viernes, 17 de junio de 2011

VIRTUDES SEXENALES

Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan
como huéspedes y se quedan como amos.
Confucio

La caída del régimen hegemónico en el año 2000, representó para los mexicanos la posibilidad de darle un giro al rumbo de la nación, pero al parecer no pensaron lo mismo quienes encabezaron ese cambio de régimen. Para los que votaron por el viperino enbotado, todo cambiaría; al menos lo fue, es cierto para esas familias que estuvieron cerca del foxenio.
Cinco años después de aquel mandato lamentable, nos encontramos en otro no menos funesto; sexenio que está a punto de concluir y que se ha empeñado en hacer de sus vicios virtudes sexenales. La ley, la libertad y la justicia han  sido presentadas como virtudes de este mandato. Paso a explicarlas.
Las leyes, son normas cuyo objetivo primordial es regular la convivencia entre los individuos, para que ésta se desarrolle de manera pacífica. Se erigen como derroteros que permiten y promueven la convivencia de los hombres, no sólo como individuos aislados, sino como miembros de una sociedad.
Las relaciones que se dan entre los particulares y el Estado son normadas por el derecho público y en ellas el Estado tiene una influencia determinante. Ahora bien, la vigencia de las leyes como normas públicas requieren la existencia de un poder político que cuando no sean respetadas, las haga valer mediante la coerción. Como dice Norberto Bobbio:
la relación entre derecho y política se hace tan estrecha, que el derecho se considera como el principal instrumento mediante el cual las fuerzas políticas que detentan el poder dominante en una determinada sociedad ejercen su dominio. (BOBBIO: Diccionario de política: 2002)
Desde luego la opinión de Bobbio, es determinante si recordamos que en América Latina, la ley ha sido la herramienta utilizada por los tiranos, déspotas o dictadores para realizar sus proyectos, materializar sus caprichos e instrumentalizar el andamiaje jurídico a su favor.
“Mano firme” solía esgrimirse en los discursos políticos y spots publicitarios en 2006, quien  hoy ostenta la silla presidencial. El punto es que no clarificó contra quien tendría esa mano firme de la que tanto se ufanaba aplicaría, en caso de llegar al lugar que hoy ocupa.
A este respecto dice Raymond Aron:
la esencia de la coerción es la amenaza de infligir a otro, sino se somete a nuestra voluntad, una sanción. El coercido pierde la capacidad de utilizar la inteligencia para elegir sus medios y sus fines se convierte en instrumento de quien impone su voluntad. (ARON: Ensayo sobre las libertades: 1991) 
La afirmación anterior la encontramos en las declaraciones contradictorias entre Hank Rhon y su esposa; que si tenía o no las armas, que si eran o no eran de él. O en el caso de Pablo Salazar al recurrir a la huelga de hambre como medio para llamar la atención de su encarcelamiento que él llama injusto.
Ahora bien, si el Estado tiene el monopolio de la coerción, es decir, el poder de la fuerza ¿No existe libertad? El mismo Aron sostiene que “la libertad real, la que los individuos sienten como tal, no depende menos de las costumbres que de las leyes”.
Pero esta afirmación sólo puede hacerse en un Estado democrático, en el cual las leyes responden a los intereses de los gobernados, ya que en un Estado que no lo es, resulta sumamente difícil afirmar que las libertades deben estar sujetas a las leyes.
Ahí tenemos una más de las virtudes sexenales, el de la libertad; pero el de la libertad para actuar con impunidad; para someter a los que disientes del sexenio; para no garantizar que los defensores de los derechos humanos puedan ejercer dicha actividad sin perder la vida; para que los ciudadanos se puedan desplazar por el territorio nacional sin que sean robados, golpeados, violados o muertos. Una perla de esta virtud el asesinato de Marisela Escobar cuyo pecado fue convertirse en una activista que buscaba justicia para su hija Rubí Marisol.
De la justicia se puede decir que a lo largo de la historia ha tenido varias interpretaciones, dependiendo de la época y de las ideologías que la han definido, pero quizá la más citada es la que afirma que justicia es dar a cada cual lo que le corresponde. Desde luego es una aproximación básica que puede ser poco útil.
La justicia hará de la sociedad a la cual se le aplica, una sociedad justa y en ésta, como afirma Rawls:

(…) cada cual ha de tener la libertad para elegir la forma de vida que más le convenga. No en vano estamos hablando de seres racionales, y la racionalidad consiste en proponerse y postular fines e instrumentalizar los medios adecuados para alcanzarlos. 

Empero, la justicia no sólo es darle a cada cual lo que le corresponde, sino también una forma de comportamiento. Comportarse justamente, es actuar conforme al principio expresado con anterioridad. Dice Thomas de Aquino: “la justicia tiene como característica, entre otras virtudes, el ordenar al hombre en todo aquello que se refiere a los demás”.  Consecuentemente si una ley es justa, tendrá como objetivo el establecimiento de la buena relación entre los hombres.
Tengamos presente de un caso de justicia sexenal; el de Onésimo Cepeda uno de los ángeles de cara sucia (#Iusfilosofando http://bit.ly/mPoxlD Y #ArcadeLeer http://bit.ly/lopfa0 ) quien no sólo no explica de donde saco 130 millones de dólares que prestó a una empresaria para quedarse con una colección de 24 obras de arte que incluye cuadros de Diego Rivera, Frida Khalo, Rufino Tamayo, Marc Chagall, José Clemente Orozco, Amedeo Modigliani, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Goya y El Greco. Sino que ahora  fue exculpado por el Octavo Tribunal Colegiado en Materia Penal del DF que revocó el amparo que había sido otorgado a la empresa Arthinia Internacional, para que la Procuraduría capitalina girara orden de aprehensión contra el prelado por fraude.

Así pues, estas son las virtudes sexenales, si tienen más agréguenlas. Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

9 comentarios:

La autora de la Columna Nornilandia es dijo...

Esta Columna Iusfilosofando representa magistralmente datos actuales, que es importante no olvidar y tener presentes como ciudadanos; sobre todo porque estamos en una etapa previa rumbo a ese 2012 tan expectante.

México necesita más de estos ejercicios de crítica del poder entrelazados con información teórica que demuestra tu buen nivel como investigador especialista en filosofía del derecho.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Maestro

Su opinión no deja duda, las características de este sexenio han sido la utilización de los medios para hacer creer que esos vicios de origen, como usted los llama, son virtudes de este sexenio.
Excelente reflexión para este día un abrazo.
Luis

Anónimo dijo...

Buen documento con bases filosóficas de las leyes, Gramsci decía que el Estado es una ideología y un aparato de coerción, felicidades
Juan Nelson Enríquez

Anónimo dijo...

Gran txt.. haciendo caso a tu llamado, Carpe diem, Saludos

Laksman

Anónimo dijo...

un abrazo, Leída, vaya virtudes, hoy mas que nunca hay una crisis institucional y la justicia es talón de Aquiles
Oscar Sanchez.

Anónimo dijo...

interesante como siempre tu columna, gracias por compartir!!!!
Vidal Rivera

Anónimo dijo...

Aqui no aplica el vicio de la virtud sino la virtud de los vicios. Muy buen análisis. Gracias!

Laura López Vazquéz

Anónimo dijo...

gracias muy acertado el comentario.
francisco chacón

BENITO JUÁREZ - QUETZALCOATL dijo...

La ley, la libertad y la justicia; tres términos de los que bien caben aquellas palabras introductorias de Lenin cuando se refirió al "ESTAD es una de esas palabras donde los eruditos burgueses han sembrado demasiada confusión”, casi que sí se define una de estas palabras se definen al mismo tiempo el resto de las demás... ¿qué puedo decir por la ley?... viene a mi mente la canción del uruguayo Alfredo Zitarrosa "la Ley es tela de araña" (síntesis de la canción, la ley solo ayuda al rico, y al pobre lo perjudica). Libertad.. depende de la boca de quién salga esta palabra,,, Bush dijo "vamos a liberar a los iraquíes" y ahí están los resultados; hay unos tratados que se llaman de "libre Comercio" ¿lindo nombre no?... seguro ha de coincidir con la realidad,,, ¡y vaya qué coincide! ¡libertad para chingar a la humanidad!... Justicia... pregúntenles a los habitantes de ATENCO,OAXACA, a los Padres de niños de la Guardería ABC... a Lidia Cacho a los del SME a los Mineros de Cananea Pasta de Conchos,,, Aguas Blancas Acteal....el anatocismo