martes, 4 de octubre de 2016

EJEMPLO TRANSFORMADOR


@iusfilosofo

Señor ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes
 y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites dignidad.

Mohandas Karamchand Gandhi
Oración para la hora de la decisión.


Aunque han pasado 147 años de su nacimiento, vale la pena tener presente su pensamiento y acción para enfrentar la realidad que a veces rebasa nuestro pesimismo, él enfrento condiciones muy adversas a pesar de su preparación, y logró trascender, me refiero a Mohandas Karamchand Gandhi, quien nació el 2 de Octubre de 1869 en Porbandar (actual estado de Gujarat) India.
Gandhi tenía apenas 13 años, cuando se casó con Kasturba, una niña de su misma edad, que provenía de una familia rica (los Gokuladas Makharhji). El matrimonio había sido arreglado por los padres de ambos. De ese matrimonio hubo cuatro hijos, el primero Harilal Gandhi. Tras estudiar derecho en el University College de Londres, regresó a la India en 1891 e intentó ejercer como abogado en Bombay, con escaso éxito.
En 1893 aceptó un contrato por un año para trabajar como abogado en Sudáfrica. Durante su traslado en tren a Sudáfrica, tuvo su primer enfrentamiento personal con la injusticia racial, porque a los de color no les estaba permitido viajar con los blancos. Le ordenaron que se marchara al vagón de equipajes, orden siempre obedecida; pero, él se negó, intentando hacer valer sus derechos. Por lo cual fue arrojado por la fuerza, en plena noche.
Cuando llegó a Sudáfrica, Gandhi fue tratado como miembro de una raza inferior. Se horrorizó por la negación generalizada de las libertades civiles y de los derechos políticos de los inmigrantes indios en aquellos lugares; por lo que pronto se involucró en la lucha por la defensa de los derechos fundamentales de sus compatriotas. Al involucrarse en la lucha por los derechos, acuñó el término, Satyagraha (abrazo de la verdad), método de acción social directa basado en los principios del coraje, la no-violencia y la verdad.
La tarea de Mahatma no fue nada fácil, primero despertó la solidaridad de todos los indios de credos y castas diferentes para la resistencia no-violenta. Miles de indios juran en un mitin no someterse a la ley. Resistirían hasta la muerte antes que someterse a la discriminación, no sin antes hacerles ver que era imposible someterse a la ley por ser injusta.
En 1910 fundó la Granja Tolstoi, cerca de Durban, una colonia cooperativa para la población india. En 1914 el gobierno sudafricano hizo importantes concesiones a las demandas de Gandhi, incluido el reconocimiento de los matrimonios y la exención de impuestos municipales. Dando por finalizada su misión en Sudáfrica, en 1915 Gandhi retornó a la India. En 15 años se convirtió el líder del movimiento nacionalista indio. Utilizando los postulados de la Satyagraha dirigió la campaña por la independencia india de Gran Bretaña.
Recuperar esta parte biográfica de Gandhi, debe servirnos para no bajar la guardia, para mantener presente la necesidad de construir un mejor país que otorgue mejores condiciones de vida para millones de mexicanos, un México menos desigual, incluyente, con Estado de Derecho, de oportunidades, de desarrollo personal. El ejemplo está ahí, tomemos lo que se adecue a nuestros tiempos y utilicémosla para transformar al país. Veamos en Gandhi un ejemplo transformador.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

2 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Buen texto el de esta semana Doctor, ineludible leer y releer a Gandhi.

Un gusto leer Iusfilosofando.

Anónimo dijo...

Grato que personas con sus conocimientos se ocupen de recordarnos a personajes como Gandhi, gracias Doctor.

Carmen