martes, 28 de abril de 2015

TWITTER Y ELECCIONES


Samuel Hernández Apodaca

Los habitantes de este país, ya no veremos los antiguos carteles de papel que exhibían a los candidatos, tampoco los horribles y contaminantes pendones de plástico que colgaban de postes, puentes y árboles; ahora, derivado de las reformas electorales de 2007 y la del año pasado -2014- los partidos tendrán en periodo de precampañas de 30 minutos diarios en cada una de las 2 mil 556 estaciones de radio y TV del país. En el periodo de intercampañas gozarán de 24 minutos y tendrán 41 minutos durante el periodo de campañas.
Ahora los ciudadanos encontraremos otras formas de alimentarnos de las campañas, como las redes sociales. Estas se han constituido en la plataforma ideal para divulgar imagen, difundir propuesta, polemizar sobre temas y atacar al contrincante. Dice la Dra. Bárbara Cabrera (@BarbaraCabrera): “En la actualidad, estamos ante una revolución digital y de progreso tecnológico, de suyo es la amplitud de servicios promocionados por la red, de los cuales es imposible dar un catálogo o número certero, ya que cada día surge algo novedoso.” (“Interconexión mundial a través de internet” en Quaestionis, revista científica de divulgación jurídica y de ciencias sociales, año 2, número 18,  marzo-abril 2015, p. 14)
De ahí que  tanto los partidos políticos, como los candidatos y desde luego los ciudadanos utilizan Internet para informarse. Pues es una realidad que tras la llegada de las redes sociales a nuestra vida, la información y comunicación se han transformado de manera radical, la apuesta que candidatos y asesores han realizado a las plataformas como Facebook, Youtube y sobre todo Twitter ha sido electas para divulgar sus propuestas o guerra sucia contra sus adversarios.
Nuestro país se encuentra por encima del promedio de América Latina en el uso de social media, con un alcance del 98.2% de los usuarios de Internet, mientras que el promedio de la región es de 95.8%. Estos datos, nos colocan por encima de Rusia, Turquía, Perú y Chile.
Si a esto le sumamos que para 2015 se espera que la conexión móvil sea mucho más alta en términos de dispositivos y frecuencia que cualquier otro tipo de conectividad. Esto nos lleva a usuarios que están permanentemente conectados, que no se separaran de sus gadgets. Para quienes usamos redes sociales –esencialmente Twitter y Facebook- es claro que Facebook es una red con mayor número de usuarios, pero tiene el problema de ser una red lenta y existe como condición que alguien te acepte para poder ver sus publicaciones, es decir es bidireccional, salvo el caso de las fan page, que sirve más de tablero de anuncios que de interacción.
En el caso de Twitter encontramos que es una red instantánea y con capacidad de replicar rápidamente información en tiempo real; es asimétrica, pues cada usuario define el contenido que recibe en función de sus intereses; la posibilidad de comunicar a través del time line en 140 caracteres, la vuelve ejecutiva, sintética, digerible y viral.
La ventaja de Twitter es que para saber lo que plantea un candidato en esta plataforma solo hay que darle seguir. De ahí que en los últimos años muchos políticos y personajes públicos hayan optado por abrir su cuenta en Twitter. Y es que nuestro país es uno de los diez mercados donde Twitter ha registrado un crecimiento importante y ha mantenido un ritmo constante.
Hay un par de novedades que se integran a esta red, la primera es que ahora es posible agregar un comentario de hasta 116 caracteres cuando se hace retuit a la publicación de otro usuario - sólo en la versión web y la app de iOS por el momento- si a eso le sumamos que ahora esta red integra la herramienta Periscope que permite compartir video en vivo.
Por ello, por la importancia de Twitter es que surgieron en la elección presidencial pasada los peñabots, esos que salían siempre a defender al señor Peña y que movían las tendencias a través de Hashtag para transformar los hechos reales en versiones rosa de lo ocurrido.
No permitamos que este 7 de junio se repita la historia, vayamos a votar y demostrémosle a esta clase política que habita Los Pinos, el valor que tenemos los ciudadanos quitándole el Congreso a Peña.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

Leer más...

martes, 21 de abril de 2015

ELECCIÓN CONFUSA


La elección del 07 de junio –intermedia como se le conoce-  será quizá la más controvertida de los tiempos modernos de México; y será de esta forma porque desde diversas trincheras se han estado aportando elementos para volverla explosiva.
Allí donde se empata con elecciones locales los candidatos pasan por un periodo de prueba no solo de los electores, sino con sus propios militantes. Encontramos aspirantes que van de un partido a otro incluso cuando ya habían sido nominados; otros fueron cambiados porque las encuestas de opinión así lo pedían y unos más porque a la dirigencia partidista convino más la coyuntura electoral, que la militancia.
Unos, más atrevidos, dejaron decidir a la tómbola las candidaturas a diputados de mayoría, pero reservaron a los suyos las diputaciones de representación proporcional (RP o pluris); hay quienes volaron de la cuasiultraderecha al “centro” y quienes de la izquierda decidieron convivir también en el centro con expanistas.
Más allá de estos datos que presento, la realidad es que asistiremos a una elección donde los electores y ciudadanos somos bombardeados con spots aburridos, torpes, insultantes a la inteligencia y unos más, mentirosos. Asistimos a una elección sin propuestas reales, unas más inoperantes en el peor de los casos, engañosas.
La elección del 07 de junio, es una elección confusa para muchos, porque los actores políticos y sociales y ciberactivistas de Facebook –más que los de Twitter- están divulgando sus propias dudas.
Por una parte existe un bloque de académicos y de actores sociopolíticos que están llamando a que el día de la elección aprovechemos para pedir  #QueSeVayaPeña, una propuesta que en mi opinión no tiene sentido práctico, y no lo tiene porque en este momento que vive al país no podemos darnos el lujo de iniciar batallas que nos distraen de lo importante: justicia para las víctimas de la guardería ABC; justicia para los periodistas asesinados en Veracruz; justicia para los asesinados en Tlataya; justicia para los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.
Justicia para los funcionarios del señor Peña y para él mismo que aprovechando su ascenso a Los Pinos está cobrando los favores con inmuebles de dudosa procedencia; justicia para los gobernadores que en su papel de señores feudales están usando la elección para recompensar a sus incondicionales.
Asistiremos a una elección confusa, cuando activistas autodenominados “antisistémicos” llaman a no votar, actualizando lo obvio, no votar legitima a este sistema corrupto, represor, injusto, neoliberal, y ahonda las desigualdades socioeconómicas y culturales que viven millones de mexicanos.
En la elección del 07 de junio no debemos perdernos, si como ciudadanos queremos ganarnos el respeto de los políticos a los que muchos se empeñan en desacreditar – muchas veces con justa razón- debemos demostrar el poder que tiene nuestro voto en las urnas y nuestra voz después de la elección.
Un primer paso para ganarnos este respeto y demostrarle a la clase política de Los Pinos que no permitiremos que sigan saqueando al país es “Quitarle el Congreso a Peña”. Salgamos a votar y demostremos el verdadero valor ciudadano.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


Leer más...

martes, 14 de abril de 2015

JUSTICIA NEOLIBERAL


“La justicia es como las serpientes, sólo muerde a los descalzos”.
Eduardo Galeano

Desde el rompimiento de la hegemonía del PRI, el modelo económico y las condiciones de vida de los mexicanos- la mayoría- no han cambiado nada o muy poco para su desarrollo, en muchos casos ha ido en contrario sensu. Y uno de los temas fundamentales es el de la justicia y el acceso a ella.
Veamos, en una investigación realizada por Volkmar Gessner (Los conflictos sociales y la administración de justicia en México, traducción de Renate Marsiske, México, UNAM, 1984) en el México de mediados de los años setenta -que se publicó en nuestro país a principios de los ochenta- el autor confirma algunas de las suposiciones que parecen no pasar de moda.
Es muy ilustrativo que el trabajo muestre la aversión de los particulares a llevar sus conflictos ante instancias oficiales; y lo es porque en efecto, los mexicanos de aquellos años y desde luego en la actualidad no se confían en la autoridad, ni tampoco que se vaya a resolver su asunto.
Lo que los mexicanos de ayer y hoy identifican es la influencia, la proximidad o las distancias sociales entre las partes y como consecuencia el tipo de desenlace a que pueden dar lugar.
Un ejemplo que ilustra mi anterior afirmación es la que el autor expresa respecto del acceso a la justicia: “(…) se ve claramente que las capas con mayor ingreso demanda con mayor frecuencia”. (Gessner, p. 162.)
Lo anterior no solo fortalece la idea de que la justicia llega a ciertos sectores, sino que parece confirmar la expresión de que la justicia favorece a quienes más poder económico y político tienen.
Y es que en el México que hoy vivimos las concepciones de justicia son muy diversas; todos los días asistimos a discursos, entrevistas y declaraciones de actores que de forma directa o indirecta exigen “justicia” o su contrario injusticia.
En todo régimen preciado de ser democrático –el nuestro así lo presume- existe un factor fundamental del mismo, la existencia y cumplimiento de un Estado de Derecho, el cual debe contener por lo menos cuatro características básicas según Elías Díaz:
Imperio de la ley: ley como expresión de la voluntad general; división de poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial; legalidad de la administración pública: actuación según la ley y suficiente control judicial, y derechos y libertades fundamentales: garantía jurídico-formal y efectiva realización material (DÍAZ Elías, Estado de derecho y sociedad democrática)
Sin duda, falta mucho por hacer en este rubro, y en el modelo neoliberal las cosas no cambiarán; las reformas necesarias deben serlo porque respondan a realidades sociales nacionales y no por los derroteros de organismos internacionales. Porque finalmente  como sostiene Chateaubriand: “La justicia es el pan del pueblo: siempre está hambriento de ella”.
El Poder Legislativo es solo un paso para cambiar estas condiciones, de ahí que seguiré reiterando, este 7 de junio, quítale el congreso a Peña.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 7 de abril de 2015

ARBITRO MEDIOCRE





Hasta hace algunos años, las siglas IFE eran sinónimos de imparcialidad y certeza, era la carta de presentación del Instituto, pero todo acabo con la polémica elección del año 2006 y su fulminación llegó con la elección de 2012, con las dudas sobre el papel de la autoridad electoral que ya todos conocemos.
El hoy Instituto Nacional Electoral (INE) y su joven y gris presidente, Lorenzo Córdova Vianello –de 43 años- está muy alejado de la autoridad electoral que nos costó construir en los años noventa y que entonces operaba como IFE; el egresado de la Universidad de Turín no ha dado una, Córdova Vianello es ejemplo claro de que los toros no se ven igual desde el ruedo, no es lo mismo ser el burócrata electoral que la autoridad responsable de la elección.
Ayer el INE lo volvió hacer, la Comisión de Quejas ordenó suspender el spot del PAN donde aparece en fotografías el Totocuitlapilqueño de 56 años y dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz luciendo sus caros relojes.
La queja que el propio Camacho interpuso argumentando que el spot lanzaba calumnias en su contra, generó amplia discusión y la Comisión determinó que el spot calumnia la imagen del líder del tricolor.
Ésta no es la primera ocasión en que el INE censura un spot, ya lo hizo antes con los del PRD, ese que hacía referencia al estelar de Televisa, el Madrileño de 68 años Joaquín López-Dóriga Velandia.
El INE de Córdova Vianello, no es más que un árbitro mediocre; es una autoridad electoral que parece vivir una bipolaridad, implacable contra los opositores del PRI, pero complaciente con los aliados del mismo partido, ejemplo claro de ello el PVEM y sus grotescos espectaculares y spots visiblemente burdos en casi todo el país.
Sumado a esto, sigue pendiente el tema financiero, pues de acuerdo al informe anual de gestión de la contraloría, seis de cada diez pesos de su presupuesto anual que este año -que será de 13 mil 216 millones de pesos- se van en sueldos de sus empleados.
Y no perder de vista el tema de Scytl -la empresa española- contratada para desarrollar el Sistema de Contabilidad en línea, para partidos políticos en periodo de campañas la cual inició un proceso legal en contra de la entidad electoral por incumplimiento de contrato. Ya el director de Scytl, Pere Vallès ha advertido: “nos sorprende que (…) se nos haya cancelado el contrato”. Y fulmina: “no fueron razones técnicas que llevaron a la rescisión del contrato, sino que fue por razones de otra índole […] intereses políticos que son contrapuestos o de participantes que no tienen los intereses completamente alineados, que no quieren que el proyecto salga adelante”.
Córdova Vianello, reconoció que la elección “inició en un ambiente adverso para la vida democrática” pero le falta reconocer que muchos de los temas paralelos de una buena elección son su responsabilidad. Árbitro mediocre es el que enfrentaremos en este proceso electoral, de ahí que se vuelva una tarea impostergable quitarle el Congreso a Peña.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


Leer más...