martes, 13 de enero de 2015

RECUENTO DE DAÑOS EN LOS MEDIOS



Como es mi primera columna del año, quiero desearles a tod@s mis lectores un exitoso, fructífero e incansable año. Donde sueños y deseos sean materializados.
Regresando a la realidad y cosas peores, los franceses y la prensa de ese país salió a la calle para repudiar un atentado contra Charlie Hebdo es un semanario satírico francés de izquierda fundado en 1992, que tomó su nombre de una publicación satírica que existió entre 1969 y 1981.
No obstante las manifestaciones a favor de la publicación, de aquel lado del mundo existen varios columnistas y voces de la oposición francesa que han impulsado la consigna ‘Yo no soy Charlie’, para mostrar una visión crítica ante los contenidos que publicaba este medio. Aunque lo primero que hacen los detractores del semanario Charlie Hebdo es repudiar la acción terrorista, también aseguran que este tipo de contenidos no son “completamente pertinentes”, para la actual geopolítica.
En España, El País replica la columna titula “Yo no soy Charlie Hebdo” firmada por David Brooks y originalmente publicada por The New York Times, ahí se expone que la publicación tampoco hubiera sido bien vista con buenos ojos en Estados Unidos porque habría sido acusada de “incitación al odio”.
En nuestro país, ante tal suceso, voces diversas del gobierno y texto servidores a su servicio, gobernadores represores y representantes populares que chayotean, expresaron su repudio a tan atroz acción y se ensalzaron en sendos discursos de defensa.
Pero paradójicamente esos mismos “paladines de la libertad de expresión”, callan, omiten y en algunos casos defienden la necesidad de establecer límites a la libertad de expresión en México.
Esos medios, son los mismos que han callado a desaparición de Moisés Sánchez Cerezo, periodista del municipio de Medellín de Bravo, Veracruz, sustraído de su domicilio en la colonia Gutiérrez Rosas, la noche del viernes 2 de enero. El tema sin duda no es personal como se ha querido decir, pues además de sacarlo con violencia de su vivienda, también  se llevaron su computadora, cámara fotográfica y celular.
Con Moisés Sánchez Cerezo suman cinco los comunicadores desaparecidos en Veracruz y del 2000 a la fecha, la organización Artículo 19 ha documentado el asesinato de 15 periodistas.
Y mientras Veracruz pone a los comunicadores, cae otro grande de los medios a los 88 años de edad, Julio Scherer García, quien el pasado 07 de enero dejo de utilizar la tinta y papel para comunicar sus ideas.
Así iniciamos el año, uno que no empieza nada bien para quienes nos informan y llevan las noticias hasta nuestras manos, de ahí la necesidad de defenderlos porque al hacerlo defendemos nuestro derecho a la información.

Nos leemos la próxima, carpe diem.

1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor,

Magnífico texto para iniciar el año. Este recuento de los medios es una cuestión contra la desmemoria en esta anualidad de elecciones en México, estemos muy atentos y con el poder de las Redes Sociales sigamos convocando a quitarle el Congreso al Señor Peña.
Sobre el caso Charlie Hebdo es lamentable ver como la intolerancia e ignorancia crean fanatismos.
Mi solidaridad a todos aquellos que están herido en este mundo enfermo.
Un placer leerlo.