lunes, 28 de julio de 2014

REALIDAD Y DESOBEDIENCIA





Sin desarrollo nacional no hay bienestar ni progreso. Cuando hay miseria y atraso en un país, no solo sucumben la libertad y la democracia, sino que corre peligro la soberanía nacional.
Arturo Frondizi

Ahora que las reformas estructurales terminan por consolidarse en nuestro país como política neoliberal, donde los más desfavorecidos seguirán en condiciones de desigualdad y las oportunidades de desarrollo se verán limitadas generacionalmente, parece que una de las alternativas que pudieran ejercer los ciudadanos que se oponen a dichas políticas es la desobediencia civil.
La primera aparición pública del término desobediencia civil, tuvo lugar a mediados del siglo XIX, con el escrito de Henry David Thoreau que llevaba por título precisamente Desobediencia Civil. Pero quizá como señala Pérez Bermejo ("La justificación de la desobediencia”. Tomo II, Ediciones King Tree, España, 1998) aun cuando Thoreau definió su acción como desobediencia civil, el significado contextual en que lo planteó se refería más bien como a lo que hoy conocemos como el derecho a la objeción de conciencia.
Mohandas Karamchand Gandhi definió su movimiento no como desobediencia civil sino como Satyagraha (No violencia), que es un rasgo implícito de ésta; y aunque Gandhi reconoció su deuda con Thoreau, estableció la diferencia entre su movimiento y la acción y pensamiento del norteamericano. El propósito de Gandhi no fue reivindicar los principios básicos de la Constitución política vigente, sino derrocar todo el poder político del colonialismo inglés y, con ello, liquidar no sólo la Constitución, sino toda una forma de vida.
Martín Luther King en Estados Unidos, inició una lucha contra la discriminación racial y el movimiento pro derechos civiles entre los años 1950 y 1960 que se consolidó un movimiento de desobediencia cuestionando así los valores políticos heredados y los poderes políticos. “Se trataba de sustituir los principios políticos fundamentales por otros completamente novedosos, una lucha anti-sistema”. (cfr. PÉREZ Bermejo).
Como podemos observar en los casos anteriores; la desobediencia jugo un papel fundamental de cambio social, y parece ser que en los casos que enfrentamos, la desobediencia no solo debe ocuparse de cuestionar los fundamentos de orden constitucional, sino las contradicciones internas del sistema, de esta forma la desobediencia puede modificar la posición de los legisladores respecto de las leyes y políticas contrarias a la Constitución y su tema central: la soberanía.
Estemos atentos a las reacciones sociales consecuencia de la insensibilidad de los legisladores que aprueban sin mediar debate alguno, las reformas a la Constitución.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 22 de julio de 2014

SENECTA IMPUNIDAD



Teme a la vejez, pues nunca viene sola.
Platón

En este México mediático, es muy fácil perder el tiempo y la realidad, tan sencillo como cambiarle de canal a la televisión y tan cruel como ver que la mayor parte de la programación de esos canales del duopolio televisivo, son basura.
Pues bien, para no perder la costumbre, de cómo el poder impone sus reformas y distrae la atención de algunos ciudadanos - otros ya lo están siempre y unos más no tienen interés en informarse-  deciden desde el ejecutivo destapar la cloaca de Rosa del Carmen Verduzco Verduzco, alias  "Mamá Rosa" y fingen con sus grandilocuentes discursos que caerá todo el peso de la ley sobre los responsables, mientras, la mass media muestra las deplorables condiciones en que niños y jóvenes vivían en el albergue del terror que la michoacana dirigía.
Verduzco Verduzco fundó el albergue en 1942, en Zamora, Michoacán, y se considera que por el albergue atendió a más de 7,000 menores. Pero Rosa del Carmen no es la mujer que fundó “La Gran Familia”, cuando ella tenía 13 años y tomó bajo su protección a un niño abandonado en el seminario de Zamora, Michoacán. Mamá Rosa es un personaje del México del "carro completo"; es la promotora del que "no transa no avanza"; de la práctica de la ley de Herodes “o te chingas o te jodes”, Rosa es símbolo de la corrupción y emblema de la impunidad. Pero también es encubridora de los pecados de la conservadora elite michoacana, pues recibía a los hijos no deseados de los acaudalados habitantes de ese Estado.
Aunque han salido conocidos personajes a su defensa, Rosa del Carmen no puede ser inocente como se le pretende ubicar, no cuando fuentes de la Procuraduría General de la República sostienen que sí hay elementos para comprobar que Rosa Verduzco es presunta responsable de los delitos de privación ilegal de la libertad, delito contra la filiación y trata de personas, en su modalidad de mendicidad.
Con su cara de amabilidad, “la gorda” como también se le conocía a la michoacana, logró obtener importantes donativos de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Lázaro Cárdenas, Leonel Godoy, Jesús Reyna y Fausto Vallejo. No solo era la cara visible del albergue, sino la operadora; ella giraba las órdenes de lo que se hacía, firmaba los documentos notariales para recibir a los menores que ingresaban al internado, y realizaba los proyectos para percibir sus donaciones, muchas de ellas de organizaciones internacionales y del gobierno federal.
“La gorda” quien cuenta con 81 años de edad, creció bajo la omisión de las autoridades estatales y federales, y algunos sostienen que se le puede investigar por lavado de dinero de la delincuencia organizada, pero no, ayer el titular de la PGR expuso que por su edad, las leyes mexicanas la hacen inimputable de delito, según lo plasmado en el Acuerdo Federal de Senectud número 04791, y así un personaje más queda libre e impune.
Y mientras nos indignamos por esas atrocidades en Michoacán,  en el Senado las leyes en materia energética son aprobadas en ultra fast track quedando así demostrado que al PRI, al PAN y al Verde les urge entregar al país.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

lunes, 14 de julio de 2014

FÚTBOL Y REALIDADES


Entre las cosas que hemos contemplado en la última semana del mundial de futbol Brasil 2014, hay algunas que son necesarias tener presente y no pasar por alto; ellas son las de manifestaciones en ciudades donde el fútbol es una religión difícil de negar.
Un ejemplo de ello fue Argentina quien enfrentó la tercera derrota en una final de la Copa del Mundo y contrario a lo que se pudiera imaginar tras una derrota; los aficionados argentinos aplaudieron tan pronto terminó el partido, así entre suspiros y lágrimas, supieron salir adelante y pasar a la fiesta.
Los aficionados conocidos como los 'barrabravas' se enfrentaron a golpes y arrojaron piedras contra las multitudes reunidas en el Obelisco en Buenos Aires y contra policías antimotines; como reacción, la policía armó barricadas para responder a la agresión con balas de goma, bombas lacrimógenas y chorros de agua. Así, el escenario pasó de fiesta a violencia.
Otra de las ciudades que enfrentó violencia fue Rio de Janeiro, ya que minutos antes de que iniciara la ceremonia de clausura, la policía dispersó con gases lacrimógenos y bombas de estruendo a unas 400 personas que protestaban contra la Copa del Mundo y que pretendían acercarse al estadio Maracaná.
En Rio, los manifestantes llevaban pancartas donde se podía leer "Liberen a los presos" y "Protesta no es crimen", esto en alusión a los 19 activistas arrestados el sábado y acusados de vandalismo. También se podía leer "Fuck FIFA", o "Llámame Neymar y cuida mi salud". Las protestas todas de corte social han ido creciendo y no han disminuido, a pesar de que el mundial ya terminó. Para los manifestantes brasileños la copa ha sido el instrumento para centralizar la riqueza, de desigualdad social y también de represión del Estado.
Pero el fútbol trae más, mientras eso ocurre en el continente americano, en Corea del Norte un vídeo falso de la televisión estatal, informó que ese país jugaría la final del Mundial de Brasil 2014. Fue Korea News Backup quien el sábado pasado subió a Youtube un video en el que se anuncia que Corea del Norte, -país que no logró clasificarse- se preparaba a jugar la final del Mundial contra Portugal.
Y mientras eso ocurre la noche del domingo continúo el ataque en la franja de Gaza, cuando un proyectil contra Israel fue disparado desde Siria, lo cual motivó respuesta con fuego de artillería y aunque esta es una disputa histórica, las bajas humanas crecen.
En nuestro país los daños colaterales no son pocos, pues además del ya acostumbrado gasolinazo, enfrentamos la aprobación de la reforma en leyes de telecomunicaciones, y esta semana el Senado subirá el ambiente pues se discutirá y seguramente aprobará las leyes de reforma energética para ser enviada a la Cámara de Diputados y así cerrar el ciclo de planchadas en el Congreso de la Unión, parte de ellas gracias al famoso “Pacto por México” que ahora el sector chucho del PRD trata de desconocer. Estemos atentos a ello, ahora el futbol ya no es pretexto.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

lunes, 7 de julio de 2014

LEGISLATIVO DILUIDO




Estas semanas de fútbol han sido complicadas para el bienestar del país, no solo porque los ciudadanos se han quedado inmovilizados frente a la televisión, sino porque pareciera que buscan cualquier pretexto para no hacer frente a la realidad que el país vive. Ya la selección está fuera del mundial; no obstante estimados lectores, ustedes son testigos de que estos ciudadanos buscan cualquier otro partido para escaparse y rehuir de su entorno desfavorecedor o terrible en otros casos.
Las cosas sucedidas en lo que va de la justa mundialista no es menor:inseguridad, crecimiento del desempleo; deterioro ambiental; gasolinazos; detención del médico Mireles –autodefensa disidente del Virrey Castillo- bajo el pretexto de vulnerar la Ley federal de armas de fuego y explosivos; partidos de oposición mediocres; elecciones estatales de “carro completo” en Nayarit y Coahuila.
Pero ahí no termina la hazaña, pues para terminar la escena, el sábado 5 de julio a las 05:30 de la mañana,- y después de 18 horas de sesión- la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, y la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano fue aprobada en el Senado en lo general por 80 votos a favor y 37 en contra; y en lo particular por 71 votos a favor y 26 en contra. Sin mayor debate que el que se dio en las fracciones parlamentarias.
De esta manera, el dictamen fue turnado para su discusión y aprobación en la Cámara de Diputados (http://gaceta.diputados.gob.mx/PDF/62/2014/jul/20140705-I.pdf) quienes tendrán que discutir y aprobar este dictamen al que se le presentaron 380 reservas para hacer modificaciones, pero 355 no se aceptaron a discusión, pues la mayoría de los senadores votó en contra de los cambios que se enfocaron principalmente en el tema de preponderancia, a la colaboración con la justicia (que permite la geolocalización y la retención de datos de los usuarios), la interconexión y las facultades del Instituto Federal de Telecomunicaciones.
            Quizá ahora que se discutirá en la Cámara de Diputados, valga la pena traer a la memoria una idea brillante de Rousseau quien sostiene:
La soberanía no puede ser representada por la misma razón de ser inalienable; consiste esencialmente en la voluntad general y la voluntad no se representa: es una o es otra. Los diputados del pueblo, pues, no son ni pueden ser sus representantes, son únicamente sus comisarios y no pueden resolver nada definitivamente. Toda ley que el pueblo en persona no ratifica, es nula. (ROUSSEAU: El contrato social)
Si el Poder Legislativo no tiene presente este principio al que hizo alusión Rousseau, los ciudadanos activos estarán en el derecho de cumplir y hacer cumplir la Constitución, pues parece que tenemos un Legislativo diluido, que no representa en nada los intereses de sus electores. La pregunta es ¿Habrá ciudadanos para ello? ¿Ustedes que opinan?

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.
Leer más...

martes, 1 de julio de 2014

POBRE MÉXICO



Ya entrados en menos, los mexicanos fanáticos del fútbol, crédulos del establishment, escépticos de su realidad social, dóciles de su crudeza económica y temerosos de la seguridad pública, regresan al México verdadero, ese que no detiene su ola de violencia, ese que no cesa de actos de corrupción, ese donde el gobierno no repara en callar a quien se atreve a cuestionar su “gobierno”. Ese que administra programas de combate a la pobreza, para mantener miserables a los pobres.
El fin de semana – tras la derrota de la selección de fútbol- presenciamos playeras mojadas de sudor, rostros cubiertos de lágrimas, caras reconstruidas por desilusiones y gritos inspirados en la rabia, manifestaciones de desconcierto, posiciones de enojo, declaraciones de tristeza bañadas en impotencia y al final todo por una ilusión.
De esta forma,  inspirados en una fantasía, algunos mexicanos creían se le ganaría a Holanda y otros estaban seguros que México saldría avante. La realidad fue distinta y los mariachis callaron, porque quizá, lo digo en letras altas, LA SELECCIÓN SEA EL REFLEJO DEL PAÍS QUE VIVIMOS. Existen mexicanos que tras un gol, se repliegan, se confían; mexicanos que se autoengañan al pensar que el adversario se rendirá, mexicanos que se encogen frente al extranjero, mexicanos que exponen la idiosincrasia típica del derrotado. Mexicanos que culpan al “otro” de nuestras desgracias.
Y es que como decía Octavio Paz: “El lenguaje popular refleja hasta qué punto nos defendemos del exterior: el ideal de la “hombría” consiste en no “rajarse” nunca. Los que se abren son cobardes. Para nosotros, contrariamente a lo que ocurre con otros pueblos, abrirse es una debilidad o una traición. El mexicano puede doblarse, humillarse, “agacharse”, pero no “rajarse” (…) (Cfr. El laberinto de la soledad).
Así, ya en la realidad de este pobre México, encontramos a mexicanos que lloran por una derrota de fútbol, pero son indiferentes ante la desgracia de los niños muertos en la guardería ABC. Atestiguamos a mexicanos que descalificación al árbitro fútbolero pero hacen mutis contra el árbitro electoral. Mexicanos que exigen se repita el partido por la jugada mañosa de un holandés, pero que pidieron no se hablara más de la dudosa elección de 2012.
Pobre México con ciudadanos que gastaron más para ir al mundial, que en educación. Pobre México cuyos políticos o hijos de estos que hicieron gala de lo impune que es la clase política en este país. Pobre México cuyos ciudadanos lloran como pamboleros, lo que no supieron defender como mexicanos. Y no es que no me guste el fútbol, pero no quiero ganar el balón y perder mi realidad.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


Leer más...