viernes, 10 de febrero de 2012

MALAS NOTICIAS



Nada viaja a mayor velocidad que la luz con la posible excepción de las malas noticias las cuales obedecen a sus propias leyes.
Douglas Adams

Como en las mejores épocas de la hegemonía política la mass media esta al servicio del presidente; pocos medios impresos y no se diga los electrónicos, están a salvo de las presiones del poder Ejecutivo de este país. Cierta prensa y determinada televisión y radio, nos comparten lo que en la sociedad ocurre, pero deja de socializar o dar una dimensión real a lo que verdaderamente es trascendente para construir un país diferente.
Como he sostenido anteriormente, salvo algunos portales web no controlados dan verdadera dimensión a lo que ocurren en el país y analizan detenidamente tema a tema. Por ello es necesario construir medios no controlados, que informen, no manipulen. Hoy me detengo entres temas que me parecen relevantes.
1) A pesar de que escuchamos una y otra vez en voz del señor Calderón el famoso “vamos ganando la guerra” contra el narcotráfico; ayer Guillermo Galván afirmo que la seguridad interior del país se encuentra “seriamente amenazada” y que la criminalidad en el país evolucionó sigilosamente durante décadas. Más grave aún fue su reconocimiento “en algunas regiones del país, la delincuencia organizada se apropió de las instituciones del Estado. En ese apoderamiento, despojó a la sociedad de lo que por derecho le corresponde, generando un clima de violencia inusitado.”
Las declaraciones de Galván Galván deben alertarnos, que el secretario de la defensa nacional reconozca que las cosas no van bien, y que sumado a ello el desempeño de las fuerzas armadas vulneran derechos humanos; todo esto frente a su jefe supremo. Debe ser tomado en su dimensión necesaria. ¿Por qué el secretario Galván sostiene lo anterior a estas alturas del sexenio y frente a su jefe? ¿Cuál es el verdadero mensaje que la tropa quiere transmitir? ¿Qué nos advierte?
2) En el tema de la educación, no es grato saber que en nuestro país habitan 5 millones 300 mil personas que no saben leer ni escribir y que esta cifra se ensalza cuando de ellos, un millón 800 mil son indígenas. Y es que mientras en países como Corea, República Checa y Polonia el número de jóvenes, de entre 25 y 34 años, sin bachillerato es menor al 10 por ciento, en México es de 58 %.
Estas cifras solo compiten con Turquía, país ubicado en Asia y Europa que se extiende por toda la península de Anatolia y Tracia en la región de la península de los Balcanes, donde el 70.5% de la población  vive en las ciudades y la población activa, constituyen 66,5% de la población total.
Bajo este escenario en 2015 la tasa de analfabetismo en nuestro país bajará a 6 por ciento y en 2018 será de 4 por ciento, índice con el que la Unesco declara libre de rezago a un país, ciudad o región. Tal vez a sabiendas de estas cifras de la OCDE, Calderón decretó esta semana la obligatoriedad del bachillerato.
Al igual que Confucio quien afirmó “Donde hay educación no hay distinción de clases”. El informe de la OCDE sostiene "Las personas con más escolaridad contribuyen a sociedades más democráticas y a economías más sustentables, son menos dependientes de la ayuda pública y también menos vulnerables a las contracciones económicas".
3) Cierro las malas noticias con otro tema fundamental, el de la pobreza; según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) entre 2008 y 2010 aumentó 3.2 millones la población en situación de pobreza, al pasar de 48.8 a 52 millones. Entre los elementos que contribuyeron a esta cifra según el CONEVAL están la disminución de los ingresos en los hogares mexicanos y el incremento en los precios de alimentos. Y esta no es una muy buena carta de presentación de doña Chepina Vázquez Mota, si recordamos que ella ocupo la secretaria de Desarrollo social y después la secretaria de educación.
Y mientras las malas noticias parecen no cobrar su dimensión real, disfrutamos la tierna imagen del señor Calderón montado en su caballo blanco, emulando un pasado Maderista que termino en fracaso. ¿Será que Don Felipe también cree en el espiritismo?
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem. 

3 comentarios:

La autora de la Columna Nornilandia es dijo...

Maestro:

Hoy nos presenta un excelente análisis de la realidad política y social de este México lindo y todavía muy herido.

Francamente estoy indignada ante lo que ocurre, todos los días trabajo para cambiar mi entorno.

Ojalá logremos ver ese cambio anhelado.

Sobre el Señor Calderón montando ese caballo blanco no me queda más que burlarme de ese hecho ¡Que verguenza de político!

Un abrazo.

Anónimo dijo...

y si este es el mejor estadista del mundo,y la alternancia no ayudo a nada,imaginense lo que nos espera en un pais donde se gasta en una campaña politica y mantener diputados que no legislan, lo que no gastan en educación para sus habitantes, hablan con horror de los estudiantes que abandonan los estudios,pero la duda que sigue en el aire es... ¿que han hecho los rojos o los azules para resolverlo? y de los amarillos mejor ni hablemos si ni valores tienen...y los medios,manipulados por leyes absurdas y leyes como la famosisima "ley doring" que solo sirven para sus intereses y ya ni hablemos del IFE con sus leyes difusas, y mejor sigamos en busca de la situación de nuestro pais, que al final del dia no habra quien nos la desvele con su cruda realidad.
saludos y #abrazojarocho
Lorena Jannet

Jasso dijo...

Maestro como siempre un gran gusto el leerte, no dices más que la puritita verdad, es indignante y por supuesto alarmante. Concuerto con la maestra Bárbara y ojalá que la suma de esfuerzos den el resultado que tantos estamos anhelando y podamos cambiar el rumbo de nuestra herida nación.

Sobre Jelipe, pues ya más parece que se dedica al espectáculo, que a dirigir a nuestro país. Lamentable, pero no deja de ser gracioso, aunque por supuesto vergonzoso.

Un abrazo.

Saludos.
@DonJasso