martes, 29 de septiembre de 2015

EL IRREMEDIABLE SEÑOR PEÑA



Ayer el señor de Los Pinos, anduvo en Nueva York para asistir a la ceremonia que conmemora el 70 Aniversario de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y participar en la adopción de México de la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.”

En su intervención por los 70 años de la ONU, Peña destacó que “México es una Nación plenamente comprometida con la ley, los derechos humanos y la paz.”

Con una radiografía muy limitada -que se notó en su discurso- advirtió que “Con las crecientes desigualdades, con una crisis económica mundial que no cede y con la frustración social que esto provoca, el mundo de hoy está expuesto a la amenaza de los nuevos populismos. Nuevos populismos de izquierda y de derecha, pero todos riesgosos por igual.”

Es claro que el señor de la casa blanca no perdió tiempo al llevar su discurso ideológico hasta la ONU. Como si fuera un acto organizado en su Estado natal -gobernado por el chapeteado y suspirante Eruviel Ávila- el señor Peña, pareciera que enfocó sus baterías para las hordas de su partido, al sostener:

El Siglo XX ya vivió y padeció las consecuencias de individuos 
que, carentes de entendimiento, responsabilidad y sentido ético, 
optaron por dividir a sus poblaciones.
Las sociedades deben estar alertas frente a quienes se aprovechan 
de sus miedos y preocupaciones, ante los que siembran odio y 
rencor, con el único fin de cumplir agendas políticas y satisfacer 
ambiciones personales.

Además de utilizar una corbata ocupada ya en un acto de su partido, -y recuperada para este evento-, el oriundo de Atlacomulco refirió que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es “un acuerdo histórico para la humanidad, en favor de la inclusión social, la prosperidad compartida, la protección ambiental, el respeto a los derechos humanos y la paz universal.” No obstante, la inclusión social y prosperidad compartida, es justamente lo que los mexicanos exigen de quien ocupa el palacio nacional. Protección ambiental, lo que el país requiere; respeto a los derechos humanos, paz, justicia es precisamente lo que exigieron millones de mexicanos el pasado 26 de septiembre en las principales plazas del país y en diferentes ciudades del mundo.

Sin duda, la presencia de México en el aniversario de la ONU es importante, pero más relevante aún es dar una respuesta clara, honesta, justa y sin carga política, a las víctimas de Ayotzinapa que días antes se habían reunido con él para pedir justicia, y allí recibieron de EPN una única respuesta, crear una comisión. Grosero e indiferente Peña prefirió ir a Nueva Cork, a la foto y no resolver de fondo un tema fundamental para la vida nacional de nuestro país.

Quizá por eso, Tony Payán, director del Centro de Estudios sobre México del Baker Institute for Public Policy de la Universidad de Rice, sostiene que “la diferencia entre Felipe Calderón y Peña Nieto es que Calderón pensaba que el Estado estaba amenazado en su integridad por el crimen organizado, pero el de Peña piensa que está amenazado por la sociedad civil y empieza a ver como enemigos a movimientos como los de los padres de los 43 normalistas.”

Parece que Peña no tiene remedio, ni sus políticas, ni su gabinete. Su visión de país está limitada a la opinión de su equipo, de los suyos. El país del que Enrique Peña habla se limita a sus análisis maquillados, a sus cifras que saca cuando le conviene, a la retórica priísta de principios de los noventa. Ese es el irremediable señor Peña.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

Leer más...

martes, 22 de septiembre de 2015

NO PERDER EL RUMBO


@iusfilosofo

Mientras nos envolvemos en las desgracias que vive nuestro país, así como las que sus habitantes padecen y recordamos el 19 de septiembre; los mexicanos hemos dejado de lado la glosa del III informe de Peña Nieto, ese que no entregó en persona sino por la interpósita persona de Osorio Chong, lo confirió a Jesús Zambrano.
Basta recorrer algunos Estados de la República y platicar con sus habitantes para conocer la opinión que los mexicanos tienen de quien ostenta el poder Ejecutivo, opiniones que están muy lejos de los spots publicitarios que día a día escuchamos, vemos o leemos, en esos que sostiene que México se esta moviendo.
El coordinador panista de los senadores Fernando Herrera Ávila, reveló la semana pasada lo que podría ser la agenda de la glosa, el miércoles o jueves con la asistencia del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer. Miguel Ángel Osorio Chong, en la última semana de septiembre. En la primera y segunda semana de octubre harán la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu Salinas, y el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso. Mucho que decir por los secretarios de Estado, desde los sustitutos en educación Aurelio Nuño y turismo Massieu Salinas, hasta los rivales de gabinete Osorio Chong y Videgaray Caso.
Muchas explicaciones y respuestas tendrán que dar estos Secretarios de Estado a los legisladores mexicanos, pues hay temas fundamentales de la agenda que siguen sin tener una respuesta clara: la casa blanca, y otras propiedades, Ayotzinapa, Tlataya, la Minera de Zacatecas, el comportamiento de los gobernadores de Puebla, Veracruz, Chiapas y tantos más.
Y mientras se empiezan a develar la agenda en el Senado, nos enteramos de que en San Lázaro, a menos de un mes de ocupar su encargo como representantes populares, los diputados empiezan hacer las listas de quienes viajarán al Parlamento Latinoamericano (Parlatino), los días 8 y 9 de octubre a Buenos Aires; 15 y 16 de octubre a San José y 29 y 31 de octubre, a Oranjestad. Esto para cumplir con la responsabilidad de las comisiones de Seguridad, Derechos Humanos y Medio Ambiente, a las que pertenece el Congreso mexicano.
Por ello, ante la vorágine que representa seguir todos los temas que la coyuntura impone y los que verdaderamente valen la pena, es necesario no perder el rumbo sobre los temas que de verdad debemos tener en la agenda, esos que ya enumeré, así como desde luego los que darán continuidad a las reformas estructurales en el campo, agua, salud y la laboral. Sin perder de vista uno que está en vías de discutirse en el Senado, la propuesta de Reforma a la Ley de Obras Públicas, esa que fue aprobada por la Cámara de Diputados el pasado 9 de diciembre, y que según organismos civiles fomentará la discrecionalidad y la opacidad en los procesos de contratación y licitación de obra pública, que contradice lo que recién se aprobó con el Sistema Nacional Anticorrupción. Para los especialistas esta reforma podría llamarse “Ley casa blanca” o “Ley OHL” pues no garantiza mecanismos ni procedimientos adecuados para promover las mejores condiciones de contratación para el Estado en cuanto a precio, calidad y oportunidad de las obras. De ahí que sea necesario, como les digo, no perder el rumbo sobre temas que verdaderamente pueden fortalecer el Estado de Derecho o construir un Estado corrupto, utilizando la ley. Atentos a ello.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 15 de septiembre de 2015

¿QUÉ CELEBRAMOS ESTOS DÍAS?


@iusfilosofo

Desde diversas voces se ha convocado a no asistir a los eventos que con motivo del aniversario del inicio Independencia realizará el Sr. de Los Pinos, desde luego que la convocatoria ha traído un enorme respaldo, sobre todo por una simple frase que sintetiza  el desencanto nacional de un sexenio: "Nada que celebrar".
Pero no todo es desencanto, esta simple expresión resume también el enojo, la desesperanza, fastidio, hartazgo y muchos más sentimientos sobre lo que ocurre en nuestro país. Todo lo que en este tiempo hemos vivido y padecido, -algunos temas se abordan en DOS LIBROS PARA ENTENDER Y ACTUAR POR MÉXICO en los cuales soy autor y coordinador y cuya sinopsis pueden ver aquí http://bit.ly/1JOgi3g )- han llevado a que muchos mexicanos griten con el silencio de su ausencia el "ya basta". 
¿Qué contribución a un mejor país trae los gastos innecesarios para conmemorar un hecho histórico de hace siglos y que inició bajo el grito de "muera el mal gobierno"? Sin duda ninguno; más cuando pensamos en que el actual escenario económico nacional está afectando la economía doméstica por más que Luis Videgaray se empeña en negarlo.
¿Podemos los mexicanos conformarnos con una noche de música "gratuita", sudor, empujones y más desavenencias -como que los niños sean esculcados por la policía como condición para entrar a un zócalo a celebrar “la fiesta de todos los mexicanos” solo para ver a quien ostenta la titularidad del Poder Ejecutivo gritar "viva México"? desde luego que no puede ser de esa forma, y no puede serlo porque la administración del Sr. Peña se ha dedicado a generar historias paralelas a los hechos reales.
¿Sigue bastando gritar una noche “viva México” y callar el resto de año siendo así cómplice omiso del mal gobierno que tiene como política de sus social media minimizar en redes hechos terribles como la tragedia ABC, Tlataya, Ayotzinapa y la muerte de los periodistas en Veracruz? Por supuesto que ya no basta, sobre todo cuando el peñismo se ha dedicado en construir su propia telenovela mediática sobre el descontento nacional e incluso a pedido “ya supérenlo” cuando de Ayotzinapa se refirió.
¿De qué material está hecha la dignidad de algunos mexicanos que acudirán y acudieron “al grito” a cambio de un refrigerio y camión? Sin duda de la poca dignidad que los gobiernos neoliberales, -principalmente del PRI- han construido por décadas con sus políticas clientelares de subvención a los “más pobres entre los pobres”.
No hay nada que celebrar, es necesario reflexionar estos días en que airosos se muestran los colores nacionales que nos recuerdan que es el mes de la independencia; esa independencia que cada vez es menor y que quizá dejará de existir si continuamos con el actual modelo socioeconómico y político.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 8 de septiembre de 2015

INFORME AYOTZINAPA, INFORME QUE EXHIBE


@iusfilosofo
Ayotzinapa -en Náhuatl, es lugar de tortugas- es una población del Estado de Guerrero, vecina de Tixtla de Guerrero, pero con características diferentes; es el lugar donde se encuentra la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, normal construida bajo la política de la “masificación educativa”, es decir llevar la educación al pueblo, esta normal fue fundada en 1926 por los profesores Rodolfo A. Bonilla y Raúl Isidro Burgos.
Por su ubicación, los asistentes son estudiantes de la montaña, la costa chica y el centro del Estado de Guerrero, ahí es donde se encuentran las poblaciones con los índices más bajos de desarrollo humano, ahí donde la política social de la exsecretaria Robles Berlanga no llego.
La Normal Rural Raúl Isidro Burgos –donde se formaron Lucio Cabañas y Gerardo Vázquez- no es la única normal que ha sido golpeada políticamente y atacada por los gobiernos de corte neoliberal, pero es esta, la Normal de Ayotzinapa, la que protagonizó hace más de un año –el 26 de septiembre del año pasado- la desaparición de 43 normalistas a manos de agentes del Estado mexicano-los policías municipales-.
A más de un año de los acontecimientos, se aportan nuevos datos de lo ocurrido aquella noche de septiembre, a partir del informe que presentó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) convocado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de acuerdo con el Estado de México y los representantes de las víctimas del caso.
El informe Ayotzinapa fue elaborado a partir de documentos, declaraciones y pruebas que ya constaban en el propio expediente y con la consulta a peritos expertos -independientes a la investigación oficial-. Aquí lo irónico, ridículo o lamentable, -podemos usar varios adjetivos para referirnos a ello- es saber cómo el GIEI con los mismos documentos, llega conclusiones diferentes a las que las autoridades mexicanas informaron hace algunos meses.
Dentro de los cuestionamientos que plantea GIEI, es la negligencia con la que se manejó la investigación: 22 días tardó la PGR para atraer la investigación, casi un mes la Fiscalía Estatal de Guerrero tardó en enviar el expediente de nueve tomos a la PGR.
Un cuestionamiento más del GIEI, -y característica particular de las autoridades mexicanas- es que la PGR tenía información sobre lo que estaba ocurriendo en la zona y omitió tomar acciones para contrarrestarlo.
El Informe Ayotzinapa  exhibe la irresponsabilidad, incapacidad y manipulación con la que fue tratado el tema, y esa sencilla razón debe ser suficiente para que el ahora exprocurador –hombre cansado- sea investigado y llamado a cuentas. Quienes también deben ser llamados a cuentas y ser investigados, son las autoridades estatales y federales –policía y ejército- que enterados de lo ocurrido se mantuvieron al margen de los hechos, ese solo elemento debe ponerlos en el banquillo de los investigados.
El caso Ayotzinapa no ha sido callado gracias a la movilización de los padres, el interés informativo de algunos medios y a las redes sociales, que han sido plataforma informativa de lo que ha ocurrido en días posteriores a los acontecimientos. El caso Ayotzinapa y otros más como Tlataya en el Estado de México o el de la Minera en Zacatecas, donde participaron agentes del Estado, deben servir de lección no solo al Estado Mexicano, sino a los ciudadanos para no claudicar en la lucha por la exigencia de justicia, y a los demás a solidarizarnos con causas que en cualquier momento pueden afectarnos.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.





Leer más...

martes, 1 de septiembre de 2015

INFORME DE PENA


@iusfilosofo

El Artículo 69 de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos establece que: “En la apertura de Sesiones Ordinarias del Primer Periodo de cada año de ejercicio del Congreso, el Presidente de la República presentará un informe por escrito, en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país.
No obstante el pasar de los años y las condiciones políticas y de equilibrio electoral orilló a que las fuerzas políticas concedieran la venia al Ejecutivo, para que en su nombre un testaferro entregue dicho informe.
¿Recuerdan cómo eran los informes de gobierno antes de que se transformaran en la fiesta VIP del Ejecutivo? Pues bien, hasta antes de 1988, el día del informe que presentaba el habitante de Los Pinos ante el Congreso de la Unión era prácticamente el día del presidente. Se instalaban vallas por las principales avenidas donde pasaría el “Señor presidente” y se disponían invitados que se colocaban en el marco de esas vallas para agradecerle con porras y confeti que nos gobernara.
Por aquellos tiempos, ya en la Cámara de Diputados, el habitante de Los Pinos era recibido con elogios y aplausos, y se disponía a dar lectura a su mensaje político que duraba horas. En su texto,  el Ejecutivo no tenía límites en usar calificativos para hablar de los excelentes logros que había conseguido durante ese año. Empleos, educación, seguridad, carreteras, avances en salud, eran temas que desencadenaban los prolongados aplausos de los amigos del Presidente habilitados como Diputados Federales. La respuesta del presidente de la Cámara, tenía que ser proporcional al festejo de México que se representaba ese día y en ese espacio.
Pero todo esa alegría desbordada, cambió cuando los “groseros” e imprudentes diputados Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega –que en este año cumplió 82 años- se atrevió a realizar una pregunta a Miguel de la Madrid; luego Marco Rascón utilizó una máscara de puerco para increpar al Ejecutivo y así se rompió la fiesta del “Presidente” vinieron fuertes discursos, protestas, mantas y tomas de tribuna.
El 1997 tras la pérdida de la hegemonía política en la Cámara de Diputados fue el propio Muñoz Ledo quien presidió la Cámara de Diputados y delimitó lo que más tarde sería el fin de la visita del Ejecutivo al Congreso de la Unión. “El presidente propone y el congreso dispone”.
Se hubiera pensado que lo que sucedería a dicho ejercicio sería un espacio de réplica de las fracciones representadas en la Congreso con el Ejecutivo, que éstas pudieran preguntar de viva voz y que este a su vez respondiera, pero la decepción hecha botas (Vicente Fox) y más tarde Felipe Calderón generaron las condiciones para que la obligación del Ejecutivo de rendir el informe antes los representantes populares se cumpliera entregando en privado dos tomos impresos de dicha obligación.
En este año ocurrirá lo mismo, seguiremos estando ausentes del acto republicado de rendir cuentas de parte del Ejecutivo y de cara a la nación; y nos tendremos que conformar con una ceremonia protocolaria, fría y sonrisas falsas que se sintetizan en dos mamotretos que serán los protagonistas de la foto, incluso más protagonistas que el gris presidente en turno de la Cámara de Diputados. Este será como los pasados: un informe de pena.
En fin, lo más relevante de la sesión de hoy será escuchar a los representantes de las fracciones parlamentarias y analizar sus discursos, pues de ahí derivará la relación que sostendrán los últimos tres años de este sexenio; que a la mitad del mismo ya fenece.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...