viernes, 25 de octubre de 2013

PODER Y CORRUPCIÓN



El primer signo de la corrupción en una sociedad que todavía está viva es "el fin justifica los medios".
Georges Bernanos

Los recientes escándalos de espionaje dados a conocer por el semanario alemán Der Spiegel, en el que expone cual fue el programa para hackear los correos de Felipe Calderón, denominado Flat Liquid, por parte del gobierno de los Estados Unidos, no es novedad, ya que de alguna manera sabíamos que existían pero no en que forma.
Quizá ante el silencio de Peña, lo más ridículo son laS reacciones del primer caballerango de Marta Sahagún, el que alguna vez ocupó la silla del Águila, Vicente Fox, quien sin inmutarse y justificando groseramente afirmó “No es nada nuevo que haya espionaje en todos los gobiernos del mundo, incluido el mexicano, no sé por qué ahora se declara ofendido si también tiene sus agencias de inteligencia, de investigación y de espionaje”.
El cinismo parece ser muy bien cabalgado por el hombre de las botas, quien en 2002 quiso amedrentar sutilmente a Fidel Castro con el Famoso “Comes y te vas” sin esperar una reacción fulminante de parte del barbado quien dio a conocer las grabaciones en el que se le sugería no incomodar con su presencia a Bush.
En el caso de la reacción beligerante de Felipe Calderón, se trata de una escenificación con tintes de tragicomedia, pues fue él quien autorizó que las autoridades estadunidenses instalaran un sistema de intercepción de comunicaciones que permitió la recepción, procesamiento, análisis y almacenamiento de llamadas telefónicas a escala nacional, así como de servicios de Internet como chat, correo electrónico y voz. Paradojas de la vida, el mismo que dio permiso para espiar, fue espiado.
Peña tampoco estuvo a salvo, fue durante la campaña en  2012, cuando también fueron intervenidas sus llamadas de teléfono celular, con el objeto de obtener ventajas en temas de comunicaciones diplomáticas, económicas y de inversiones, al menos eso dice Washington.
Pero detrás de todo esto, lo que debe llamar nuestra atención son dos temas: 1) Debe reprobarse de manera contundente, iniciar investigaciones y pedir al gobierno de Estados Unidos se disculpe; y el gobierno mexicano debe tomar medidas de contraespionaje eficaces; y, 2) ¿Que datos comprometedores existen en las grabaciones de Peña que ha mantenido silencio? ¿Será que  esas grabaciones exhiben una red de corrupción, la que posiblemente explique cómo Peña llegó a ocupar el Poder Ejecutivo?
El poder y la corrupción, sin duda son datos comprometidos en esas grabaciones que están en manos del gobierno estadounidense, y que no son propias de este sexenio sino también de los panistas. Sorprendernos es ingenuo.  Pero mientras la sociedad calle y siga en el letargo de la apatía todo seguirá igual. ¿Ustedes que piensan?
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

Gran texto Doctor.
Este #MéxicoLindoyHerido no sale adelante porque la impunidad, corrupción, impunidad y cinismo están enquistados.
Aunado a la apatía ciudadana. Necesitamos un cambio radical ¿Cuándo llegará? Al tiempo.
Un placer leerle.