martes, 27 de mayo de 2014

EL INDIO Y EL EZLN



La reaparición de SubMarcos y el anunció de que por su voz “ya no hablará la voz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional” ha sorprendido. En La Realidad, el sub dio lectura a las “últimas palabras en público antes de dejar de existir”. Marcos recordó la irrupción del EZLN aquel primero de enero de 1994. Y asesto con un recuerdo para la desmemoria. “Lo que para nosotros inicia en 1994 es uno de los muchos momentos de la guerra de los de abajo contra los de arriba, contra su mundo”
Lo cierto es que este personaje y los integrantes del EZLN cambiaron la forma de ver a los indígenas en este país, pues la palabra indio o indígena ha sido utilizado referir, utilizar o descalificar y ellos le dieron otra dimensión.

Ya bien lo señala Alcides Reissner: El indio nace como concepto léxico y como categoría social en condiciones bien determinadas y precisas con el advenimiento del dominio colonial de los conquistadores (Reissner, El indio en los diccionarios, INI, México 1983, pp. 15, 16, 18.)
Fue durante el siglo XVII, el indio empezó a cobrar ciertos rasgos de “caracterización geográfica” pues se cita su procedencia de las indias aún sin mencionar ¿qué indias? La primera mención de la entrada indio en un diccionario de lengua (no bilingüe) se produce en el primer cuarto del siglo XVIII. (Ibídem. pp. 82, 106,116.)
Es quizá en 1879 cuando se da una definición más real de indígena: El que es natural del país, provincia o lugar de que se trata. Etimología: latín indígena, nativo de un país hablándose de hombre y dioses; de hindú, antigua forma de in, en, dentro, y de genere, engendrar: engendrado dentro, en el país.
En México Indígena es “la persona que presenta rasgos físicos, culturales y lingüísticos asociables a los antiguos pobladores de estas regiones, es decir, a los identificables como indios” (Ídem, p. 37.)
Sin embargo “el indígena mexicano no es todo aquel que haya nacido y sea natural de México (…)” como lo indica la etimología. “Solo lo es aquel que tiene como antecesores (?) A los originarios habitantes prehispánicos de México” (Ídem, pp. 37, 38.)
Jesús de la Fuente señala que el indio en México no es definido racial, sino culturalmente. Hoy “llamar a una persona indio cuando no lo es, expresa el interés por señalarla con características culturales y condiciones sociales, precisamente las que corresponden a la condición del indígena”( Ídem, p. 70)
En una parte de su discurso Marcos recuerda “Ahora están haciendo la lucha y dirigiendo la resistencia quienes eran pequeños o no habían nacido al inicio del alzamiento”. Y es cierto, han pasado 20 años de la aparición pública de los encapuchados del EZLN; y se podrá estar de acuerdo o en desacuerdo con ellos, pero lo cierto es que cambiaron la forma de organización y movilización de la sociedad, y eso es un aporte que no hay que olvidar.
Finalmente quiero traer una última cita que el sub asesta “Si ser consecuente es un fracaso, entonces la incongruencia es el camino del éxito, la ruta del poder. Pero nosotros no queremos ir para allá, no nos interesa. En esos parámetros, preferimos fracasar que triunfar”.

¿Qué opinan? Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe Diem.


Leer más...

martes, 20 de mayo de 2014

MADERO AL SERVICIO DE SU MAJESTAD


Finalmente terminó la primera temporada de la telenovela llamada “#ElecciónPAN”. Esa en la cual, se disputan los restos de un partido que perdió la presidencia después de 12 años en Los Pinos.
Aunque fue una elección abierta a los militantes, la misma no estuvo exenta de prácticas muy atrasadas por más que los organizadores se empeñaron en desmentir la realidad, y es que parece que el Partido Acción Nacional aprendió muy bien las lecciones del PRI, compra de votos, boletas marcadas, robo de urnas y mensajes de texto el día de la elección avisando que ésta se había suspendido.
Parece que el PAN trae el mismo síndrome que el PRI tuvo en su momento, ante la falta de un “jefe máximo” “líder del partido”; empiezan las disputas por las migajas después de la vergonzante derrota de 2012.
Ahora que ya sabemos que Gustavo Madero ganó con más de 13% de diferencia, no pocos sostenemos que el más feliz es el habitante de Los Pinos. Madero se ha convertido en “el amo de llaves” de Peña Nieto, el que administra y defiende sus intereses desde la “oposición” panista.
Pero ¿Qué podemos esperar del oriundo de Chihuahua, si representa a la corriente más atrasada del panismo? ¿Qué se puede esperar de un hombre medio como Madero Muñoz si su historia es de oportunismo y reintegros? ¿Qué se puede decir de él, si ha sido un personaje que echo por delante el apellido en sus primeros intentos del quehacer político?
El pasado no engaña, la historia siempre es útil, y el dato para la desmemoria es que mientras que Francisco I. Madero fundaba y presidía la Sociedad de Estudios Psíquicos de San Pedro, Ricardo Flores Magón fundaba la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano (1905).
El ascenso de Gustavo Madero es precoz; en 2001, como candidato del PAN a la Presidencia Municipal de Chihuahua, perdió ante el PRI. En 2003, se le hizo acceder a una diputación Federal para la LIX Legislatura, y ahí presidió la Comisión de Hacienda y Crédito Público, espacio que no desaprovechó para manifestar sus simpatías neoliberales. Tres años después, llegó al Senado de la República, pero al igual que en la Cámara de Diputados, su desarrollo fue de intrigas, declaraciones atropelladas y lenguaje áspero.
En estos momentos de la telenovela panista, vale la pena recordar que una facción de senadores que apoyan a Cordero, acusaron que Madero “quiere un partido satélite del PRI, completamente plegado a la agenda del gobierno federal, a sus tiempos y a sus contenidos”. ¿Qué dirán ahora que los ha derrotado? ¿Cómo se llamará el partido que amenazó Calderón con fundar si Gustavo Madero ganaba? ¿Qué dirán ahora que Madero estará al servicio de su majestad? 


Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 13 de mayo de 2014

ALGO APESTA EN TAMAULIPAS



En Tamaulipas algo apesta, algo anda muy mal desde años atrás y las cosas no mejoran con el paso del tiempo, como los votantes del priista Egidio Torre Cantú, quien como en tronos de sangre, asumió la candidatura al gobierno, tras el asesinato de su hermano.
En Tamaulipas, la seguridad se pierde día a día, a pesar de los discursos fallidos y montados en el verdadero temor que Egidio repite como mantra “aquí no pasa nada”, “aquí no pasa nada”. Pero la realidad lo contradice, él lo sabe y los ciudadanos lo padecen, los levantones, emboscadas, retenes, los enfrentamientos por el control del territorio, son una realidad.
La marcha del pasado fin de semana que buscaba comunicar que en Tamaulipas si está pasando algo, tuvo como reacción el incendio de un tianguis de autos en la periferia de Tampico y ciudad Madero. Pero para el gobierno estatal no pasa nada, y en su empeño por ocultar los hechos la dirección de Comunicación Social y Prensa del gobierno de Tamaulipas contrató a medios digitales para inundar Twitter con noticias oficiales y opacar las alertas sobre situaciones de inseguridad, tal y como lo documentó la revista Proceso hace un par de meses.
A Torres Cantú se le han metido hasta al Palacio de gobierno, en las mismas filas de quien se supone lo protege. Y un caso que ilustra dicha afirmación, es que José Manuel López Guijón, jefe de escoltas de Egidio, está vinculado al asesinato del jefe de Inteligencia de Tamaulipas, el comandante Salvador Haro Muñoz quien fue emboscado por una veintena de Zetas, pero conducido, contradictoriamente, por policías. Ésta no es la primera vez que López Guijón es vinculado al crimen organizado, ya antes había sido señalado por ser un intermediario entre el gobierno de Tamaulipas y el cártel de “Los Zetas”.
Y mientras, Egidio se empeña en engañarse y mentirle a los Tamaulipecos. Un evento más exhibe la podredumbre, el jefe del departamento de la Secretaría de Finanzas del gobierno de Tamaulipas, Ramiro Higuera Martínez, intentó suicidarse la mañana de ayer en el Palacio de Gobierno y falleció en un hospital de Ciudad Victoria.
Y más y más preguntas surgen en los entornos de esa Entidad y las sospechas crecen sobre ese gobierno. ¿Por qué  se rehúsa a la presencia de las fuerzas federales? ¿Por qué no ha tomado medidas efectivas para regresar la seguridad en el Estado? ¿Sabía que López Guijón es vinculado al crimen organizado? ¿Y por qué Ramiro Higuera Martínez intenta suicidarse en el mismo recinto del Poder Ejecutivo? Muchas son las preguntas que Egidio debe de responder, no vaya a ser que en una de esas no termine el sexenio, ya ven lo que le ocurrió a Jesús Reyna.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


Leer más...

martes, 6 de mayo de 2014

EL PARTIDO QUE MÉXICO NO NECESITA





Fundado el 5 de mayo de 1989, el PRD lleva 25 años de existencia electoral; el Partido de la Revolución Democrática en este tiempo se ha constituido como el principal partido de la izquierda mexicana, si bien es cierto que estos 25 años ha tenido altas y bajas, cierto es también que desde su constitución ha generado expectativas y también decepciones.
El PRD es quizás la mezcla política más heterogénea que actualmente exista en la historia de partidos políticos en el mundo, pues es producto de una escisión de la corriente crítica del PRI encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez, a la cual se sumaron integrantes del Partido Mexicano Socialista (PMS) el Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), dirigido por Heberto Castillo y José Álvarez Icaza.
A este gran movimiento se integraron además el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), de Arnoldo Martínez y Gilberto Rincón Gallardo; el Partido Patriótico Revolucionario (PPR), de Camilo Valenzuela y Jesús Zambrano; y el Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP). Al final llegó el Partido Socialista de los Trabajadores (PST), encabezado por Jesús Ortega, Carlos Navarrete y Graco Ramírez.
Es precisamente esta última corriente la que actualmente controla a este partido. Y la misma que lo ha llevado a la peor crisis de identidad, retrocesos electorales, posturas contradictorias, y posicionamientos progobierno. “Los chuchos” están más cerca de la derecha –concertacedora- de finales de los ochenta, que de la izquierda progresista que presumen ser.
El PRD de hoy, ese que ayer cumplió 25 años está- como lo dijo Cárdenas- más lejos que cerca de los objetivos originalmente trazados con su nacimiento. Es la mejor postura que he escuchado de Cuauhtémoc a lo largo de éstas celebraciones, el mensaje que ayer mando estuvo dirigido a la corriente que en algún momento lo obligó a retirarse. Cárdenas sostuvo que “al país de nada le sirve una izquierda dócil y dizque a la moda, le sirve una izquierda firme en sus principios, respetuoso ante quienes piensan distinto, con ética y capaz de dar ejemplo en su vida interna de lo que quiere para el país”.
Y es que de cara a la elección interna, los grupos que actúan a su interior desplazarán todas sus estrategias; y “Los chuchos” no duraran en buscar apoyos, activar prácticas, y mantener el control, pues el PRD se ha vuelto la franquicia política más rentable para mantener la burocracia de esa corriente, la misma que presume sin empacho haber firmado el Pacto por México, por el bien del país.
No sabemos cuánto más durará esa corriente dirigiendo al PRD, pero lo cierto es que esa no es la izquierda que México necesita, ese no es el PRD que está del lado de los que buscan transformar al país en un México de oportunidades más igualitarias para los que menos tienen; no es el partido instrumento de la sociedad que vimos nacer hace 25 años.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


Leer más...