miércoles, 21 de diciembre de 2011

QUIMERA



La esperanza no es ni realidad ni quimera. Es como los caminos de la Tierra: sobre la Tierra no había caminos; han sido hechos por el gran número de transeúntes.
Lu Xun
Aludir a la palabra quimera me recuerda viejos tiempos, dice por ahí un himno escolar que aprendí “(…) estudiar que antes era quimera a ti gracias hoy es realidad”. Así pues sobre esta misma palabra dice la Real Academia: “Aquello que se propone a la imaginación como posible o verdadero, no siéndolo.” Esto en su segunda acepción.
Pero la primera acepción que quiero aludir es la que proviene del latín Chimæra  y que se refiere a: “Monstruo imaginario que, según la fábula, vomitaba llamas y tenía cabeza de león, vientre de cabra y cola de dragón.”
Así pues en la mitología griega quimera era un monstruo horrendo, que cuentan era hija de  Tifón (divinidad primitiva relacionada con los huracanes) y de Equidna (monstruosa ninfa, considerada descendiente de Forcis y Ceto) que vagaba por las regiones de Asia menor aterrorizando a las poblaciones y engullendo rebaños y animales.
Las descripciones sobre la constitución o apariencia física de quimera varían, desde las que sostienen que tenía el cuerpo de una cabra, los cuartos traseros de una serpiente o un dragón y la cabeza de un león, hasta las que afirmaban que tenía tres cabezas: una de león, otra de macho cabrío, que le salía del lomo, y la última de dragón, que nacía en la cola.
Algo así, parecido enfrenten en estos días los mexicanos una cabeza de león que bien puede ser sustituida por la delincuencia e inseguridad que enfrenta nuestro territorio nacional; la de macho cabrío que por supuesto bien puede encajar en la crisis económica que hoy por hoy viven los mexicanos y que se ilustran con los limosneros, pedigüeños, limpia parabrisas, y en general vendedores de todo tipo de productos; y finalmente la cabeza de dragón que no menos puede igualarse a la clase política que hoy se disputa el poder político de cara al año electoral que enfrentaremos.
La actual quimera que tiene que enfrentar los mexicanos no es menor, no solo por la torpe estrategia que desde Los Pinos se implementó para enfrentar la violencia que ahora esta desbordada y que ha cobrado miles de vidas (mas de 50 mil) y que sumada a las desapariciones rondan casi los 100 mil mexicanos.
Quimera ha hecho de algunas ciudades de esta nación ciudades desoladas por la crisis económica y de seguridad, ciudad Juárez es una de ellas; la quimera mexicana, este monstruo, ya no tan mitológico, también ha hecho de las suyas contra los que menos tiene, la pobreza ha crecido desbordadamente acompañada o subvencionada por la delincuencia que aludí. Y esta originada por la falta de empleo, o por el desempleo orquestado o promovido por la poca inteligencia al momento de elaborar políticas públicas que fomenten el crecimiento interno de la economía.
Sobre Quimera, el monstruo mitológico todas las descripciones coinciden en que arrojaba fuego por una o más de sus cabezas y por su trasero y que era sumamente rápida.
Algo parecido al fuego, es lo que en este mes hemos testimoniado auditiva o gráficamente por los políticos que pretenden gobernar a este país. Van desde luego desde lapsus verbales, hasta verdaderas muestras de ignorancia, arrogancia,  pedantería y estupidez.
Dice también la mitología, que Quimera fue derrotada finalmente por Belerofonte (asesino de Belero) con la ayuda de  Pegaso, el caballo alado, atravesándole una lanza con plomo que se fundió al ser expuesto a la ardiente respiración de Quimera.
La gran pregunta es, ¿Los mexicanos seremos capaces de vencer a la Quimera mexicana de cara a la oportunidad que parece brindarse el próximo año electoral? ¿Ustedes están dispuestos? Yo sí.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

13 comentarios:

La autora de la Columna Nornilandia es dijo...

Maestro:

Esta entrega Iusfilosofando es una obra de arte.

Me gusta su estilo columnístico y de crítica al poder en todas sus modalidades.

En efecto, en México lindo y herido vivimos una quimera que tenemos que erradicar; por lo que me sumo a su llamado.

Excelente análisis.

Anónimo dijo...

Yo estoy dispuesto.El tiempo está de nuestro lado.Somos transeúntes quevamos traslas ninfas olas ninfas van tras los transeúntes.

Alfredo Barragán

Anónimo dijo...

Ya tengo mi espada.. y tu? Saludos!
@EgoGolden

Anónimo dijo...

Saludos
Claudian Pliego

Anónimo dijo...

Recomiendo leer
Alberto Estrada

Anónimo dijo...

Un gusto Samuel !! *abrazo*

Chanekytha

Anónimo dijo...

GRACIAS ESTIMADO MAESTRO.BUENA NATIVIDAD, ADELANTADA.

@perfilador

Anónimo dijo...

La "quimera" que enfrentamos en estos días los mexicanos, dicha por @iusfilosofo Te saludo estimado amigo.

Arcenio Lupin

Anónimo dijo...

Ojalá y esa Quimera fuera realmente una quimera, una ilusión, una fantasía que se cree posible, pero que no lo es @iusfilosofo pero sí es :)

Rafael Ortiz

Anónimo dijo...

@iusfilosofo leido Samuel:Excelente como siempre! Sabes? La realidad d tu país se parece tanto a la mia...gracias! Mi TL brilla con tu pluma gracias Samuel! Moviste mi corazón....que sea para ti siempre la felicidad

Anónimo dijo...

@iusfilosofo como siempre excelente articulo.México se construye x su gente,es decir en esa quimera vamos todos. El cambio empieza en c/u

@angelzkt

Roberto A. Guiochín dijo...

Más que una quimera parece una Hidra. Pensamos que cortarle la cabeza que fué el gobierno autoritario del PRI ya lo habíamos cortado y salieron otras corruptas más en forma de PRIAN. No hay más camino que la Ley para ir cauterizando y evitar se sigan reproduciendo. Saludos, Samuel.

Jasso dijo...

Magnifica columna la que nos presenta maestro.

Sin duda alguna estamos en un momento crucial, en el que la determinación de cada uno como ciudadanos, es fundamental para terminar con tan nauseabunda quimera.

Me uno al llamado y estoy listo para pelear para erradicar todos los males que aquejan a nuestra sociedad.

Debería convocar a un grupo o algo así en el que hayan reuniones y se formulen ideas, estrategias, participación ciudadana real y no como la que promueven nuestros gobiernos. Seguro estoy que tendría mucho éxito.

Saludos

@DonJasso