamental lo es también el medio ambiente, la autoridad ha fallo en eso, no solo al no proteger las áreas que están siendo dañadas en territorio nacional, sino al permitir que día a día el aire que respiramos se vaya degradando porque vehículos, industrias, talleres y más omiten cumplir con el marco legal que los regula y porque la autoridad por omisión o mordida cierra los ojos.
¿Le creemos al gobierno cuando nos dice que las cosas van muy bien y que las cosas buenas también son noticia cuando la realidad echa abajo su discurso optimista? ¿Les creemos cuando la inseguridad va en aumento y la canasta básica ha sido afectada por la inflación? ¿Cómo creerles cuando presumen transparencia pero un reportaje de Animal Político los exhibe con la Estafa Maestra?
Encontremos respuesta a estas interrogantes, por lo pronto los invito a buscar, suscribirse y leer los contenidos del número 33 de Revista Quaestionis, a quien pueden seguir en Twitter en la cuenta @QuaestionisMx. Por cierto mi aportación se titula: “gobierno y desobediencia civil” la desobediencia civil desde la perspectiva de la acción ciudadana y de su responsabilidad ética frente a las acciones del Estado que vulneran derechos protegidos en la Constitución.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

PD. ¿Hemos aprendido todos, la experiencia del terremoto de 1985 a 32 años de la desgracia en la ciudad de México, tengo la percepción que no todos y no del todo?
Leer más...

martes, 12 de septiembre de 2017

ADMINISTRAR LA POBREZA


Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Mientras nos ocupamos de los apoyos para el pueblo de Oaxaca, hay quienes han aprovechado las desgracias de las víctimas del sismo y del huracán Irma para salir con su playerita bien puesta a repartir despensas y lucrar políticamente con este desfortunio. Desde Anahí hasta Peña, pasando por los funcionarios de Veracruz y el propio Murat junior.
La ayuda nunca sobrará ante escenarios tan devastadores y ante la incapacidad gubernamental para atender -sin lucimiento-  a quienes han sido afectados. La sociedad civil con su fuerza organizativa y solidaria ha demostrado que a pesar de las condiciones adversas que muchos pueden tener, siempre habrá un espacio para la solidaridad con los demás.
Y mientras la naturaleza impone su voluntad, los políticos imponen la suya. En San Lázaro los partidos se pusieron de acuerdo para darle la silla de la mesa directiva a Don Dietas, el priísta Jorge Carlos Ramírez Marín, a cambio de la promesa de los tricolores de evitar el pase automático de procurador a fiscal de Raúl Cervantes Andrade, también conocido como Lord Ferrari.
Un ejemplo más de como los políticos imponen su voluntad es Eruviel Ávila, quien de cara al informe que esta obligado a rendir, difunde en spots su “quinto informe de resultados”. Resultados que la posición en el congreso local enumera: se incrementó la deuda pública en más de 2 mil millones de pesos durante 2015 y 2016.
En el territorio del priista que no se descarta para la presidencia –a pesar de que Emilio Gamboa no lo haya enumerado- el 80% de los trabajos creados, no rebasan los 4 mil 800 pesos mensuales como pago, según datos del Coneval. Este organismo también señala que “en el Estado de México hay más de 2 millones 550 mil educandos con rezago educativo, 3 millones 280 mil con carencias en acceso a la salud, 3 millones 108 mil con carencia por acceso a seguridad social.”
Pero los datos de desigualdad social no solo se concentran en el territorio de donde es originario el ocupante de Los Pinos. De acuerdo con la organización internacional Oxfam, durante la administración de Enrique Peña Nieto sólo 68 mil 249 personas fueron las que salieron de la pobreza, al pasar de 53 millones 349 mil 902 en 2012, a 53 millones 418 mil 151 en 2016. A este ritmo de acuerdo con Oxfam, nos tomaría 120 años reducir la diferencia monetaria entre los más pobres y los más ricos. No olvidemos que el Covenal dio a conocer que actualmente el 10% más rico de la población gana 23 veces más, que el 10% más pobre.
Pero ese dato parece alegrar a más de un político, pues es en la desigualdad social donde existe un caldo de cultivo para la manipulación, el control y la presión de cara a la elección del próximo año. En México administrar la pobreza es un buen negocio, las mochilas, las despensas, las tarjetas de apoyo siempre serán útiles para condicionar la voluntad ciudadana a su favor. Por ello y por el bien de todos, es necesario cambiar estas condiciones de desigualdad ¿Podremos hacerlo? Reflexionemos.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 5 de septiembre de 2017

¿NOS HEMOS AGOTADO?



Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo



¿Cuánto puede resistir nuestra capacidad de asombro? ¿Hasta dónde podemos permitir que sucedan hechos de corrupción un día tras otro sin hacer nada? ¿Seguiremos permitiendo que los políticos de siempre sigan manteniéndose en el poder político sea de forma directa o por interpósita persona? ¿Callar seguirá siendo la forma de actuar de los mexicanos de cara a la elección de 2018?

Septiembre –mes patrio en México- llega con una carga de noticias que pareciera se habían contenido por mucho tiempo. Muchas de las cuales, aunque se han divulgado con  el interés de posesionar a El señor de los Pinos, simplemente no resisten la prueba de realidad, pues coincidentemente el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dan a conocer, previo a la presentación del quinto Informe de Peña, que la pobreza pasó de 46.2 % a 43.6 % de 2014 a 2016. Aunque las calles de este país muestren otra realidad.

Pero eso pasa sin tanto escándalo, porque los socavones en la ciudad de México; la presunta ruptura en entre Monreal y Morena; la huelga entre comidas del corrupto Javier Duarte; la pelea interna en el PAN por la candidatura a la presidencia de la república; la irrenunciablidad del nefasto Secretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruiz Esparza – de 68 años- cubren la información y pasa a ser segunda plana.

Por si  esto fuera poco, tras el empecinamiento de PRI de darle pase automático a Raúl Cervantes -de Procurador General a fiscal de la nación- en el Senado de la Republica; la oposición en la Cámara de Diputados ha hecho una jugada maestra, retrasar el nombramiento del priísta oriundo de Yucatán Jorge Carlos Ramírez Marín - quien se puso a dieta para “salir con unos kilitos de menos” en las fotos- y llevar así a un escenario complicado a la Cámara de Diputados que hoy deberá de resolver si se nombra o no a una mesa directiva.

Y cuando creímos que esa sería la noticia de la semana, el portal Animal Político con el apoyo de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI) anuncian el resultado de una investigación que ubican a Javier Duarte como un “principiante”. La investigación arroja que a través de 11 dependencias federales se detectaron contratos ilegales por 7 mil 670 millones de pesos de los cuales de los cuales “3 mil 433 millones de pesos se entregaron a empresas fantasma y cuyos socios viven en barriadas.” Lo más grave es que “mil millones de pesos más fueron la comisión para las universidades y el resto sirvió para, supuestamente, contratar servicios.”

¿Cómo podemos creer en las instituciones cuando 11 sirvieron para saquear las arcas públicas de la nación? Entre ellas Pemex, Sedesol, FOVISSSTE, SCT, BANOBRAS, SEP, SAGARPA, SENASICA, Registro Agrario Nacional, Secretaria de Economía e INEA. ¿Porque confiar en las universidades que en cohecho recibieron mochada para permitir usar su nombre sin importar manchar su nombre? y para no olvidar las universidades involucradas son: Universidad Autónoma del Estado de México, Fondo de Fomento y Desarrollo de la Investigación Científica y Tecnológica FONDICT-UAEM, Universidad Autónoma del Carmen, Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Universidad Popular de la Chontalpa, Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, Universidad Politécnica del Golfo de México, Instituto Técnico Superior de Comalcalco, y la Universidad Tecnológica de Tabasco.

¿Hasta donde vamos a permitir que estos actos de corrupción se normalicen? ¿Permitiremos que este sexenio acabe con nuestra capacidad de asombro sin hacer nada? ¿Cómo cambiar lo macro cuando no hemos empezado por los cambios pequeños que podemos hacer desde nuestro ámbito personal? ¿Nos hemos agotado? Sin duda tenemos grandes tareas que requieren nuestra responsabilidad cívica de alzar la voz, de organizarnos, de actuar.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


Leer más...

martes, 29 de agosto de 2017

ANÉMICAS: REPRESENTACIÓN Y PARTICIPACIÓN


Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo


Se han preguntado ¿Cuánto nos representan los políticos en general? Es decir, ¿qué porcentaje de sus discursos, intervenciones y acciones verdaderamente expresan las necesidades de los mexicanos? Ahora ¿Cuánto nos/ los representan -en qué porcentaje, insisto- los legisladores (locales y federales), gobernadores y presidentes municipales? Y finalmente ¿Cuánto los representa -en qué porcentaje- el partido político por el cual votaron en la última elección?  Muy probablemente los resultados sean diferentes a los que inicialmente consideraron. 
Ahora bien, ¿Cuál es el nivel de participación que tenemos en la transformación de nuestro entorno? ¿Cuánto nos involucramos en los quehaceres que nos tocan para generar un mejor entorno? Quizá poco o nada, por muy diversas razones solemos no involucrarnos, participar es de las pocas cosas que tenemos en nuestra agenda inmediata. Al menos no en la idea de tener una presencia física.
Cuando hablamos de participación, la solemos utilizar para muy diversos objetivos y casi siempre favorables a quienes están dispuestos a formar parte de ella. Participar también significa compartir algo con alguien. Cuando participamos lo hacemos como un acto social,  como una acción colectiva, con presencia pública.
Y es que, aunque la participación ciudadana es un término que en los últimos tiempos se ha vuelto indispensable en el lenguaje político, en la vida diaria del ciudadano promedio, la participación se limita a dar like, retuit, compartir o firmar una petición. Las redes sociales y las plataformas digitales han permitido involucrarnos en temas unos muy importantes para la vida pública y otros plenamente intrascendentes.
¿Cómo vinculamos la participación con la representación? Es oportuno advertir que la participación ciudadana no debe limitarse a la elección de sus representantes, pues hay que dejar claro que estos dejan de representar socialmente a su partido para representar intereses más amplios, los mismos que en conjunto con otros representantes, se concretan en los intereses del país. O por lo menos esperaríamos que así fueran.
¿Qué pasa cuando no participamos? Cuando dejamos de lado nuestro derecho a levantar la voz, a involucrarnos en las cosas que verdaderamente nos afectan o afectaran a nuestros predecesores y preferimos la inmediatez de ver el futbol, el box, la idea al cine, o la salida al antro, siempre hay quien ocupa ese espacio y decide por nosotros e impone su voluntad. Y generalmente es quien detenta el poder político o económico y el sí participa para mantener el statu quo.
Vivimos tiempos de una anémica participación ciudadana y consecuentemente de una pobre representación, por ello se vuelve necesario que al lado de los intereses  por los resultados del futbol, box o algún otro deporte o divertimento, pongamos como actividad ineludible participar. Los invito a que lo hagan, verán que se siente bien y además contribuirán a transformar a este país desde abajo.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

Leer más...