martes, 21 de julio de 2015

OTRA VEZ EL EJÉRCITO



“Yo tengo casquillos de armas que ellos utilizaron, tengo videos  donde
 están disparando, donde nos apuntan con las armas. Hay grabaciones
 en video de cuando pasaron dispararon  y nos mataron a
 un niño inocente que no tenía nada que ver”
Germán Ramírez Sánchez, comandante
de la policía nahua de Aquila

Como si fuera poca la confianza que existe sobre las fuerzas armadas, respecto  del combate a la delincuencia organizada, a la corrupción en sus filas, al abuso de autoridad, a la forma en como vulneran los derechos fundamentales, las fuerzas armadas vuelven hacer de las suyas.
Parece que a los mandos castrenses no les ha bastado la llevar a cuenta innumerables señalamientos  a las atrocidades que hicieron en el pasado, Tlatelolco, Zongolica, Ayotzinapa, Tlataya, la Calera Zacatecas. En esta ocasión fue el fin de semana pasado, en Aquila Michoacán, las víctimas mortales fueron Herilberto Reyes García, de 12 años; Neymi Natali Pineda Reyes, de 6, y Melesio Cristiano, de 60, los tres murieron por los impactos provenientes de armas de los uniformados que integran el Grupo de Coordinación Michoacán.
El origen es que elementos del Ejército mexicano ingresaron al municipio de Aquila, Michoacán, para detener al líder de la guardia comunal de Ostula y dirigente del grupo de autodefensas de la Costa-Sierra Nahua michoacana, Semeí Verdía Zepeda, como consecuencia se desato un enfrentamiento.
Baste recordar que fue en febrero del 2013 cuando los habitantes del municipio de Aquila se levantaron en armas contra Los Caballeros Templarios. Este municipio se ubica en la costa del pacífico de Michoacán, zona que utiliza este cártel para recibir cargamentos de cocaína desde Sudamérica.
¿Qué hace el ejército jugando a ministerio público? ¿Por qué el empeño en involucrar al ejército en temas que competen a civiles?  De verdad el señor de Los Pinos cree su propio discurso “Por más que a veces algunos se empeñen por manchar el esfuerzo que realizan las Fuerzas Armadas, es de reconocer, como mexicanos, que nuestro Ejército y Marina, trabajen todos los días con esmero y dedicación diaria en favor de los mexicanos”.
Más allá de las palabras y convocatorias lamentables de Enrique Peña para ensalzar a ejército y marina, la realidad es una, fuerte, terrible, lamentable pero cierta, tenemos un ejército asesino, que ataca a quien debe defender, que mancha lo que juro proteger, que miente cuando se ve descubierto.
Sin duda no todos los integrantes de la fuerzas armadas son corruptos y abusan de su uniforme, hay gente respetable en esas filas, pero el papel que han jugado en los últimos años han alejado a las fuerzas armadas del pueblo que dice proteger. Este no es el ejercito que México necesita, no requerimos desconfiar aún más de las pocas  instituciones que aún le quedan, -como dice la Doctora @BarbaraCabrera- a este “México lindo y herido”.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

2 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, un texto de actualidad que demuestra la lamentable situación que vivimos (padecemos) en este cada vez más #MéxicoLindoyHerido.
Buena reflexión para entender lo que ha pasado y actuar en consecuencia.

Saludos.

CIRUXMAHA dijo...

Asi es Dr. Es lamentable, que algunos corruptos dirigidos por fuerzas mayores en el gobierno, manchen a una institucion donde si hay gente que cumple gaurdar a Mexico, ojala y pronto nuevamente podamos tener confianza en las instituciones hechas para el pueblo.un abrazo