martes, 1 de diciembre de 2015

LA CORTE EN PELIGRO



Como lo comente en mi aportación anterior (http://bit.ly/1XcaOet) ha iniciado el proceso de sucesión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) espacios que dejaron vacantes desde ayer Olga Sánchez Cordero y Juan Silva Meza.
El tema sería intrascendente sino fuera porque la SCJN se ha convertido en el espacio de decisiones fundamentales para el país; por ello, es que desde Los Pinos se quiere recuperar el lugar que antaño era controlado por el Ejecutivo en turno. Ya en otras entregas me he encargado de comentar sus aciertos y tropiezos (http://bit.ly/1XcaOet)  (http://bit.ly/1x0iZNg); ahora el tema es más importante, por los tiempos que vivimos y los que enfrentaremos.
Las ternas que el señor Peña ha enviado al Senado han sido duras y no es para menos, pues tanto académicos, como organizaciones civiles y legisladores consideran que los candidatos no cuentan con el perfil suficiente para integrarse al máximo tribunal y garantizar independencia del Poder Ejecutivo; ya que dichos personajes responden de forma incondicional del Señor de Los Pinos y una Corte supeditada al Ejecutivo es una caricatura jurídica. Ellos han  sido blanco de columnas y análisis; y son: Álvaro Castro -ex subsecretario del Trabajo-; Alejandro Jaime Gómez -procurador del Estado de México-; y, Javier Laynez -exprocurador fiscal-.
Los exministros Sánchez Cordero y Silva Meza, duraron 21 años en el encargo y sus nombramientos fueron producto de la reforma judicial de 1994, la que redujo de 26 a 11 ministros integrantes de la SCJN.
En el Senado ya iniciaron y las comparecencias de los candidatos y la primera en ser entrevistada fue la Magistrada Sara Patricia Orea Ochoa –defeña de 56 años- quien es licenciada en Derecho y maestra en política criminal, ambas en la ENEP Acatlán. La comparecencia de Orea Ochoa fue dura desde el inicio. Cuestionada por las senadoras Dolores Padierna (PRD), Martha Tagle (MC) y María del Pilar Ortega (PAN) y ante lo endeble de sus respuestas y falta de posición, fue ultimada por el senador perredista Ríos Píter, quien le dijo que sus respuestas carecían de rigor jurídico.
Hoy comparecerá Norma Lucía Piña Hernández, quien fue secretaria de estudio y cuenta de la ministra Olga Sánchez Cordero. Piña Hernández es licenciada en Derecho maestra y Doctora en Derecho por la UNAM, y actualmente es Magistrada de Circuito del Vigésimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito.
La Corte está en peligro, en peligro de que los espacios sean ocupados por becarios del “presidente”, sin trayectoria, formación y conocimiento demostrables. Por ello es necesario estemos pendientes de las comparecencias y veamos su desempeño ante los cuestionamientos de los senadores que integran la Comisión de Justicia.

Por hoy es todo, nos leemos hasta la próxima. Carpe diem.

2 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, una columna #Iusfilosofando muy oportuna la que nos presentas esta semana. El problema es que la “Suprema Corte” se ha convertido por algunos de sus integrantes en “Tremenda Corte”, aunado a que –desde mí perspectiva- es de los poderes más opacos y costosos ¿la razón? La poca observación ciudadana y escaso interés en lo que hacen sus ocupantes; por fortuna, –aunque lento- ya están cambiando las cosas, no obstante hay un largo trecho y temáticas por compartir. Interesante llamado a estar atentos a su composición y próxima elección de Ministros.
Un placer leer tus textos.

CIRUXMAHA dijo...

Hay que esperar al final de la pelicula, es triste ver lo que puedee suceder, de ahí la accion del Pueblo en los momentos en que debe de actuar. Un abarzo Dr.