viernes, 8 de abril de 2011

INDIO-NACO

No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores.
Gandhi


En estos días en los que las diferencias pequeñas o gigantes, se ahondan, he escuchado, visto y leído un sin número de descalificaciones, muchas de ellas sacadas de los frascos del racismo más vil.
Los descalificativos no han guardado distancia o posición en el espectro ideológico, ya sean de izquierda o derecha, han salido. Lo más común que ha salido para descalificar al oponente es decirle: Indio o llamarle Naco. Por ello me he permitido compartir con ustedes un análisis grosso modo de ambos conceptos.
El primero indio o indígena ha sido utilizado según se quiera referir, utilizar o descalificar. Como bien lo señala Alcides Reissner: El indio nace como concepto léxico y como categoría social en condiciones bien determinadas y precisas con el advenimiento del dominio colonial de los conquistadores(1)
Al descubrimiento de América, Cristóbal Colón definió como indios a los habitantes que encontró en lo que erróneamente llamó las Indias. Es así que con el descubrimiento se inicia la existencia del indio y coincidentemente también la del diccionario español, ambos de 1492.
Es en 1600 cuando el “vocablo indio aparece por primera vez como entrada de un diccionario bilingüe” 1600 (?): Viridarium Linguae Latine. Indio, Indus.(2)
En el ejemplo anterior sólo se hace mención a la palabra y a su traducción en latín sin precisar de qué indio se trata si de los indios occidentales u orientales.
Durante el siglo XVII, el indio empieza a cobrar ciertos rasgos de “caracterización geográfica” pues se cita su procedencia de las indias aún sin mencionar ¿qué indias? La primera mención de la entrada indio en un diccionario de lengua (no bilingüe) se produce en el primer cuarto del siglo XVIII. (3)
La aferrada idea de no incluir el concepto de indio en los diccionarios obedece más a una actitud de racismo y menosprecio que de olvido. Ya que no fue sino hasta el siglo XIX cuando aparecen ya los primeros acontecimientos que influirán en la imagen del indio, nos referimos a los movimientos de independencia.
Es quizá en 1879 cuando se da una definición más real de indígena: El que es natural del país, provincia o lugar de que se trata. Etimología: latín indígena, nativo de un país hablándose de hombre y dioses; de hindú, antigua forma de in, en, dentro, y de genere, engendrar: engendrado dentro, en el país.
Pero para el caso de América, esta concepción cambio. Particularmente en México Indígena es “la persona que presenta rasgos físicos, culturales y lingüísticos asociables a los antiguos pobladores de estas regiones, es decir, a los identificables como indios” (4)
Sin embargo “el indígena mexicano no es todo aquel que haya nacido y sea natural de México (…)” como lo indica la etimología. “Solo lo es aquel que tiene como antecesores (?) a los originarios habitantes prehispánicos de México” (5)
Alcides Reissner señala que en nuestro país la palabra indio es sinónimo de indígena, e indigenismo se refiere a ambos vocablos indistintamente. Sin embargo, para el criterio social el indígena que viste a la diferente, habla español, maneja valores culturales occidentales, posee bienes y tiene a su servicio indios, ya no es considerado como indio, para este criterio el indígena es más bien aquel individuo que está llamado a desempeñar funciones consideradas como intrascendentes y que son mal remuneradas. “La muchacha” “La chacha” “es indita” son las expresiones.
Jesús de la Fuente señala que el indio en México no es definido racial, sino culturalmente. Hoy “llamar a una persona indio cuando no lo es, expresa el interés por señalarla con características culturales y condiciones sociales, precisamente las que corresponden a la condición del indígena”(6)
Paralelamente a esto se ha recurrido a otro concepto, y es la palabra “naco”, es este adjetivo el más temido y rechazado por el mexicano pues se utiliza como insulto, recurso de burla y menosprecio. Bonfil Batalla lo expresa bien:

"Antes se les llamó plebe, hoy se emplea otro término que ya alcanzó arraigo;
son lo nacos. La palabra de innegable contenido peyorativo, discriminador,
racista, se aplica preferentemente al habitante urbano desindianizado, al
que atribuyen gustos y actitudes que son una grotesca imitación del
comportamiento cosmopolita al que aspira las élites, deformado hasta
la caricatura por la incapacidad y falta de cultura de la naquiza. Lo naco,
sin embargo designa también todo lo indio (…) la ciudad se resguarda
de su realidad profunda".(7)



Una idea central que debe quedar clara, es que era la expresión que se utilizaba originalmente para discriminar a quien no era peninsular puro. En esta hipótesis, todos los no nacidos en el viejo continente somos nacos.
¿Se identifican? O acaso la han utilizado para diferenciarse o quererse diferenciar de los “otros”. No se sienten mal cuando los llaman “nacos” por ser de izquierda, los derecha también lo son. Así que la próxima vez que quieran utilizar estos dos conceptos para referirse o querer desacreditar. Piénsenlo. Nos leemos la próxima. Carpe Diem.

---------------------------------------
(1) Raúl Alcides Reissner, El indio en los diccionarios, INI, México 1983, pp. 15, 16, 18.
(2) Ibídem. pp.63, 79, 81.
(3) Ibídem. pp.82, 106,116.
(4) Idem, p. 37.
(5) Idem, pp. 37, 38.
(6) Idem, p. 70
(7) Ibidem, p. 73.


14 comentarios:

Anónimo dijo...

Maestro, indudablemente siempre nos trae temas reflexivos, novedosos, de coyuntura y con un grado de investigación digno de admirarse.

Columna excelente.

Saludos cordiales desde Nornilandia

Mtra. Bárbara Cabrera

Coordinador de la Red Sinaloa dijo...

Gracias por compartirnos este pos ensayo, me ilustra, nos da referencias importantes.

Anónimo dijo...

excelente texto sr.
@raperyaik

Anónimo dijo...

Muchas gracias ,interesante y reflexivo articulo .! voy a pasarlo a algunos amigos que les gustara tu articulo ..!! Gracias a ti por compartirlo.
@AcuarelaAriana

Anónimo dijo...

Tiene razón este artículo Indio o Naco. La cuestión es el sentido para insultar en que incurrimos siempre
@mariteferrer

Anónimo dijo...

sele agradese mi jobenaso pero no ay pior #NACO quel que denigra y despresia a otro por su clase economica o rasa #YaDije
y pos anque no paresca semos un pais rete rasista y ora pior por conbicsiones políticas, tamos fregados

@MemoJarasFierro

Anónimo dijo...

interesante Columna, el utilizar esos terminos, no es mas que una negacion y rechazo a las propias raices, saludos
@oskaroos

Anónimo dijo...

Nada más a tono tu artículo, como siempre cae a pedir d boca, ojalá y se pongan en contexto algunos cuantos !, Felicidades !
@marcyasol

Anónimo dijo...

Nada más a tono tu artículo, como siempre cae a pedir d boca, ojalá y se pongan en contexto algunos cuantos !, Felicidades !
Espero que muchos lean el artículo de @iusfilosofo va siendo hora que se contextualizen en el tema, parece q x ignorancia total son racistas

@marcyasol

Anónimo dijo...

Cuando leo pienso en q me toca hacer o dejar de hacer. Palabras denigrantes no me gustan @iusfilosofo aunque sí las he usado y lastiman.
@lizladeldesliz

Anónimo dijo...

Total y completamente de acuerdo, palabras que son utilizadas en un sentido discriminatorio y racista, pero también muy comunes
Por el uso y la costumbre de las mismas, que hemos caido en que es habitual escucharlas e incluso usaras así.
@DonJasso

Anónimo dijo...

Maestro @iusfilosofo , muy buen texto el de Indio.Naco Indispensable para reconocernos. Abrazo
@Alado_Ser

JOEL GUSTAVO dijo...

Muy bien muy buen texto me recuerdda mucho a la novela de Las Batallas en el desierto de José Emilio Pacheco donde un compañero le llama a otro indio y el maestro lo reincrimina y dice que deberíamos estar orgullosos de los primeros mexicanos, a cerca de lo naco bueno el pleito se da mucho con mas que conservadores con juniors panistas y de la camada dizque verde quienes creen que viven en una extensión de los Estados Unidos y no en México, y dicen avídamente y a boca llena y sobretodo si eres pensante y ves en AMLO a un líder cosa que ellos no tienen ni en Peña Nieto ni en Calderon que son solo serviles en fin me gusto y yo antes que nada me siento mexicano saludos

Chibiyu dijo...

Hay que aprender a usar las palabras correctamente en definitiva, cuando ya se sabe su significado reflexionar y hacer accion de ellas, sin embargo al denigrar a un hermano mexicano por su origen es denigrar a toda nuestra nacion, a nosotros mismos ya que todas las palabras contienen fuerza, vibracion y resonancia en nosotros. Somos lo que pensamos y sobretodo somos lo que expresamos con todas sus consecuencias.

Gracias por compartir este valioso analisis

Dios te bendiga

Att: @Chibiyu