martes, 9 de febrero de 2016

AGENDA VERACRUZ


@iusfilosofo


No terminan las historias de intrigas, corrupción e inseguridad en Veracruz. Los límites de tolerancia hacia un gobierno nefasto, han quedado rebasados y los ciudadanos tienen que responder enérgicamente a estos hechos expulsando a una generación de políticos que no solo ha desmoronado las arcas públicas del Estado, sino que ha mermado la tranquilidad de sus habitantes.

No solo está el tema de los periodistas y reporteros que han sido secuestrados, asesinados y amenazados. O el de empresarios intimidados por la delincuencia organizada; peor les va a los ciudadanos que viven en la zozobra con el tema de la inseguridad. Para ilustrar un caso más, ayer Anabel Flores Salazar joven reportera de El Sol de Orizaba, fue secuestrada por sujetos armados que irrumpieron en su domicilio, en el municipio de Mariano Escobedo, los agresores vestían uniformes tipo militar, portaban armas largas, cascos, pasamontañas y chalecos antibalas.

La cuestión de los cinco jóvenes secuestrados el 11 de enero pasado en Playa Vicente, a manos de policías estatales para después ser entregados a “un grupo de la delincuencia organizada” ha regresado a la agenda. Ayer en un comunicado, la Secretaria de Gobernación informó que tras el aseguramiento de un rancho en Tlalixcoyan, Veracruz, se encontraron los restos óseos de dos de los cinco jóvenes.

Justamente esta información se comparte públicamente en el marco de la reunión que sostuvieron padres de los jóvenes desaparecidos con el Fiscal General del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, acompañado por el Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián; y el Presidente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Jaime Rochín del Rincón. ¿Coincidencias? Más de uno duda de la eficiencia policial.

Por si fuera poco, el pasado 5 de febrero Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana (UV), informó que se denunció penalmente al gobierno de Javier Duarte de Ochoa por no cubrir el pago de subsidios por 2 mil 76 millones de pesos que se deben desde 2013.  Ladrón de Guevara  expuso además que se promovió una demanda de amparo contra la Ley de Egresos del Estado, que reduce en 7 por ciento el subsidio de la institución, respecto de 2015; lo que equivalente a 249 millones 844 mil 705 pesos al año.

Esta situación sin duda vulnera el derecho humano a la educación, pero el minatitleco secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado, en respuesta a ello y recordando sus viejos tiempos en los pasillos de la Facultad de Derecho de la misma UV, en respuesta publicó una carta abierta en la que señaló que es la Casa de Estudios la que tiene deudas con el Instituto de Pensiones del Estado (IPE). Para aderezar esa respuesta, desde la Secretaría de Finanzas y Planeación se advirtió a la rectora que el gobierno la puede requerir fiscalmente por esa supuesta deuda con las arcas estatales.

Duro golpe contra la UV, pero sobre todo a la sociedad veracruzana que tiene en esa Casa de Estudios la oportunidad de acceso a la Educación Superior y de Posgrado y que alberga también a quienes provienen de otros Estados del país como Tabasco, Chiapas, Oaxaca y Puebla. Alzar la voz es sin duda una responsabilidad para con nuestra Alma Mater.

Así el escenario en Veracruz, de ahí lo relevante de que los ciudadanos se involucren en los temas fundamentales que permitan mejorar las condiciones de vida del Estado, que participen de forma indirecta en la toma de decisiones, que exijan a sus representantes populares velen por sus derechos. En este año de elección en Veracruz se presenta la oportunidad, está en manos de los ciudadanos cambiar el rumbo; esta es la agenda pendiente en Veracruz.


Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem. #TodosSomosUv.

2 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, hoy nos presentas un texto necesario y altamente reflexivo. En Veracruz (hermoso y cultural Estado) se viven situaciones que además se extienden al resto del país.
Ese “gobernador” ha dañado hasta decir basta a quien ahí habita. Es preciso actuar, y el llamado a hacerlo es valioso.
Un gusto leer tu columna #Iusfilosofando.

CIRUXMAHA dijo...

Gracias por la valiosa aportacion que siempre le caracteriza Dr. Un abrazo.