martes, 4 de agosto de 2015

¡QUE PROSPERE EL PERIODISMO!



El pasado 3 de mayo la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la ciencia y la Cultura (UNESCO) la Asamblea General de las Naciones Unidas,  conmemoró el Día Mundial de la Libertad de prensa. El tema de este año es: “¡Que prospere el periodismo! Por una mejor información, más igualdad de género y mayor seguridad en los medios de comunicación en la era digital”. 
Este año, la UNESCO nombró a la periodista británica -y jefa de corresponsales de la cadena de televisión CNN- Christiane Amanpour, embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO para la libertad de expresión y la seguridad de los periodistas.
El lema “¡Que prospere el periodismo!” viene más que bien a nuestro país, ahora que vivimos tiempos difíciles para la sociedad que necesita estar informada y desde luego y principalmente para quienes ejercen esta profesión u oficio – dependiendo el caso- de cubrir la nota y llevarnos los hechos hasta la impresión, la radio, la televisión o la versión on line.
Para muy pocos mexicanos ya no es una sorpresa saber que nuestro país está catalogado como el más peligroso para ejercer el periodismo en América Latina, y el segundo en el mundo, después de Pakistán de acuerdo con Artículo 19. Y es que en los últimos 15 años 103 periodistas fueron asesinados y 25 desaparecidos. Lo más grave de esta numeralia es que de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos el 89% de los delitos contra periodistas en México quedan impunes.
Y es que vivimos tiempos donde hace falta periodismo de calidad pues a veces, como si regresáramos el tiempo 30 años y encendiéramos la radio, la tv u hojeáramos algunos periódicos para “informarnos” de lo que ocurre en la sociedad  observaríamos como la información no se crea ni se destruye, simplemente se transforma, se administra, se prescribe.
De ahí la importancia del periodismo de calidad, ya que este “permite a los ciudadanos adoptar decisiones sobre el desarrollo de sus sociedades con conocimiento de causa” tal como lo señala el comunicado oficial de la ONU-UNESCO-Alto Comisionado. Pero para que esto se mantenga es necesario que la sociedad no calle, que defienda a sus periodistas, reporteros, comunicadores, pues una sociedad informada, no será manipulada.
En estos días ciudadanos y reporteros han salido a las calles a manifestarse para exigir una investigación seria y profunda sobre el caso del asesinato del foto reportero Rubén Espinosa y cuatro mujeres que lo acompañaban -una de ellas activista-, este asesinato no puede ser minimizado pues no solo ataca a la esfera de los afectados sino a las garantías de una sociedad ya que se transgrede la libertad de expresión, la seguridad y la justicia.
De acuerdo con Artículo 19 dijo el crimen contra Espinosa marca un giro en la violencia contra la prensa en México, porque se trata del primer fotoperiodista asesinado en el exilio en la capital mexicana. No dejemos solos a quienes nos informan y ponen -a veces- su vida en riesgo, pues sin prensa libre y de calidad, el futuro de una sociedad democrática está limitado.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

2 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, buen texto para reflexionar acerca del periodismo y sus riesgos.

Saludos.

Larisa Peva dijo...

Totalmente de acuerdo, Doctor. Todo pueblo debe estar informado y se provee de los medios necesario para ello, a través de periodistas que son observadores e interactúantes del acontecer diario; si estos son asesinados por gobernantes y delincuentes, se entiende que el propósito es mantener cosas ocultas a una nación y eso es algo que ningún país puede permitir.

Sólo hay un poder soberano y legítimo que es el mismo pueblo y ese, no debe callar sino ordenar y defender su derecho.

Excelente columna,