viernes, 27 de julio de 2012

LA REALIDAD DE TELEVISA



“La dependencia de las personas de la televisión es el
hecho más destructivo de la civilización actual”.
Robert Spaemann

La manifestación cívica de miles de ciudadanos: estudiantes, sindicalistas, ecologistas -entre ellos padre y madres de muchos de los que se manifiestan- que decidieron manifestarse libremente contra la política desinformativa de Televisa, representa la acción racional más reciente y contundente contra ese monopolio.
Decidimos a enfrentar las inclemencias climáticas, los manifestantes de #OcupaTelevisa, recuperan una exigencia de otros miles ciudadanos que no se encuentran en el DF pero que han exigido décadas atrás desde los demás estados de la republica: el cambio de política informativa de esa televisora.
La manifestación pacifica en Chapultepec 18,  se constituye en una respuesta a la política informativa sí, pero también en una voz que expresa su inconformidad por la asociación – a veces cuasidelictuosa- entre esa empresa y el poder político.
Los manifestantes de #OcupaTelevisa, tiene más de una razón para pedirle al consorcio desinformativo y mediático cambie de rumbo. En su exigencia, la coyuntura electoral quedó atrás, ahora se trata de reprobar la política que esa empresa se ha practicado desde hace más de seis décadas: Manipular la realidad.
Para Televisa nunca existió el 2 de octubre de 1968, ni el ataque de los halcones, el 06 de julio de 1988 o el 1 de enero de 1994 en Chiapas. Tampoco existió Acteal, Atenco, ciudad Juárez, y la ley televisa. Mucho menos Monex ni el Sorianagate.
En Televisa muy pronto dejaron de ser “soldados del presidente” para convertirse en amos de la realidad mediática que pasa por sus canales; ahora ya no esperan instrucciones de Los Pinos, elaboran el guion que hay que proponerle al Ejecutivo. Televisa ya no aguarda el dedazo para la cargada informativa, construye candidatura susceptible de manipulación para imponer su verdad a conveniencia. A eso hemos llegado en este país.
No obstante, en la realidad que televisa no quiere ver, los estudiantes de mas de 70 instituciones de educación pública y privada que va desde el bachillerato hasta el posgrado juegan su papel critico y activo, son protagonista y constructores de su futuro; un futuro donde la Televisa del pasado corrupto -que hoy amenaza con llegar al poder- no tiene cabida.
Televisa vive ahora su realidad, una que no contemplo en su “sketch”; una donde los ciudadanos no se quedan callados; una realidad que se niega a aceptar, pero que esta ante los ojos del mundo. Un mundo al que Televisa no puede callar, ni manipular como venia ocurriendo en México.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

3 comentarios:

Desde la redacción de Columna Nornilandia dijo...

Maestro:

¡Gran texto! Oportuno para la realidad imperante en este aún #MéxicoLindoyHerido.
Es imperativo transitar de ese homo videns annalizado por Sartori, a una sociedad distinta que aprenda a pensar por sí misma.
Vamos dando pasos contundentes, pero falta largo camino por recorrer.

Un placer leerle.

Anónimo dijo...

Excelente texto maestro, mucha razón en lo que hay en sus líneas.
Felicitaciones

Anónimo dijo...

Muchos de los que sabemos lo que ocurre, no nos informamos con sus noticieros, ellos transmiten una realidad que no es la de la inmensa mayoría de los mexicanos.

Carlos L.