martes, 5 de abril de 2016

¿VERACRUZ DE ALTERNANCIA?


@iusfilosofo

Previo a la elección presidencial de 2018, este año será electoral. En Colima, debido a la anulación de la elección para la gubernatura de Colima, realizó elecciones el pasado 17 de enero. El pasado 13 de marzo Centro, Tabasco, realizó elección extraordinaria de la alcaldía por anulación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
Lo que viene es la renovación de 12 gubernaturas. Los estados en los que se renovará la gubernatura son Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.
Los bajacalifornianos, en tanto, acudirán a las urnas para elegir cinco alcaldes, 17 legisladores de mayoría y ocho plurinominales. En Aguascalientes además del Ejecutivo, se renovaran 11 presidencias municipales y la Legislatura local. Chihuahua 67 presidencias municipales y el congreso del estado, además de gobernador.
Durango, gobernador, 39 presidencias municipales y la Legislatura local. Hidalgo, el renovará gubernatura, 84 ayuntamientos y el Congreso estatal. Oaxaca, gobernador; 570 alcaldes, de ellos 153 se elegirán por el régimen de partidos políticos y 417 por usos y costumbres, y la Legislatura local. Puebla sólo se renovará la gubernatura.
Quintana Roo, gubernatura, 10 presidencias municipales y la Legislatura local. En Sinaloa, gobernador, 18 ayuntamientos y el Congreso estatal. Los tamaulipecos, mientras, renovarán en los comicios la gubernatura, 43 alcaldías y la legislatura local -22 diputados de mayoría relativa y 14 de representación proporcional-. Tlaxcala se elegirá gobernador, 60 presidentes municipales y Congreso local. Zacatecas renovará la gubernatura, 58 alcaldías y el congreso local.
Sin duda donde estarán los ojos de los estrategas y medios, además de dirigentes y analistas, es la elección de Veracruz. No solo por su importancia electoral, al poseer una lista nominal de aproximadamente 5.6 millones de personas, sino porque el actual titular del Poder Ejecutivo, Javier Duarte, se ha convertido en el enemigo número uno de los veracruzanos.
En esta ocasión, los veracruzanos acudirán a las casillas para elegir a un gobernador que ocupe el cargo durante dos años, y así empatar el calendario con las elecciones federales de 2018, tal como lo determino la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Pero además elegirán a 30 diputados de mayoría relativa y 20 de representación proporcional.
Han iniciado las campañas y quienes disputan la gubernatura son Miguel Ángel Yunes Linares por la coalición “Unidos para Rescatar Veracruz” (PAN-PRD); Héctor Yunes Landa de la coalición “Para Mejorar Veracruz” (PRI, PVEM, PANAL, Alternativa Veracruzana); Armando Méndez de la Luz (MC); Cuitláhuac García Jiménez (MORENA); Alba Leonila Jiménez (PT). Los fantasmagóricos Alejandro Vásquez Cuevas el “Pipo” por Encuentro Social; y Antonio Luna Andrade del Partido Cardenista y el “independiente” Juan Bueno Torio.
La elección por la gubernatura de Veracruz no será fácil, intereses económicos, políticos y hasta familiares se disputan, pero sobre todo, se disputa el futuro de los veracruzanos. Sin duda la disputas esta entre los Yunes (Linares y Landa). En esta tesitura rescato la idea de Uriel Flores: “No hay Yunes bueno y Yunes malo, eso es una bobería; hay Yunes continuista y Yunes de la alternancia; ya no es asunto de juego de palabras.”
Lo cierto es que los veracruzanos tienes en sus manos la oportunidad para acabar con el establisment que ha abusado del poder los últimos años y que ha empeorado las condiciones de vida de millones. ¿Será posible cambiar este escenario el próximo 5 de junio? Veamos si los veracruzanos lo hacen posible.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

En efecto Doctor, los Veracruzanos tienen en sus manos el rescate de ese bello Estado, sigamos pugnando por generar conciencia.

Muy buen texto el de esta semana.

Un placer leer Iusfilosofando.