viernes, 15 de noviembre de 2013

LA CARA SUPREMA CORTE




El ministro debe morir más rico de buena fama y
 de benevolencia que de bienes.
Nicolás Maquiavelo

Los mexicanos –la mayoría-  están acostumbrados a comprar fácilmente el mensaje que las mass media envía como verdad absoluta e incuestionable. Se desayuna, come y cena la información televisiva como dogma.
Y a partir de eso, es sencillo quedarse con la imagen de legisladores que solo pelean, duermen o discuten. Y nada más, la historia queda ahí, pero pocos noticieros informan del trabajo de los legisladores en comisiones.
Aun con lo cuestionable que pueda ser el trabajo de los legisladores y la remuneración que reciben por ello, la verdad es que no es nada comparado con el salario que los hombres y mujeres de negro perciben mensualmente. Me refiero a los ministros de la Suprema Corte.
En México, el sueldo de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), es superior al que recibe el presidente de la República. Veamos, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2012, el presidente ministro de la SCJN devengó 491 mil 64 pesos al mes, mientras que el titular del poder Ejecutivo percibió 253 mil 849 pesos.
En este año, el ministro presidente de la SCJN ganó 6 millones 118 mil 837 pesos al año, de acuerdo con el PEF 2013, los ministros de reciente ingreso ganaron un sueldo bruto de 4 millones 200,000 pesos anuales.
Para el próximo año, los ministros de la Suprema Corte y magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tendrán una remuneración nominal mensual bruta de 528 mil 621 pesos, con prestaciones; lo que al año equivaldrá a 6 millones 343 mil 460 pesos, cada uno.
Pero los beneficios no terminan ahí, los ministros de la SCJN con mayor antigüedad tendrán dentro de sus prestaciones una ayuda para anteojos por 3,100 pesos y los de más reciente ingreso tendrán 1,000 pesos de esta ayuda. ¿Qué tal?
Por si fuera poco, la prima vacacional de los ministros más antiguos será de 90,928 pesos y el de los de reciente ingreso será de apenas 61,792 pesos. Otro lujillo que no podría dejar pasar la Suprema es el de ser madre, pues las ministras -Olga Sánchez Cordero y Margarita Luna Ramos- recibirán  1,000 pesos por estímulo del día de la madre, ¿Muy poco verdad?
Nada que ver con el miserable salario de los senadores de la República que devengarán un sueldo mensual, que también incluye prestaciones, de 165 mil 227 pesos, o el de los Diputados Federales que cobrarán al mes, con todo y prestaciones, un salario de 124 mil 656 pesos mensuales. O el de Peña, que será de 204 mil 825 pesos.
Así las cosas, ¡vaya que es un buen negocio conseguir empleo como ministro! ¿No creen? De ahí que los ciudadanos debemos tener ojos vigilantes en estos personajes que a veces juegan un lamentable papel en el desempeño de su función.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

4 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor,

Muy buen análisis el que nos presenta en esta #Iusfilosofando.
No cabe duda y sigue la impunidad en su máximo esplendor. Si ya era ofensivo el sueldo de Presidente, Diputados y Senadores; el sueldo de los ministros es una mentada de madre a la ciudadanía.

Un placer leerle e intercambiar puntos de vista.

Anónimo dijo...

pues más que lujos son insultos, no puede haber pueblo pobre y gobierno rico, reprobable. ya no se necesita capacidad o calidad moral para aspirar a dirigir este país, basta ser compadre de la oligarquía.
atentos y vigilantes, hay que ser escrutadores y críticos del poder así como de sus actores.

Óscar Sánchez ‏

Anónimo dijo...

#FF eliz día @iusfilosofo gracias por compartir.

@beto__34

Anónimo dijo...

... los que legitimaron el anatocismo criminal ¿por qué lo habrán hecho?

‏@Ettpop