martes, 10 de abril de 2018

¿DUDA RAZONABLE?




Samuel Hernández Apodaca
@iusfilosofo

Como si faltaran razones para promover el abstencionismo; como si los ciudadanos no estuvieran hartos de los mensajes de candidatos que dicen una cosa y hacen otra; como si fuéramos ingenuos y no hubiéramos identificado que el proceso electoral inició desaseado, cuando algunos aspirantes a candidatos a la presidencia de la república presentaron sus prácticas políticas más detestables y criticables al presentar apoyos alterados, para conseguir así su registro.
Como si no sobraran razones para desconfiar de la autoridad electoral, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, votó de madrugada a favor de sumar a la contienda electoral a Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón. A cuatro de los siete magistrados, no les importo que el Instituto Nacional Electoral (INE) hubiera encontrado irregularidades en el 58% de las más de dos millones de apoyos que Heliodoro Rodríguez presentó para buscar la candidatura.
Para el magistrado Vargas -no sé porque pienso en la película la Ley de Herodes y en el protagonista de la misma que lleva idéntico apellido- existe una duda razonable: “Creo que existe una duda de qué pasó con esas inconsistencias. No podemos dar solo carpetazo a la autoridad administrativa”. Sesuda reflexión
En contraste la magistrada Janine Otálora Malassis, presidenta del TEPJF consideró que el INE no infringió la garantía de audiencia y cuestionó que al aprobar esta resolución, “en qué situación quedan aquellos aspirantes cuya determinación del INE de que no cumplieron con el porcentaje requerido fue confirmada. Estaríamos ante una situación de dos maneras de juzgar”.
El premio a Heliodoro Rodríguez, da un golpe mortal contra la honesta forma en que se desempeñó la precampaña de Marichuy al presentar sus apoyos. La candidata de los pueblos indígenas demostró que los respaldos reales y comprometidos tienen un valor moral incuestionable, que se contrastan con los más de 20 millones de pesos gastados por Rodríguez Calderón.
La historia no termina ahí, en el caso de Armando Ríos Piter los magistrados consideraron que el INE violó la garantía de audiencia y le han dado 10 días para hacer valer ese derecho y sean revisadas las firmas con anomalías.
A partir de estas resoluciones surgen algunas interrogantes, ¿Quién se beneficiara con la aceptación de Heliodoro Rodríguez? ¿De cara al debate del próximo 22 de abril que papel jugará el nuevo contendiente? ¿Hasta dónde llegara el establishment para mantener el statu quo? Sumen ustedes otros cuestionamientos.
Por hoy es todo. Nos leemos la próxima. Carpe diem.

1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, ¡gran texto y reflexión nos compartes en esta Iusfilosofando!
Las candidaturas "independientes", han sido sepultadas en este cochino proceso electoral y la autoridad electoral no hace más que mostrar su verdadera naturaleza.
Por ello, intensifiquemos acciones y llamados para que acudamos todos a votar y no permitir que nos sigan viendo la cara.

Un placer leer tus columnas. Las comparto en mis redes.