martes, 7 de abril de 2015

ARBITRO MEDIOCRE





Hasta hace algunos años, las siglas IFE eran sinónimos de imparcialidad y certeza, era la carta de presentación del Instituto, pero todo acabo con la polémica elección del año 2006 y su fulminación llegó con la elección de 2012, con las dudas sobre el papel de la autoridad electoral que ya todos conocemos.
El hoy Instituto Nacional Electoral (INE) y su joven y gris presidente, Lorenzo Córdova Vianello –de 43 años- está muy alejado de la autoridad electoral que nos costó construir en los años noventa y que entonces operaba como IFE; el egresado de la Universidad de Turín no ha dado una, Córdova Vianello es ejemplo claro de que los toros no se ven igual desde el ruedo, no es lo mismo ser el burócrata electoral que la autoridad responsable de la elección.
Ayer el INE lo volvió hacer, la Comisión de Quejas ordenó suspender el spot del PAN donde aparece en fotografías el Totocuitlapilqueño de 56 años y dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz luciendo sus caros relojes.
La queja que el propio Camacho interpuso argumentando que el spot lanzaba calumnias en su contra, generó amplia discusión y la Comisión determinó que el spot calumnia la imagen del líder del tricolor.
Ésta no es la primera ocasión en que el INE censura un spot, ya lo hizo antes con los del PRD, ese que hacía referencia al estelar de Televisa, el Madrileño de 68 años Joaquín López-Dóriga Velandia.
El INE de Córdova Vianello, no es más que un árbitro mediocre; es una autoridad electoral que parece vivir una bipolaridad, implacable contra los opositores del PRI, pero complaciente con los aliados del mismo partido, ejemplo claro de ello el PVEM y sus grotescos espectaculares y spots visiblemente burdos en casi todo el país.
Sumado a esto, sigue pendiente el tema financiero, pues de acuerdo al informe anual de gestión de la contraloría, seis de cada diez pesos de su presupuesto anual que este año -que será de 13 mil 216 millones de pesos- se van en sueldos de sus empleados.
Y no perder de vista el tema de Scytl -la empresa española- contratada para desarrollar el Sistema de Contabilidad en línea, para partidos políticos en periodo de campañas la cual inició un proceso legal en contra de la entidad electoral por incumplimiento de contrato. Ya el director de Scytl, Pere Vallès ha advertido: “nos sorprende que (…) se nos haya cancelado el contrato”. Y fulmina: “no fueron razones técnicas que llevaron a la rescisión del contrato, sino que fue por razones de otra índole […] intereses políticos que son contrapuestos o de participantes que no tienen los intereses completamente alineados, que no quieren que el proyecto salga adelante”.
Córdova Vianello, reconoció que la elección “inició en un ambiente adverso para la vida democrática” pero le falta reconocer que muchos de los temas paralelos de una buena elección son su responsabilidad. Árbitro mediocre es el que enfrentaremos en este proceso electoral, de ahí que se vuelva una tarea impostergable quitarle el Congreso a Peña.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


2 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, un país con panorama gris y autoridades ídem y políticos coludidos y corruptos… Muchos se preguntan si acaso quedará algo al final de todo ello; yo sigo pensando y creyendo que solo los ciudadanos proactivos podremos rescatar lo que nos queda de país. Es tiempo de actuar.
Muy buen texto, un placer leerle.

Anónimo dijo...

Muy atinados comentarios. Triste el panorama para México. Sin árbitro electoral, estoy de acuerdo, lo único que queda es impactar al congreso, aunque me apanican los pronósticos de las encuestas. Parece que México no entiende, no tiene memoria, olvida su historia. Ojalá esté equivocado.

Abrazo.

C Chalico.