viernes, 1 de noviembre de 2013

GARBANCEROS Y MUERTOS


 La Catrina, cuyo nombre original era Calavera Garbancera, -en alusión a las personas de origen indígena que vendían garbanza que se sentían europeos y renegaban de su propia raza y herencia- es un término muy ad hoc a los Diputados y Senadores que aprobaron la reforma fiscal de Peña Nieto, pretendiendo que con la aprobación de más impuestos cambiarían su imagen de progresistas.
El ala chuchista del PRD, no termina por comprender que su actitud pro Peña, solo disfraza de servil su actitud; los chuchos en su afán de reflectores, son capaces de perder el pan para ganar migajas. Y de subastar la poca dignidad que les queda, ya sea a tricolores o a los albiazules.
Y mientras eso sucede, la inseguridad y las desgracias no paran en nuestro país, Estados como Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, y sobre todo Michoacán están en el mapa de la violencia.
De nada sirve que el Ejecutivo hubiese fijado 122 objetivos de cabecillas de los cárteles. Y que hoy lleve 60 detenidos en sólo nueve meses; ni que, de esas 60 detenciones, 52 han sido detenidos por un sistema de inteligencia, y que sólo seis hayan sido abatidos.
El Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) informó, que en lo que va de la administración de Enrique Peña Nieto se han registrado 12 mil 598 homicidios, es decir, un promedio de 52 diarios.
Pero este dato contrasta con los proporcionados por el semanario Zeta, de Tijuana, quien reveló que Peña Nieto llegaría a su Primer Informe de Gobierno con 13 mil 775 ejecuciones, luego de ocho meses de administración, es decir mil 721 cada mes, el promedio que Osorio Chong achaca al gobierno calderonista. El reporte del semanario Zeta, especializado en temas de seguridad, pintó un escenario negro y terrorífico sobre la manera en que el crimen sigue ejecutando: hay decapitados, desmembrados, colgados, encajuelados, desenterrados de narcofosas, con el tiro de gracia, homicidios en enfrentamientos entre los diversos cárteles de la droga y elementos policíacos.
La numeralia no miente, de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, en ocho meses hay 12 mil 598 homicidios. 1,032 secuestros. 5 mil 242 casos de extorsión. 90 mil 202 robos de vehículo con violencia.
Así las cosas, disfrutemos estos días más allá de los impuestos que nos esperan el próximo año, incluidos más gasolinazos. Nos leemos la próxima. Carpe diem.


1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, una #Iusfilosofando contundente y que como bien apunta ad hoc a estas fechas.

Hoy por la mañana escuché la expresión de “socios parlamentarios” en voz de un chico de Calderón, venido a Senador. Lo que veo que es tal cual están actuando desde el Legislativo y de los chuchistas que decir, esa camarilla actúa conforme lo dicta su naturaleza.

Mientras todo ello ocurre los ciudadanos somos olvidados en ese binomio indisoluble.

Sigamos señalando, proponiendo y actuando para rescatar un país cada día más resquebrajado.

Magnífico análisis.

Un placer leerle