martes, 13 de septiembre de 2016

DE PRESUPUESTO Y CINISMO


@iusfilosofo| 

Números van y números vienen, y el recién llegado José Antonio Meade Kuribreña (de 47 años) -excalderonista y ahora peñista incondicional- tiene que operar la propuesta económica que su antecesor Luis Videgaray (alias el buitre) le dejo como herencia maldita. Pues ante las voces empresariales de más recorte al presupuesto, Meade Kuribreña ya adelanto que no hay espacio para un mayor recorte presupuestal.

Las voces que se han manifestado sobre el presupuesto coinciden en algo, todas están en contra. Algunas señalan que el recorte fue excesivo y otras más que no fue suficiente. No obstante, lo cierto es que el recorte al gasto será por 239,700 millones de pesos para el 2017. En su defensa Meade replica: “Es difícil encontrar elementos adicionales para haber hecho un recorte mayor. Yo creo que el recorte encuentra un buen soporte y creo que es positivo que el paquete no sorprenda”.

Lo cierto es que no todo es color de rosa, pues aunque el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación de 2017 existen recortes, éstos no afectan a todos, pues aunque el proyecto no considera aumento al salario del señor de Los Pinos, el truco está en las prestaciones, ayuda para despensa y el seguro de gastos médicos mayores, los cuales sumados ascienden a 13 mil 843 pesos.

La realidad es que el presupuesto está pensado en agradar a las calificadoras internacionales y no en mejorar la de vida de millones de mexicanos. Está orientado a ganar palabras de aliento de los organismos internacionales, pero no en resolver aquellas condiciones que mantienen a los mexicanos en la miseria, sin empleo, sin acceso a servicios de salud de calidad, sin acceso a la educación, a un medio ambiente sano, a la seguridad pública.

¿Cuánto subirá el salario de millones de mexicanos que actualmente laboran? Indudablemente no estará en condiciones de competir con el de los secretarios de Estado, con los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con los del INE, con los del INAI, con el de los Senadores y Diputados Federales y también con el de los diputados locales, como los de Jalisco, que calladitos se dieron una cargadita a su dieta.

En Jalisco, los diputados son una parodia de sí mismos. Primero “a la discre” se dieron una ayudita, al pasar de 107 mil 235 a 116 mil 497 pesos mensuales brutos, un pequeño aumento de 9,257 pesos a cada uno. Vulnerando así el Pacto de Austeridad, Racionalidad y Transparencia del 18 de noviembre de 2015.  Y la declaración que corona dicha acción provino de la “Diputada ciudadana” María Elena de Anda Gutiérrez quien defendió: “hay economía suficiente para disponer del recurso y asignarlo a las partidas”. ¿De verdad?  ¿Y el salario de los empleados del Poder Legislativo, Señora Diputada? Luego, tras una oleada de críticas de diversos sectores esta bella Legislatura, la LXI, aprobó por unanimidad dar marcha atrás y seguir percibiendo lo mismo que en meses pasados.

En el marco de este cinismo, destacan los “Diputados ciudadanos” Augusto Valencia López (de 43 años) y la médico Consuelo Robles Sierra, -quien por cierto en sus redes sociales difunde más el trabajo del Ayuntamiento de Guadalajara, que su labor legislativa- dichos diputados tienen el privilegio de solicitar “créditos VIP” al Congreso de Jalisco sin pagar intereses por esta prestación. Desde luego hay que incluir al Diputado pistolas: Enrique Aubry de Castro Palomino (PVEM) quien atacó con dientes y uñas, la iniciativa de la Diputada Rocío Corona que proponía eliminar el privilegio de los préstamos del Congreso, pues "no es banco, ni casa de préstamos". Y qué decir del “Independiente” José Pedro Kumamoto Aguilar, quien no chisto el aumento y sí voto en abstención la iniciativa de la diputada Corona Nakamura.

Así, entre presupuestos y cinismos se vive la realidad de este país, entre demagogias excluyentes y falsas austeridades que engañan a los ciudadanos y denigran los cargos que ostentan.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor, es increíble como aún existen personas que aplaude a políticos de poca monta como los que mencionas en tu columna.
Es necesario no callarse y seguir insistiendo -como tú lo haces- para hacer reflexionar e invitar a la acción.
Importante, no votar y botar a este tipo de personajes corruptos e impunes.
Un placer leer #Iusfilosofando