martes, 5 de julio de 2016

PREGUNTAS SOBRE VERACRUZ


@iusfilosofo

Faltan pocos meses para que Javier Duarte de Ochoa y su pandilla rapaz dejen el poder. No obstante en estos últimos meses que le restan -el admirador de Francisco Franco- ha hecho todo lo posible, lo ilegal e inmoral para protegerse y cubrir sus cloacas; esas que  ha documentado la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de los años 2011, 2012, 2013 y 2014, por presunto desvío de recursos.
Hay temas fundamentales que siguen pendientes en Veracruz: la inseguridad. Qué decir del adeudo de profesores y pensionados. Sigue pendiente la entrega de patrimonio estatal a instituciones como la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), la Comisión Especial de Atención y Protección a Periodistas (Ceapp), así como de la Comisión Especial de Atención a Víctimas.
Por ese escenario, he bosquejado algunas interrogantes sobre lo que ocurre en Veracruz, las cuales quiero compartir con ustedes. Preguntas que sin duda son necesarias plantearse y plantear abiertamente a los actores sociales y políticos de aquel Estado.
¿Qué tiene que pasar en Veracruz para que se detenga la vulgar devastación que Javier Duarte está encabezando en estos días contra las actuales y futuras generaciones de veracruzanos? ¿Qué nivel de atrocidades permitirá el señor de Los Pinos a Duarte y a cambio de qué? ¿Hasta dónde los veracruzanos que no han sido afectados de forma directa por las maniobras de Duarte, se mantendrán al margen?
¿Cuál es el nivel de indecencia de los funcionarios del Gobierno de Javier Duarte que ya no les importa la opinión de los ciudadanos -se atreven incluso a realizar una fiesta de disfraces en una oficina pública-? ¿Cuáles son los secretarios del Duartismo que deberían ser investigados de forma inmediata sobre posibles usos irregulares de recursos e infraestructura para beneficio personal?
¿Cuánta es la inmoralidad de los diputados locales que ven como su Jefe, Javier Duarte de Ochoa, está llevando a Veracruz a la destrucción y no lo detienen, sino que lo alientan? ¿Cuáles son las exigencias que los veracruzanos deben pedir a los próximos diputados locales? ¿Deben los próximos diputados locales llamar a cuentas a los actuales o seguirán el rito de no tocar a sus antecesores? De cara a la elección municipal del próximo año ¿cuál será la decisión de los veracruzanos?
Esas son las preguntas que tengo sobre lo que ocurre en Veracruz, existen más sin duda, pero será necesario buscar o exigir respuesta a éstas e ir sumando algunas otras, a fin de buscar que en los próximos años puedan generarse las condiciones para que Veracruz sea un Estado que sus habitantes merezcan.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, interrogantes muy importantes las que hoy nos compartes en tu Iusfilosofando acerca del caso Veracruz.
Es lamentabilísimo lo que está ocurriendo y como no se ha podido detener a un tipo tan nefasto como Javier Duarte.
Los veracruzanos merecen mucho más, aquella entidad [mi patria chica] es mucho más grande que las tropelías de sus políticos.
Pugnemos por su rescate.