martes, 13 de agosto de 2013

LA ROPA SUCIA DE LOS PARTIDOS


Dice la Constitución en su artículo 41, fracción primera: “Los partidos políticos son entidades de interés público”, de ahí que la vida interna de los partidos debe importarnos, no por el hecho de que se pertenezca o no a él, sino porque son a quienes se les destina una buena parte del presupuesto, bajo el concepto de prerrogativas.
Y es que el fin de semana pasado vimos el espectáculo en las filas internas de los dos principales partidos de oposición, uno de derecha y el otro de izquierda. Así en el caso del derechista Partido Acción Nacional, -cuya asamblea dominguera nos recordó los peores tiempos del PRD- vive hoy una confrontación intestina, una disputa que va más allá de los conceptos de partido, la batalla real es por el control total.
Lo que en realidad se disputa en el PAN, son las migajas de las prerrogativas, las cuotas de sus representantes populares y el uso del partido para negociar con Enrique Peña, lo que sea posible negociar. Por eso cualquier tema es buen pretexto para pelear, para buscar confrontación, para acusar al otro.
Así la nueva disputa interna de este partido será impugnar los nuevos estatutos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, bajo el argumento de forma, es decir, como se condujo la asamblea. Una de las novedades del estatuto es la elección del dirigente mediante el voto universal de la militancia.
Gritos, sombrerazos, empujones y manotazos de panistas contra panistas, una asamblea que traslado a varios panistas a 1976,  año en que decidieron no participar en la elección federal con candidato presidencial.
En el caso del PRD, la disputa interna esta por la forma en que “los chuchos” se han sentado “coquetamente” en la mesa de PRI y de Peña Nieto.
Horas de discusiones y negociaciones en torno al tema del “Pacto por México” y la forma en como la dirigencia nacional se ha comportado y fijado postura pública sobre el tema, el cual concluyo con la aceptación de “los chuchos” en cambiar su postura original del “todo con Peña”, por “respetar a quienes no quieren todo con Peña”.
El acuerdo que “los chuchos” consiguieron fue, por una parte que no se les reclame por ir al “Pacto con México”, y por otra nulificar cualquier alianza con MORENA sobre el tema del petróleo.
Sin menos rasguños que los panistas, los del PRD acordaron consulta nacional -25 de agosto y primero de septiembre-, para fijar postura sobre caso de reforma energética; no dejar por ningún motivo se fije IVA a alimentos y medicinas; posponer para octubre –del 17 al 20- el congreso nacional y finalmente incluir a nueve mujeres, en cargos que recaían en hombres en cumplimiento a la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en materia de paridad.
Así mientras la oposición arregla la casa, Peña presenta su iniciativa de reforma energética, del cual hablaremos en otro momento.

Por hoy es todo nos leemos la próxima. Carpe diem.

1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

Muy buen análisis el de esta #Iusfilosofando.
Doctor, vaya que estamos rodeados de vicisitudes que han frenado el avance y rescate de este adolorido país.
Estemos atentos a los diversos partidos políticos y seamos exigentes.

Un placer leerle.