martes, 12 de noviembre de 2013

DERECHO DE LEER

Primer libro regalado en la celebración de este día

 “Lo que sólo he deseado es estudiar para ignorar menos que, según San Agustín, es una de las cosas que se aprenden para hacer y otras sólo para saber”.
Sor Juana Inés de la Cruz

Juana Inés de Asbaje y Ramírez- mejor conocida como Sor Juana Inés de la Cruz- nació en San Miguel Nepantla el 12 de noviembre de 1651. La autora de Los empeños de una casa, reconocida por dejar un legado invaluable a las letras mexicanas, nos recuerda “No me han dejado de ayudar los muchos libros que he leído, así en divinas como en humanas letras”. Merecía un reconocimiento, propio de su altura, de ahí el gobierno mexicano decidió rendirle un homenaje cada año.
Fue así que durante el mandato de José López Portillo, el 31 de octubre de 1979 el gobierno federal decretó el 12 de noviembre como Día Nacional del Libro, con motivo de la celebración del natalicio de Sor Juan Inés de la Cruz.  El decreto expresaba: “La educación dentro del proceso de desarrollo del país es prioritaria (…) el Estado mexicano, en el ejercicio de la función educativa, debe fomentar y difundir actividades culturales, por lo que para que se logre el objetivo de mejorar el desarrollo educativo y cultural es indispensable la promoción de la buena lectura”.
Desde entonces han pasado 34 años de celebrar El Día Nacional del Libro. Sin embargo, parece que el sexenio de Calderón, además de muertos e inseguridad, nos dejó datos no muy halagadores en esta materia, ya que actualmente 51% de la población asiste a las bibliotecas públicas, contra 68.9 % que lo hacía en 2006. Y, el año pasado, 36% compraba libros, contra 45.7 % de hace seis años.
Pero parece que hay algunos mexicanos que aún no alcanzan a dimensionar esta realidad necesaria. Hace siete años, Gabriel Zaid escribía que 8.8 millones de mexicanos que han realizado estudios superiores o de posgrado, solo el dieciocho por ciento de ellos (1.6 millones) nunca ha puesto pie en una librería.
Y es que los datos sobre lectura en este país son aterradores, pues según los resultados de la Encuesta Nacional de Lectura 2012, actualmente sólo  el 46% de los mexicanos leen, contra 56% que decían leer hace seis años; es decir, más de la mitad de la población mayor de 12 años ya no lee libros. Y eso es grave porque el libro en cualquiera de sus versiones, es un instrumento de divulgación de la cultura, que aporta elementos para el debate, que fortalece el conocimiento, y el conocimiento, como sostenemos en PAIDEA, cambia tu mundo.
Los invito a que cambiar su mundo y conjuntamente transformemos a este país de no lectores y de políticos que aprovechando esto, administran el acceso a la educación, la cultura y el conocimiento. Y a que defiendan su derecho de leer, como lo hizo Sor Juana Inés de la Cruz
Por hoy es todo, nos leemos la próxima, ¡¡a leer!! Carpe diem.


1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

En efecto Doctor, sin la lectura no movemos este mundo cuya pasividad causa retrocesos.

Aplaudo esta #Iusfilosofando y su convocatoria a leer.

¡Larga vida a los libros!

Un placer intercambiar puntos de vista.