viernes, 17 de febrero de 2012

INDÍGENAS OTRA ASIGNATURA PENDIENTE



La libertad es como la mañana. Hay quienes esperan dormidos a que llegue, pero hay quienes desvelan y caminan la noche para alcanzarla.
Subcomandante Marcos

Aunque la memoria recuerda la causa indígena asociada al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y a su movimiento revolucionario, quienes se levantaron en armas en el estado de Chiapas, y que le declaraba la guerra al Estado Mexicano, lo cierto es que los indígenas no chiapanecos y no miembros del EZLN viven en condiciones diferentes.
Pocos recuerdas aquel primero de enero de 1994 en el que encapuchados tomaban palacios municipales, se enfrentaban al Ejército mexicano con rifles de madera, y construían un discurso basado en “para todos todo, para nosotros nada”.
Han pasado 18 años del levantamiento zapatista y las exigencias entonces manifestadas y las condiciones hasta ese momento vividas no han cambiado mucho; parece ser que no basto aquella caravana que salido desde el corazón de la selva lacandona y que termino en la palestra de San Lázaro ocupada por el subcomandante Marcos.
Aunque la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconoce a México como una Nación pluricultural y existen instituciones dedicadas a su desarrollo, lo cierto es que no han sido suficientes, por lo contrario a veces se a buracratizado su atención y eventualmente politizado.
Actualmente cohabitan en nuestro país 62 pueblos indígenas, son más de 16 millones de personas que poseen casi la quinta parte del territorio nacional. Y aunque los gobiernos tienen que reconocer los derechos de los pueblos indígenas a la propiedad, control y la protección de su patrimonio cultural entre otros, basta recordar la noticia que hace algunas semanas conocimos sobre el pueblo rarámuri y la falta de alimentos a condición de la adversidad climática.
A pesar de la movilización de la sociedad para suministrar alimentos y de la presencia de los poderes ejecutivos estatal y federal en esa zona; a pesar de las instituciones y de los discursos, lo cierto es que la realidad de los pueblos y su presencia solo parece existente, cuando ocurren desgracias ligadas a su vida.
Recientemente el Comité de Naciones Unidas contra la Discriminación Racial (CERD) externó su preocupación por la posición que ocupa la situación de las minorías indígenas y afrodescendientes en la agenda de México. El relator del CERD para México, Pastor Murillo Martínez habla de la falta de un apoyo eficaz en lo que se refiere a la utilización de intérpretes para los indígenas que son procesados. Pero su comentario fue más duro cuando expreso es “hasta dónde el impacto de la lucha contra el narcotráfico en México pueda ocultar la dimensión de la situación de racismo y la discriminación racial en el país”.
Sobre el tema de acceso a la justicia, Janitzio Durán Ortegón, integrante de la Unidad de Planeación de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de México, el gobierno ha formado a 444 intérpretes desde el 2007. En su opinión  “estos intérpretes cubren 80 variantes lingüísticas de 27 comunidades indígenas de México que suponen más del 60% de la población”.
Sin embargo, un informe Amnistía Internacional sobre México, revelo que los indígenas suelen ser forzados a participar en procedimientos judiciales sin asistencia adecuada y sin conocer exactamente los procedimientos. Basta recordar en diciembre pasado, el Estado Mexicano tuvo que pedir perdón a la indígena Valentina Rosendo Cantú de la comunidad Me’phaa; nueve años después de que denunció que fue violada por militares y que no tuvo acceso a la justicia.
Este caso documenta no solo como en el paso ocurrieron graves daños a los integrantes de los pueblos indígenas, por el solo hecho de serlo, sino que la vulneración de su persona se agrava cuando son mujeres o niñas.
Para el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro "El Estado mexicano se encuentra en medio de una fallida ''guerra'' contra el crimen organizado, los y las indígenas se vuelven chivos expiatorios con los que los órganos de justicia pretenden demostrar que están cumpliendo su deber de garantizar la seguridad de la población".
Para documentar esta vulneración expongo otro caso el de José Ramón y Pascual, activistas nahuas de AÜa, Puebla, condenados a seis años diez meses de prisión por defender el derecho al agua en su comunidad. Ambos fueron detenidos por el robo de un vehículo, que nunca se llevó a cabo.
Como se puede observar durante estos doce años de gobierno panista el tema de los derechos indígenas sigue siendo una asignatura expediente, que parece no cambio a pesar de los discursos, los programas, las inauguraciones y la retorica gubernamental. Este debe ser un tema más en la agenda de los candidatos a ala presidencia de la república.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem. 

23 comentarios:

La autora de la Columna Nornilandia es dijo...

Maestro:

Toda la razón le asiste en esta entrega de la Columna Iusfilosofando. Los indígenas han estado fuera de las prioridades del país. Es indignante que solo se acuerden de ellos cuando acontece alguna desgracia o cuando se pretende enarbolar como bandera política.

Veremos que dicen los 4 no fantásticos en su plataforma electoral y esperemos que el vencedor de esta contienda lleve dentro de sus prioridades a este sector vulnerable de la población.

Un abrazo y gracias por su excelente texto.

JOEL GUSTAVO dijo...

Muy interesante tengo algunos cuestionamientos, a mi me parece que el movimiento del EZLN fue un movimiento valido pero separatista, que no logro consolidar el respeto y dignidad que pugnaban, sobretodo por que muchos de los indígenas carecerán de mejores viviendas y condiciones pero con celulares, ahora si creo que si bien una de las razones de que haya existido el estallido zapatista era porque se decóa de como eran tratados por la milicia ahora eso si se puede constatar ya que el gobierno panista en sus 12 años ha hecho todo para ser completamente antidemocrático y a favor de los que ya tienen el poder y la situación si bien es mala para aquellos que no hemos crecido con armas, ahora es peor...

Roberto A. Guiochín dijo...

¿Qué empatía podemos esperar de los que hoy detentan el poder cuando en la filosofía de la derecha no hay peor condición que la de ser indio y decirle indio a alguien el peor insulto? Sería contradecir un para ellos irrenunciable paradigma. Y reconozcamos que no tan sólo no ha mejorado la situación de los indígenas: ha dado pasos hacia atrás la de todos los que somos prole. Un saludo, Samuel.

Anónimo dijo...

Hay tanto por hacer
@EgoGolden

Anónimo dijo...

La leí porque por acá la retuitearon, gracias!!!!

@AfroditaOpina

Anónimo dijo...

@iusfilosofo Muy Interesante!!!

@CIUDADANOACA

Anónimo dijo...

@iusfilosofo Que gusto recibir este tipo de información, buen día.

Estrella Macias

Anónimo dijo...

Gracias!! Buena tarde...

@abcoasis

Anónimo dijo...

:( tristemente, cuando en realidad nuestro ser mexicanos es el mismo; involucrarnos mas desde donde nos toca, pero en serio!

Marofis Broissin

Anónimo dijo...

lectura recomendable!...

Antonio Moreno

Anónimo dijo...

imprescindible. es una asignatura pendiente por mas de cinco siglos, el único candidato que ha puesto en la agenda el tema es AmLo. se debe reivindicar a los indígenas, voltear a nuestro origen, Saludos samuel, un placer leerte.

Óscar Sánchez

Anónimo dijo...

Acuso recibo, buena tarde maestro.Saludos.

Piero Calamandrei

Anónimo dijo...

EL olvido de los indigenas es una asignatura pendiente y una .dolorosa realidad

Grissy

Anónimo dijo...

Leí el artículo, siempre interesante, gracias!!

@_Maria_mujer

Anónimo dijo...

un saludo amigo trizte que politicos se acuerden de mis hermanos solo cuando son noticia

@tochtli84

Anónimo dijo...

@iusfilosofo En efecto, de los grupos más vulnerables maestro.

@Frau_Feuer

Anónimo dijo...

Excelente tema y suscribo es una asignatura pendiente. Su abandono pone de manifiesto la incapacidad e ignorancia del prianismo

Alfredo Barragán

Anónimo dijo...

gracias!

Claudia Agramón

Anónimo dijo...

Cuántas cosas faltan??!!

angélica arellano

Anónimo dijo...

Sin duda México aún es un país sin justicia para los que más la necesitan. Buena columna, saludos.

JORGE

Anónimo dijo...

racismo y la indiferencia que muestra el gobierno de facto con los indígenas, muy recomendable leer

Ariadna Malpica

Anónimo dijo...

/más que lectura es una excelente reflexión no pueden perdersela. no entiendo cual sería la verdadera razón de la que ningún candidato o gobierno quiera invertir en un rúbro tan vulnerable o que es lo que pasa aunque es obvio sólo son bandera política pero por que no brindarles las mismas oportunidades que tenemos nosotros que ellos no tengan para que de les de atención tal vez pareciera muy lógica la respuesta pero no muy comprensible.

@chispita0422

Anónimo dijo...

Excelente como siempre,gracias!!un abrazo!

@Annarcastica