lunes, 17 de octubre de 2011

INDIGNADOS Y DIGNIDAD



No se requiere vocación de Casandra para avizorar un futuro preñado de vicisitudes lesivas de la convivencia, porque el pasado reciente y el presente las han incubado.
Miguel Ángel Granados Chapa

Hace casi cinco meses inicio en España un movimiento que pretendía llamar la atención sobre lo que de manera local ocurría en ese país, jóvenes “hijos de la crisis” que reproducirán “hijos de la crisis”, tomaron la determinación de manifestar su inconformidad, sacarla de casa y tomar la calle. El entonces 15-M, (15 de mayo) cuya intención era promover una democracia más participativa alejada del bipartidismo y del dominio de bancos y corporaciones; desde luego una auténtica división de poderes, en función de mejorar el sistema democrático.
Fue así que la utilización de las redes sociales tuvo un impacto importantísimo para difundir las causas que abanderaban dicho movimiento; pronto muy pronto y en la coyuntura de una represión policiaca se extendió la inconformidad a París, manifestaciones organizadas, planificadas fueron tan efectivas que el gobierno tuvo la tentación de suspender el servicio de BlackBerry pues era la mejor herramienta para organizar las movilizaciones juveniles de ese país, para expresarse.
Las Tic´s hicieron su trabajo, comunicar lo que estaba ocurriendo al otro lado del mundo, informar la realidad desde lo local; romper el cerco informativo. De esta manera, poco a poco, la lucha fue creciendo y recibiendo apoyo desde otras latitudes continentales.
Luego llegó al continente americano, afuera de Wall Street que se inició en el mes de septiembre en Nueva York otro acto más de indignidad, esta ocasión contra el símbolo del expansionismo mundial. Pero parece que no bastaba, que era necesario ir más allá, expandirse en la urbe.
Así  el Movimiento de los Indignados contra la crisis global se expandió a nivel mundial, este 15 de octubre, cuando se llevaron a cabo manifestaciones en más de 900 ciudades en Europa, África y Asia, además de gran parte de Estados Unidos y otras partes del continente americano, pero las mayores protestas ocurrieron en Europa. Allí donde nació la protesta, donde se perfiló la idea de contrato social, de democracia.
En su portal web los Indignados difundieron lo que demandan, “una verdadera democracia”: “Unidos, con una sola voz, deseamos que se enteren los políticos y las élites financieras a quienes sirven de que somos nosotros, el pueblo, quienes habremos de decidir nuestro futuro”.
La expresión que inicia con un estatus aspiracional, puede ser el inicio de un movimiento más grande, completo, que reúna las expresiones de los excluidos, las necesidades de los que día a día luchar por sobrevivir en este mundo, que crecen sin oportunidades, y que están condenados a morir como nacieron, sin nada. Por eso y quizá ante este escenario se vuelve más necesario un movimiento global, que exprese las enumeraciones anteriores, un movimiento que incluya, un movimiento vital, el de los indignados.
Y mientras el movimiento de los indignados de se expresa en el mundo, un luchador por la dignidad cae abatido por la naturaleza propia del hombre, en suelo mexicano. Con 70 años de edad y 34 de escribir su plaza pública, la mitad de su vida, Miguel Ángel Granados Chapa,  supo combinar de forma inteligente dos profesiones fundamentales: Derecho y Periodismo.
Haber estudiado derecho, le permitió tener una comprensión política y jurídica de sus opiniones, cosa que algunos otros columnistas no tienen, su formación jurídica ayudo y dio luz a otros columnistas, para comprender lo que desde el Legislativo, Ejecutivo y judicial se determinaba a la sazón de la coyuntura.
Por eso Granados Chapa fue diferente, porque no usaba prótesis para la comprensión y la lucha en el campo legal. Su trayectoria por el camino de la congruencia y de la ética periodística, le valieron recibir el Premio Nacional de Periodismo de México en tres ocasiones, 1981, 2004 y 2006. Y recibir la Medalla Belisario Domínguez en 2008.
Sobre enumerar datos biográficos y de trayectoria de Miguel Ángel, ya habrá otros, que reproducirán sin control esa información una y otra vez. Basta decir que Nacido el 10 de marzo de 1941 en Pachuca Hidalgo. Prefiero concentrarme en compartir que al recibir la Medalla Belisario Domínguez, el abogado y periodista sostuvo que el suyo fue:
Un: “periodismo que sin falsa objetividad se propone contribuir en comunión con sus lectores y oyentes, a la construcción de una sociedad fundada en la equidad y la justicia, una sociedad donde como humildemente quiso Morelos, queden moderadas la opulencia y la miseria”.
Sobre la comprensión de la realidad nacional, de esa que se vive día a día, y de la que los políticos del establishment parecen no mirar, Miguel Ángel afirmo en 2008 frente a senadores:
“No es que la sociedad mexicana carezca de experiencia ante las crisis, la ha adquirido a fuerza de golpes, de caer y levantarse, de deplorar lo perdido y comenzar de nuevo, pero pocas veces en la historia habían convergido adversidades de tan distinta índole y semejante gravedad que hacen de las sombrías horas que corren, horas de definición, de las que emergerá la sociedad disminuida y en riesgo de descomposición y aún de enfrentamiento o engrandecida para superar la magnitud del desafío para que sea por una vez madre providente de sus hijos”.
Como si hubiera sido escrita exprofeso, para dirigirse al movimiento de los indignados, en la coyuntura de las movilizaciones globales el hidalguense refirió:
“Los poderes fácticos, los que gobiernan sin haber sido elegidos, los que buscan y obtienen ganancia de negocios que atentan contra el interés general gobiernan en mayor medida que los gobiernos; la lucha de unos y otros poderes ilegítimos contra la sociedad, su éxito en el propósito de dominarla es favorecida por una situación económica, material cada vez más adversa, menos propiciatoria que la prosperidad y la expansión de la potencialidad humana”.
De esta forma la trayectoria de Granados Chapa, fue la de la congruencia, la ética, y lucha por la dignidad. Una dignidad necesaria, la que tanto reclamaba el México de los setentas y la que mucho necesita la sociedad de hoy. Una lucha por la dignidad desde el periodismo y desde la academia que no se doblega ante el poder a pesar de las adversidades. Ejemplo sin duda para nuestras generaciones de la lucha por la dignidad.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Maestro:
Excelente texto el que nos comparte el día de hoy en si columna, un verdadero homenaje a Granados Chapa y una valiosa recuperación de la memoria el que hace sobre los indignados.
Buen ejercicio de acoplamiento conceptual el que hoy nos ofrece.

Saludos

Luis

adelaida mejía dijo...

Me parece oportuno abunndar en el trabajo de Granados Chapa y la relación que tiene su periodismo con los acontecimientos provocados por la desigualdad social que está presente en todas partes del planeta como consecuencia de la ambición desmedida de unos pocos hombres que se han adueñado de lo que le corresponde a la colectividad

Jasso dijo...

Maestro:

Excelente combinación, que enriquecedora e informativa manera de homenajear a que sin duda es uno de los periodistas más importantes del último siglo en nuestro país, alguien que sin duda fortaleció y contribuyo bastante a fortalecer la democracia en ésta herida (diría la maestra Barbara) nación.

Como siempre un gustazo leerlo.

Saludos

@DonJasso

La autora de la Columna Nornilandia es dijo...

Maestro:

Magnífica columna Iusfilosofando, donde en cada entrega nos proporciona elementos para el pensamiento crítico-analítico.
Una combinación de ideas muy buena.

Gracias ppr compartir.

Un abrazo.

BENITO JUÁREZ - QUETZALCOATL dijo...

Saludos Mtro. Hernández Apodaca: en primer término profundo pesar y tristeza por la desaparición física del gran profesional del periodismo y PATRIOTA Miguel Granados Chapa, acertadas reflexiones que hace usted, acerca de él, ¿que puedo decir? lo escuche alguna vez en vivo en el hemiciclo a Juárez, en un acto en solidaridad con periodistas valientes que hacen investigaciones muy profundas en las cuales se ponen al descubierto las acciones traidoras de quienes conforman las instituciones mexicanas.... ¡VIVA GRANADOS CHAPA!!... PERSONAS COMO ÉL ESTÁN VIVOS ESPIRITUALMENTE POR SIEMPRE.... /// POR LO que respecta a los indignados,..leí que jamespetras dijo que ese movimiento pasa por una etapa de definiciones...una, una semana y media,,, y su lucha necesariamente tendría que escalar, sino la gente poco a poco se ira separando y desanimando... 0jala escale esta lucha,,, q solamente a si se consiguen los derechos.... sin más fraternales saludos..

David dijo...

Excelente columna Maestro.
Al principio la note hasta con una ligera sensación de crónica.

Debo decir que me lamento, de no haber conocido más de Miguel Ángel Granados Chapa, poco leí de él antes de su muerte, mas no me queda duda del trabajo que hizo en pro de la sociedad en general, un hombre digno de ser recordado al igual que su trabajo.

El movimiento de los indignados es una prueba de cómo se desmorona "el modelo que no aguanta más". Ahora me pregunto, ¿Durante cuánto tiempo será capaz de soportar? ¿Y podrá soportar el embate de las sociedades?

Un muy afable texto el que nos brinda en esta ocasión Maestro, un abrazo y hasta la próxima.

Anónimo dijo...

@iusfilosofo no dejo de leer tu columna, la del viernes me parece oportuna pq aclara situación que se ha generado sobre complot

Yolanda Guzmán

Anónimo dijo...

Buenas tardes @iusfilosofo excelentes sus comentarios sobre Granados Chapa. Carpe Diem.

Rafael Ortíz

Anónimo dijo...

Ecseltente como cienpre mi Sami, los de a pié semos losque apechugamos abarisia de gobiernos, relijiones y algunos enpresarios.
la riegan y noles pasa nada, uno esel que paga y si no lo ase, buró de crédito, demandas, enbargos, etc paque eyos no sufran.

@MemoJarasFierro

Anónimo dijo...

muy bueno como siempre!! Saludos y felicidades!

Isabel

Anónimo dijo...

Gracias Samuel, siempre interesante,

MARIO MAYANS OLACHEA

Anónimo dijo...

Muchas gracias por el enlace, te expreso mi reconocimiento.

Justino D. Mijangos

Anónimo dijo...

Excelente tu columna Samuel, sin duda gran binomio, Indignados y Dignidad, echaremos de menos a Granados Chapa, saludos.

Oscar Sanchez.

Anónimo dijo...

Sam mil gracias x tu texto y si, l mundo c esta haciendo viejo asi como las practicas sociales, políticas y económicas, abrazo!

margene

Anónimo dijo...

un saludo mi estimado y siempre leído politológo.

Jorge Hernandez