martes, 14 de mayo de 2013

LOS MEJORES AÑOS


Conocí a Rosario Robles hace algunos años; a primera vista su discurso parecía diferente, incluso su presencia refrescaba la representación de las mujeres en la política profesional (es decir, aquellas a las que los partidos les pagan con sus prerrogativas para “ser profesional” al servicio de los partidos políticos). Algo que llamo mi atención es que era una operadora política y cabildeadora eficaz que sabía cómo hacer frente a los escenarios.
Que Rosario fuera eso no estaba mal, para los tiempos que vivíamos en los años noventa, eran necesarios actores de esa talla; no obstante, y en mi experiencia, los operadores con poder siempre terminan aplastados por su ambición o arrollados por sus pasiones.
Robles Berlanga economista de profesión y con 57 años de edad, no solo fue jefa de gobierno de la ciudad de México, sino dirigente nacional del PRD. También fue diputada en 1994 por el PRD, muchos todavía la recuerdan como sindicalista del Sindicato de Trabajadores de la UNAM.
Cuando Cuauhtémoc Cárdenas llego al GDF la colocó como secretaria de gobierno y fue “operadora eficaz” en los temas de  Reforma Política del DF. Así se creó un Código electoral nuevo, de donde surgió el Instituto electoral del Distrito Federal y se incluyeron figuras de participación ciudadana, entre ellas la del plebiscito y referéndum.
En 1998, ocupó la jefatura del GDF tras la licencia de Cárdenas y cuatro años más tarde ocupó la dirigencia nacional del PRD; en ambas responsabilidades ejecutivas mostró sus dotes de operadora política. Tras la elección de 2003 donde el posicionamiento electoral del PRD fue bueno pero con enormes deudas financieras (muchas de ellas por spots en televisa) tuvo que renunciar y ser sustituida por el Michoacano Leonel Godoy (de 63 años).
Tras los vídeo escándalos de 2004, donde televisa presentó vídeos grabados por Carlos Ahumada que exhiben a René Bejarano, Ramón Sosamontes y Carlos Imaz, recibiendo dinero del argentino, éstos la acusaron a ella de ser en conducto para dichas gestiones.
Más tarde, se dio a conocer el romance Robles-Ahumada, Rosario ya no era la misma mujer de izquierda, no la de las “faldas bien puestas”, la del discurso duro. El argentino la había cambiado, incluso de imagen. Robles terminó por renunciar al PRD y sellar así los mejores años de su vida en el ala de izquierda; la acompañó Ramón Sosamontes, el guerrerense de 62 años y escudero incondicional
Desde la campaña presidencial del año anterior, vimos a Robles Berlanga del lado de Enrique Peña y en septiembre nos enteramos que formaría parte de su gabinete. Robles meditó su fidelidad, ya no más a una izquierda a la que le había dado los mejores años de su vida, a cambio de acusaciones y amenazas de expulsión de un partido del cual fue fundadora.
Hace unas semanas diputados federales del PAN dieron a conocer vídeos  donde se muestra a funcionarios y exfuncionarios del gobierno duartista de Veracruz disponiendo de programas sociales de la SEDESOL, como si fuera su patrimonio y bravuconear que con esos programas los viejitos “jalan o jalan”.
Aunque Rosario negó todo conocimiento de los hechos y se ordenó la investigación, lo cierto es que no prometía resultados mayores. Fue tal la andanada de críticas sobre la titular de la SEDESOL que más de uno pidió su cabeza, por ello fue necesario que Enrique Peña saliera a decir “aguanta Rosario” expresión con la que sentenció aquí no pasará nada.
Por eso parece absurda la querella presentada ayer en la oficialía de partes de la PGR por uno de los hombres del traje gris, Jesús Zambrano Grijalva actual dirigente del PRD. ¿De verdad cree Zambrano que el señor Enrique Peña despedirá a la operadora política del sexenio? ¿O de plano Zambrano anda tan necesitado de reflectores que no sabe que más hacer para llevarse una nota? Parece que los mejores años de Robles aún están por venir, con ella no pasará nada, al tiempo.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

9 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

¡Rosario Robles! como olvidarla en su tango con Ahumada, lugar al cual como bien dice en su columna no llegó sin manchas, más bien aleopardada.

Esta Iusfilosofando debe dar vuelta completa para que todos la lean, para no olvidar; para tener presente a los que hoy están situados en la palestra pública.

¡Magnífico texto Doctor!

Un placer leerlo.

Anónimo dijo...

@iusfilosofo aunque pareciera que ya fue juzgada, falta un juicio y más severo, el de la historia, considero que será muy severo , los mejores años de "Chayito" creo que vendrán, cuando al lado de la maestra pase al basurero de la historia, saludos Maestro. ahora Chayito come y bebe en el mismo plato que tragan los que antes la vituperaban, se volvió igual a ellos.

Óscar Sánchez

Anónimo dijo...

@iusfilosofo Eso es todo!!!!
Angelica Arellano

Anónimo dijo...

Lo interesante es que aún se sigue manejando en política, el cobro de favores y favoritismos, aun faltan actores!

Merthea

Anónimo dijo...

Medios y gobierno muy hermanos de los favoritismos, y corrupción, saludos amigos.

Vianey Pizarro

Anónimo dijo...

Los mejores años de Rosario Robles serán en la cárcel, compartiendo la misma celda de Elba Esther.

Claudia Díaz

Anónimo dijo...

¿Los 'mejores años' están por venir? ¿De verdad @iusfilosofo? La señora @Rosario_Robles_ ya ha demo$trado quién e$$$ http://t.co/sSmNufzJ4i

@cacogago

Anónimo dijo...

conozco un gober que va que vuela para allá... El gober de quién hablo se llama mancera.
@SECTTOR_SLP

Anónimo dijo...

Buena columna. Rosario Robles ha perdido su brillantez. Si alguna vez la tuvo, perdió su dignidad. No hay marcha atrás.

@patriciarmax