martes, 15 de diciembre de 2015

JUSTICIA Y GRACIA


@iusfilosofo

Con el pasar de los días se va develando la farsa estratagema que se generó desde Los Pinos, para castigar al número dos del PVEM y funcionario en labores de Peña Nieto, Arturo Escobar y Vega, el mismo que solicitó licencia para atender las investigaciones que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) inició en su contra. Todo parecía tan serio que hasta se creyó que continuaría el castigo contra quienes en algún momento fueron aliados.
Con el transcurso de los días, la realidad los alcanzó, ¿Cómo echarle a perder las fiestas decembrinas al egresado de Derecho de la Ibero? ¿Cómo pretender que al defeño de 45 años se le puede cortar la carrera política? Pues no, nada de eso es cierto. Resulta ahora que la FEPADE determinó no apelar la resolución de un Juez que negó la orden de aprehensión en contra del ex Subsecretario de Gobernación; es más, adelantó que reelaborará el expediente para volver a solicitar su captura por presuntos delitos relacionados con el desvío o mal manejo de recursos durante la elección 2015.
Tenemos claro que no es la primera vez que para calmar los ánimos sociales se monta una pantomima que luego acaba en “hicimos todo lo que pudimos” “la Ley no estuvo de nuestro lado”, “éste gobierno respeta los Derechos Humanos” “somos respetuosos de la legalidad”.
La “eficiente autoridad” representada en la FEPADE concluyó, -tras seis meses incansables de indagatoria- que el exasambleista, exdiputadofederal y exsenador transgredió la Ley Electoral cuando celebró -como representante del PVEM- un contrato con una empresa para la elaboración y entrega indebida de 10 mil tarjetas Premia Platino.
Es necesario decir que la responsable de negar la orden de aprehensión contra Escobar y Vega fue Rosa María Cervantes Mejía, titular del Juzgado 11 de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, pues considero que no había elementos que comprueben su participación en delitos electorales.
Con la decisión de la Juez y la negativa de la autoridad de apelar dicha decisión, prácticamente se cierra el tema de enjuiciar a Escobar por delitos electorales, salvo la remota idea de que las instancias de procuración de justicia encuentren nuevos elementos contra el Escobar y Vega.
El tema más allá de la aplicación estricta de la norma es el hecho de la existencia de un delito, del cual desde luego debe haber responsables. Porque no es la primera vez que se investiga a Escobar, ¿Recuerdan la maleta con un millón 100 mil pesos con la que fue detenido él y dos acompañantes en el aeropuerto de Chiapa de Corzo, Chiapas?
Así, con ese final de historia feliz, que al parecer nunca preocupó al exsenador, se actualiza la inmortalizada frase de Benito Juárez García, "A mis amigos: justicia y gracia; a mis enemigos: justicia a secas".

¿Ustedes que opinan? Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

3 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, buen tema el de esta #Iusfilosofando. Una historia más para la corrupción e impunidad, urge que sátrapas como Arturo Escobar y Vega dejen de servirse del erario y cesen las burlas hacia los ciudadanos.

CIRUXMAHA dijo...

Lamentable situacion, gracias por su aporte, como siempre muy enriquesedora.

margarita lara gomez dijo...

La justicia se venda los ojos para no voltear a ver a tan ilustres personajes. Se burlan de nosotros montando sus teatritos, sabiendo de antemano, que saldran absueltos pederastas, lenones, corruptos, asesinos y toda la porqueria que se acumule, porque hay de todo en la villa de la política.