viernes, 1 de marzo de 2013

CAYÓ EL MITO




“Yo no voy a hablar con usted si me habla en ese tono. Usted y yo no somos iguales. Yo sí fui a la escuela”.
Elba Esther al momento de su captura.

Nacida en la Meseta Comiteca Tojolabal (Chiapas) un 6 de febrero de 1945, Elba Esther Gordillo Morales, la normalista de quien hoy nadie quiere saber, a quien todos le han dado la espalda y de quien todos niegan su amistad. A sus 68 años nunca imagino que estaría en prisión, vestida sin sus marcas caras de ropa y en la humedad de una celda.
Olvidada, vejada y sin recordar que “el que a golpe mata a golpe muere”, Elba recibió una cucharada de la traición que cometió contra su mentor a finales de los años ochenta. Esos años que pocos recuerdan. Hagamos un poco de memoria.
A los 25 años Elba se trasladó de su ciudad natal a ciudad Nezahualcóyotl en el Estado de México, se vinculó con Carlos Jonguitud Barrios y dos años después de su llegada ocupó en el  Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) la Secretaría de Trabajo y Conflictos. Habían pasado solo 7 años de su llegada (1970) al Estado de México, cuando se convierte en Secretaria General de la Sección 36.
Su astucia y cercanía a Jonguitud Barrios le permitieron ser Diputada Federal a la LI Legislatura (1979 a 1982) por el XXVI Distrito Electoral Federal del Estado de México. En 1985 fue electa por segunda ocasión electa diputada federal, para la LIII Legislatura pero en esta ocasión por el II Distrito Electoral Federal del Estado de México. Elba respondió el Quinto Informe de Gobierno de Miguel de la Madrid en septiembre de 1987.
En 1989 Elba asumió la dirigencia nacional del SNTE después de que Carlos Salinas de Gortari le exigiera su renuncia a Jonguitud Barrios. Un importante logró para el SNTE de Elba Esther fue la firma del Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica  el 19 de mayo de 1992, porque a partir de ahí se incrementar la presencia del magisterio en las entidades, y se logran negociaciones salariales con los gobiernos estatales y con la federación.
El acuerdo referido no estuvo lejos de las disputas de Elba con el entonces secretario de educación venido años después a huésped de Los Pinos, me refiero a Ernesto Zedillo. Versiones sostienen que el mensaje de Zedillo a Elba fue “Es mejor que se vaya del país”.
Si bien es cierto que Elba se encumbro con el PRI, sus mejores momentos y reflectores fueron en los sexenios panistas. En 2003 regresa a la cámara de diputados y desde ahí apoyó la reforma fiscal de Vicente Fox, lo que desató las divisiones en el PRI y que la llevó a su expulsión.
Con Fox, Elba Esther firma del Compromiso Social por la Calidad de la Educación. Lo que le permitió a la normalista que en las negociaciones salariales lograra un incremento del 43.55% y 11.9% para prestaciones. A pesar de que la prueba PISA 2003, realizada a estudiantes de 15 años, por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) reveló que el 52% de los alumnos no razonaba lo que leía, mientras que el 66% era incapaz de desarrollar un razonamiento lógico-matemático.
En el sexenio de Fox, Elba obtuvo el registro del Partido Nueva Alianza (Panal), y a pesar de que en 2006 Roberto Campa Cifrián fue su candidato presidencial, la realidad es que operó a favor de Felipe Calderón. Este apoyo le permitió colocar a su yerno, Fernando González, subsecretario de Educación Básica; a Roberto Campa, en el Sistema Nacional de Seguridad Pública; y a Miguel Ángel Yunes en el ISSSTE.
Tras 24 años de vivir de los fondos públicos y del salario de los profesores que van a parar al SNTE. De gozar de los excesos, de presenciar desgracias y de explorar la santería y el vudú para mantener su impunidad; un golpe sobre la mesa detiene sus ansias de movilización para oponerse a la reforma educativa ya aprobada por el Congreso.
¿Qué pasó? ¿Porque Elba -la vieja loba que sentó a cuatro habitantes de Los Pinos- no olfateó su detención? Una respuesta prima facie es que dejo de ser racional, que se convirtió instintiva, en una especie de animal salvaje, ese que debido a su tamaño sabe que no se meterán con él.
Elba no pactó, amenazó, quiso chantajear; presionar al extremo, lograr sus propósitos e irse a descansar como en antaño. Pero esta vez la jugada fue diferente, el golpe en “sus finanzas” y la utilización del derecho como herramienta política para demostrar el poder de este sexenio fueron suficientes para doblarla.
Parece que Elba se ha quedado sola, que todos los que la buscaron para encumbrarse le han dado la espada. Desde el SNTE no se darán movilizaciones para pedir su excarcelación, ni veremos desplegados de gobernadores, diputados o senadores pidiendo justicia. Eso no ocurrirá.
Si los operadores del SNTE quieren sobrevivir y no acompañar a la normalista, tendrán que pactar para mantener lo que poseen hasta el momento, desactivar cualquier amenaza de acción para rescatar a Elba. Y ese parece ser el camino elegido por el sindicato, dejar a Elba a su suerte. Así, cayó el mito llamado Elba Esther Gordillo Morales.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

7 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Maestro:

Extraordinaria columna y análisis del fenómeno que implica #ElbaEstherGordillo.

Datos interesantes y relevantes que nos hacen confirmar la manera en como el poder llega a ensordecer y volver irracionales a quien en algún tiempo fueron los más temidos de la palestra pública.

Un placer leerle.

Anónimo dijo...

sera maestro?? sera que de verdad era un mito o todo mundo sabia que y quien era y nadie se atrevia a tocarla hasta que se le puso al brinco (perdone la expresión a EPN y a Chuayffet....@iusfilosofo #CarpeDiem y es una radiografía excelente... y lo que nos faltara por ver... si es que pasa...

lorena jannet ‏

Anónimo dijo...

@iusfilosofo Saludos Samuel, gracias fuerte abrazo.

Salvador Lombrozo ‏

Anónimo dijo...


@iusfilosofo bien dicho amigo Samuel, el mito

RAFAEL CHAVEZ ‏@rchavezt

Anónimo dijo...

Como siempre atinado en su columna Maestro, una vez leída la columna, habrá q esperar, al tiempo que pasará con aquella mujer Que sin haber sido gobernadora o presidenta de la republica mangoneó a su antojo al País, lo saqueó, ahora, sus anteriores complices la dejan en la orfandad, el nido de delincuentes no tiene ya un integrante, se ha convertido en deporte golpearla. Se olvida televisa que hasta un programa en televisión tenía el SNTE, se les olvida a algunos gobernadores como el de Puebla que les deben el encargo, ahi esta el cínico Quadri, vaya, vivímos en el mundo al reves, saludos Maestro, buen día.

Óscar Sánchez ‏

Anónimo dijo...

Muy buena semblanza de esa"espantosa"mujer a quién inexplicablemente por muchos años tuvimos que mantener! *Gracias x compartir

‏@la_inculta

Anónimo dijo...


@iusfilosofo excelente, la vieja loba.. una especie de animal salvaje

@alpean ‏