martes, 24 de julio de 2012

EL CÓDIGO ELECTORAL DEL CIUDADANO DUARTE




El viernes 20 de julio, Javier Duarte envió al Congreso del Estado propuesta de reforma en materia electoral previo a la elección de 2013. La propuesta incluye de reformas a los artículos 21, 56 y 67 de la Constitución estatal y la iniciativa de un nuevo Código Electoral.
Las reformas a los mencionados artículos versan sobre lo qué significaba “partido mayoritario”. Clarifica que el Congreso del Estado se forma por 30 diputados uninominales y 20 plurinominales; la posibilidad de sobrerrepresentación quedó acotada a los criterios del 16 por ciento.
Pero el tema central de la disputa que se da en Veracruz entre los actores políticos, no es la reforma constitucional sino el engranaje operativo que operara esta reforma, es decir las reglas. Y es que el flamante cordobés que gobierna  (desgobierna dicen algunos) Veracruz tuvo la brillante idea de proponer un nuevo código electoral para la elección del próximo año, donde se elegirán 212 presidente municipales (cuyo mandato será de 4 años) y 50 diputados, 30 de los cuales serían de mayoría relativa y 20 de representación proporcional.
En este espacio me voy a referir sólo a la exposición de motivos del polémico Código  Electoral del Ciudadano Duarte, en el cual expone las grandes ventajas de su propuesta.
La iniciativa prevé que únicamente se podrá monitorear la propaganda electoral en medios electrónicos e impresos, pero no incluye las encuestas y otros instrumentos estadísticos. Contempla que los partidos políticos no puedan realizar coaliciones parciales, la razón según expone Duarte es para que:
“(….) no se genere confusión en el electorado ni se mezclen arbitrariamente plataformas y programas de diversos partidos que pueden resultar incompatibles. Por eso se impide que, por ejemplo un partido pueda coaligarse con otro en la elección de un ayuntamiento y con uno distinto para otra elección municipal”.
El absurdo argumento que expone el priísta de 39 años, es un intento legal que pretende detener una debacle electoral en la próxima elección, impidiendo que los partidos políticos puedan unir fuerzas para enfrentar a quien hoy detenta la mayoría parlamentaria en la legislatura veracruzana.
Recordar que en la elección para gobernador de 2010 fue extremadamente competitiva, 1 millón 277 mil 151 votos (40.99%) para el PAN- Nueva Alianza y 1 millón 356 mil 623 votos (43.54%) PRI-PVEM y un partido local. En la elección presidencial pasada la coalición PRI-PVEM obtuvo 1 millón180 mil 147 votos (33.65%); el PAN 1 millón 179 mil 327 votos (33.63%) y el PRD-PT-MC 1 millón 012 mil 818 votos (28.88%).
Si bien es cierto que la participación de los electores es distinta entre una elección estatal y una federal, lo cierto es también que en la elección federal, tiene mayores atractivos para el elector y como se puede observar tanto el PRI como el PAN perdieron votos de una elección a otra.
De ahí que Duarte, esgrima en su iniciativa:
(…) se trata de evitar que los partidos entren en una coalición para gobernador o diputados y otra diferente para ayuntamientos. Se mantiene la posibilidad de que los partidos se unan para proponer a un candidato a gobernador pero en tal caso deberán efectuar una coalición idéntica, por lo menos para participar parcialmente juntos en la elección de diputados y de ayuntamientos.
Como se observa, el discípulo de Fidel Herrera (o sus asesores) no tiene límites para argumentar por que el matrimonio electoral (coalición) debe ser para todo y en todo, desde luego previendo que la oposición puede hacer un intento por pactar candidato o candidatos y así desmontar los triunfos municipales del PRI.
Otro argumento que no tiene desperdicio es el que se refiere a la constancia de mayoría del Candidato a gobernador, y que defiende bajo el argumento de dar “certidumbre”; pues sostiene que: “(…) la falta de certidumbre sobre el resultado de la elección alentaba distorsiones mediáticas basadas en la inexistencia de una resolución judicial definitiva” quizá por ello, Javier Duarte defiende que: (…) debe facultarse al Consejo General del Instituto Electoral Veracruzano, para que emita la Constancia de Mayoría al candidato triunfante en la elección de Gobernador”.
Finalmente el Ciudadano Duarte, pretende amarrar la integración del Consejo del Instituto Electoral Veracruzano (IEV) al introduce: “(…) una regulación que evite el entrampamiento en la designación de los consejeros a la manera en que ocurrió en el Congreso federal donde durante muchos meses no fue posible designar a los Consejeros del Instituto Federal Electoral”.
Bajo este fantasma Javier escenifica una catástrofe: “En virtud de que la mayoría calificada de dos tercios de los miembros presentes en el Congreso para elegir a los Consejeros podría teóricamente no alcanzarse nunca (…) se propone (…) la aplicación del voto alternativo o preferencial (…)”.
Este sistema que se propone, consiste en los electores (diputados locales) coloquen a los candidatos (a consejeros electorales) por orden de preferencias, marcando 1 por su primera elección, 2 por su segunda opción, 3 para su tercera opción. Así, el sistema permite que los votantes expresen sus preferencias entre los candidatos en lugar de simplemente expresar su primera elección.
Sin embargo, lo que el Ciudadano Duarte parece desconocer es que este sistema utilizado en la década de los setentas, principalmente en Oceanía, fue descartado en carios países, pues es inestable y permite la subordinación de elector (diputado local) a una “propuesta tentadora” para comprometer su segunda opción en voto.
Así es como ocurren las cosas en Veracruz, ya en otro momento me ocupare del contenido del Código  Electoral del Ciudadano Duarte. Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

13 comentarios:

Desde la redacción de Columna Nornilandia dijo...

Maestro:

Un texto oportuno y de actualidad el que hoy nos presenta en Iusfilosofando.

Muy buen análisis de la reforma electoral pretendida por el ciudadano Duarte (me hizo recordar al ciudadano Vargas de la Ley de Herodes)

Un placer leerlo.

Anónimo dijo...

@iusfilosofo gracias por tu diario gorgear#CarpeDiem

rafael ortiz

Anónimo dijo...

@iusfilosofo saludos!!! :)

@AnnaDelAire

Anónimo dijo...

Maestro, gracias por compartir. Leo y con gusto comparto. Un abrazo, un muy buen día para usted. :)

Luisa Urdiales

Anónimo dijo...

@iusfilosofo Abrazote, Samuel

‏@ScatNu

Anónimo dijo...

Es correcto, saludos

Pablo Jair Ortega ‏

Anónimo dijo...

parece que Duarte ya dobló las manos no hay que perderlo de vista. Saludos y gracias :)

Majhadera ‏@Majhadera

Anónimo dijo...

Al Gobernador Duarte le dió verborrea juridica, quiero pensar...

Omar Carmona ‏@OmarCarmonaMX

Anónimo dijo...

vaya polémica ha desatado el testaferro de el afortunado ganador de la lotería, es mas que impensable que en pleno siglo XXI haya gobernantes de este tipo, es mas que aberrante que el primer veracruzano quiera venir a dar "cladidad", hay que estar atentos a los debates, ojalá haya una ciudadanía y una clase política que este a la altura, buen día Maestro Samuel

Óscar Sánchez ‏@oskaroos

Anónimo dijo...

LO UNICO QUE ME PARECE BIEN, ES 4 AÑOS PRESIDENCIAS MUNICIPALES,,,LO DEMAS ES CERRAR FILAS,,,GRACIAS POR COMPARTIR SAMUEL

RAUL GODINEZ BALBOA ‏@CHISTESDEYUYO

Anónimo dijo...

Y ese @Javier_Duarte no querrá también ser llamado "Su Excelencia"

EL SANTINO ‏@yosoyelsantino

Anónimo dijo...

Creo que sus argumentos no son nada "ciudadanos" ni "incluyetes" más bien desalienta la participación en los procesos electorales a "modo" del Gober

EL SANTINO ‏@yosoyelsantino

Anónimo dijo...

Muchas gracias x compartir, aún no llegan a la presidencia y parecen dictadores estatales, a leer ojalá la "oposición"jarocha entienda q si le siguen "vendiendo" su voto en reformas constitucionales aPRI jamás podrán vencerlo
Emiliano a Secas ‏@Zamueg