martes, 26 de abril de 2016

MAL HUMOR SOCIAL


@iusfilosofo


Han pasado 19 meses desde la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos y el último informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sobre la desaparición, muestra una división dentro del Estado, cosa que no debería de extrañarnos pues a estas alturas del sexenio la vista de los hombres de Peña están puestos en el 2018.
Para los hombre de Peña, las violaciones a los Derechos Humanos es lo de menos quizá por eso Jorge Carlos Ramírez Marín, vicecoordinador del PRI en la Cámara de Diputados, defendió: “A lo mejor la misión histórica que se pusieron los del GIEI es poner en entredicho la verdad expresada inicialmente por la Procuraduría, y esto quizá haya distorsionado un poco el juicio sobre lo que esperábamos nosotros, que eran sus hallazgos”.
En contraste, el informe del GIEI señala que el Gobierno del señor Peña no siguió las líneas de investigación, manipuló evidencia, protegió a oficiales sospechados y de torturar a presuntos sospechosos para obtener “confesiones”. Pero eso es lo de menos, pues solo es nuestra percepción. Al menos eso cree el señor de Los Pinos.
Porque para él lo ocurrido la noche del domingo pasado en franja turística de Acapulco, se debe al “mal humor”. Que más de 100 escuelas públicas de niveles básico y medio superior suspendieran clases ayer, lo mismo que unidades académicas de la Universidad Autónoma de Guerrero y escuelas privadas es porque “el ánimo está caído”.
Y mientras eso ocurre, don Lencho Córdova- quien brinco de la burocracia académica a la burocracia electoral- salió a dar declaraciones para informarnos que tras la venta de nuestros datos –contenidos en el padrón electoral- en internet se aplicará la ley con toda severidad e impondrán las sanciones correspondientes a los responsables de la publicación ilegal de la Lista Nominal de Electores.
Para animar nuestra vida, las reformas anticorrupción están entrampadas en el Congreso pues los acuerdos entre fracciones aún no han terminado. Que la CNTE promueva paro laboral en las escuelas es cuestión de mal humor. Lo mismo ocurre con las reacciones de indignación los familiares víctimas de la explosión en Pajaritos es “mal humor”.
Para adehesar la tragedia ocurrida la semana anterior en los complejos industriales en Coatzacoalcos, Petróleos Mexicanos (Pemex) arrancó esta semana con su segundo recorte de personal que será hasta de ocho mil empleados, que se sumaran a 13 mil 600 al finalizar 2016.
Y para cerrar el mal humor, un dato que ilustra como las voces se empiezan a levantar, incluso en la SEDENA, pues según la jornada de 2006 a 2015 los mandos han recibido 16 denuncias por abuso sexual y 94 por acoso, las cuales han derivado en 33 procesos penales, en los que 16 militares fueron sentenciados.
Pero según Peña, solo es porque “el ánimo está caído, hay un mal ambiente, un mal humor social”. No hay porque preocuparnos, todo pasará. ¿Ustedes que opinan?

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, sin duda asuntos lamentabilísimos como el de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa ha sido un parteaguas en un país que esta cada vez más lastimado.
Y luego derivado de las reformas estructurales lanzadas por EPN y aprobadas por sus secuaces en el poder legislativo, están abonando a enrarecer y enardecer aún más el especto socio-político.

Sigamos generando conciencia. Buena columna, la socializo en mis Redes.