martes, 24 de noviembre de 2015

"LA CASA DE LOS MEXICANOS" EN LA MIRA


 @iusfilosofo


Dice Locke "El Poder Legislativo no sólo es el sumo poder de la comunidad política, sino que permanece sagrado e inalterable en las manos en que lo pusiera la comunidad” y eso es cierto si consideramos que, en efecto, el Legislativo es el poder representativo más directo, en el ámbito local o federal.
El Legislativo debería ser el eco de las voces, necesidades, demandas de los ciudadanos a los que representan. La realidad no es así, porque no necesariamente representan a sus electores, sino a los intereses de aquellos que financiaron sus campañas o de quienes los designaron diputados en la lista de representación proporcional en sus respectivos partidos. Esto empeora aún más en el caso de los “Candidatos independientes” que no tienen a quien responder, más que a los financiadores.
Sin duda, el Poder Legislativo debe ser oxigenado por la participación de ciudadanos organizados, de los universitarios, de los académicos, de los analistas; y, sin duda, de los medios.
Un caso que debe ponernos atentos, es el nombramiento de los próximos ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pues aparece en la lista de suspirantes, un integrante más del grupo de lo que Paco Rodríguez llama “Los Tolucos”, me refiero al Procurador de Justicia del Estado de México Alejandro Jaime Gómez Sánchez – nombrado procurador el 25 de mayo de 2014- quien es licenciado en Derecho –por la Escuela Libre de Derecho- y fungió como Consejero Jurídico adjunto en el gobierno federal.
Pero ese mismo personaje que ahora goza del respaldo del señor de Los Pinos para ser aspirante a un escaño en la SCJN, fue el mismo que aseguró que no existían pruebas de que se hubiera alterado la escena del crimen en Tlatlaya, donde fueron ejecutados 22 civiles con la participación del Ejército.
Los antecedentes del señor Gómez Sánchez no son una digna carta de presentación, pues es procurador de uno de los Estados donde más se vulneran los Derechos Humanos, tanto en operativos, como en las investigaciones que realiza la procuraduría que él dirige.
Para José Antonio Lara Duque, coordinador general del Centro de Derechos Humanos, Zeferino Ladrillero, en la Procuraduria del Estado de México hay una política pública e institucional de aplicar la tortura a los sectores más vulnerables, creyendo que el costo social mediático va a ser menor porque a fin de cuentas son personas excluidas”.
El otro candidato amigo, aspirante a la SCJN es Javier Laynez Potisek –Coahuilense de 56 años, quien se desempeña como Procurador Fiscal de la Federación y a quien se le relaciona con Luis Videgaray Caso.
Así las cosas, el Senado de la República tiene en sus manos una responsabilidad enorme para no permitir que ocupen espacios los amigos del poder, sin trayectoria, oficio y formación; tal y como ocurrió con Eduardo Tomás Medina Mora Icaza. No perdamos de vista el desempeño de “La casa de los mexicanos, donde todos tenemos voz, donde todos contamos”. Como lo dice su spot.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

2 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, un texto necesario el que hoy nos presentas en #Iusfilosofando. El Legislativo es un poder que ha transitado por ambivalencias; la representación que llevan a cabo algunos es adecuada; no obstante, cuando la rapaz mayoría se une para defender intereses lejanos a nosotros los ciudadanos, es cuando los problemas se agudizan.
Como bien dices, estemos atentos y actuemos en consecuencia.
Un placer leer tus columnas.

CIRUXMAHA dijo...

Uff¡¡ triste ralidad del SCJN, y seguimos mal..por eso hay tanta injusticia y marranadas, pero al final se le dara al mejor postor. Un abrazo Dr. Como siempre interesante lo que aporta.