martes, 5 de mayo de 2015

PRENSA Y ELECCIONES



Samuel Hernández Apodaca (@iusfilosofo)

Siguiendo la recomendación de la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la ciencia y la Cultura (UNESCO) la Asamblea General de las Naciones Unidas,  proclamó como el Día Mundial de la Libertad de Prensa el 03 de mayo para que coincidiera con el aniversario de la declaración de Windhoek, en la cual los representantes de medios de comunicación africanos que participaban en un seminario organizado por la UNESCO en la capital de Namibia, elaboraron un documento donde se recogían los principios de la libertad de prensa.
Tema de este año es: “¡Que prospere el periodismo! Por una mejor información, más igualdad de género y mayor seguridad en los medios de comunicación en la era digital”. Este año, la UNESCO nombró a la periodista británica -y jefa de corresponsales de la cadena de televisión CNN- Christiane Amanpour, embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO para la libertad de expresión y la seguridad de los periodistas.
El lema “¡Que prospere el periodismo!” viene más que bien a nuestro país, ahora que vivimos tiempos difíciles para la sociedad que necesita estar informada y desde luego y principalmente para quienes ejercen esta profesión u oficio – dependiendo el caso- de cubrir la nota y llevarnos los hechos hasta la impresión, la radio o la versión on line.
¡Que prospere el periodismo!” ese que no calla por cuotas, ese que no vende sus espacios o los pone en renta, ¡Que prospere el periodismo!” ese que informa, investiga, profundiza y va hasta el fondo de la nota. ¡Que prospere el periodismo!” que permite informar a la sociedad para que esta tome decisiones en su vida diaria.
En el mensaje conjunto de este año Ban Ki-moon, Irina Bokova y Zeid Ra’ad Al-Hussein a propósito de esta fecha señalan:
El periodismo de calidad permite a los ciudadanos adoptar decisiones sobre el desarrollo de sus sociedades con conocimiento de causa, y se esfuerza por sacar a la luz la injusticia, la corrupción y el abuso de poder. Para ello, el periodismo debe tener la posibilidad de prosperar, en un entorno propicio en el que los periodistas puedan trabajar con independencia, sin interferencias indebidas y en condiciones de seguridad (http://bit.ly/1DMrPvJ)
Un mensaje muy oportuno, real, necesario; pues uno de los indicadores del buen funcionamiento del engranaje democrático de un país, es el ejercicio libre de la prensa, cuando éste se obstaculiza y las ideas y opiniones se limitan; cuando se presiona o desaparece a periodistas, reporteros o comunicadores, algo no solo está mal, sino terrible en ese sistema político.
Actualmente, ejercer periodismo en México es una decisión de alto riesgo y Veracruz es el Estado con mayor número de desapariciones y asesinato de periodistas. En los últimos 15 años 103 periodistas fueron asesinados y 25 desaparecidos. Lo más grave de esta numeralia es que de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos el 89% de los delitos contra periodistas en México quedan impunes.
Vivimos tiempos donde hace falta periodismo “de calidad permite a los ciudadanos adoptar decisiones sobre el desarrollo de sus sociedades con conocimiento de causa” tal como lo señala el comunicado oficial de la ONU-UNESCO-Alto Comisionado y para ello es necesario que su sociedad no calle, que defienda a sus periodistas, reporteros, comunicadores, porque una sociedad informada, no será manipulada.
Y ahora que vivimos en una época electoral, bien vale la prensa buscar ese periodismo de calidad, el que no vende sus planas, sus espacios informativos, el que no hace sus publirreportajes disfrazadas de notas, ese que no factura a nombre de los ayuntamientos, del gobierno estatal o secretarias de estado, para cubrir a los candidatos de su partido y más recientemente para atacar a los adversarios de su patrocinador.
Y mientras hablamos del periodismo y de su libre ejercicio, ayer cuatro balazos en la cabeza fue ejecutado Armando Saldaña Morales reportero de “La Ke Buena 100.9 F.M.” y del diario “Crónica de Tierra Blanca”, en Veracruz. Saldaña Morales vivía en Tezonapa, Veracruz, una de las zonas más peligrosas del Estado pues es territorio donde los asesinatos contra personas incomodas sorprende a pocos.
Prensa y elecciones son una combinación que no debemos perder de vista, se preguntarán ¿Qué pasaría si un buen día la prensa dejará de cubrir las campañas? Y no hablemos de las redes sociales que aunque han crecido, aun no tienen un alcance masivo entre la población. En esta época de elecciones la prensa debería de exigir a los candidatos compromisos serios para el libre ejercicio de su profesión. Eso solo puede ser posible, si salimos a votar este 7 de junio, recuerda “quítale el Congreso a Peña”.


Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

2 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, gran texto el de esta Iusfilosofando. En efecto estamos en una época electoral que combinado con la necesidad de buen periodismo harían la diferencia en el cambio por el que los ciudadanos proactivos venimos trabajando desde hace un buen tiempo.
Es preciso pugnar, alzar la voz, unirnos y no dejar que el gobierno y los políticos mañosos callen a los periodistas profesionales en búsqueda de la verdad.
Por otro lado, de acuerdísimo, una sociedad informada hará la diferencia.
Un placer leerle.

CIRUXMAHA dijo...

Dr. Buena noche, es muy buena la informacion que comparte en su columna, realmente es un gran desafio hablar con la verdad y pocos hoy se atreven a hacerlo, pero es bueno que empleemos estos medios digitales para compartir noticias no cubiertas de corrupcion y engaño, un abrazo y admiracion como siempre.