martes, 5 de noviembre de 2013

TALÓN DE AQUILES



Una vez se haya dicho todo, estaremos en condiciones de volver a decirlo todo, porque todo se habrá contradicho.
Aquiles Dalseme

Mientras el representante de la OCDE Christian Daude, ha señalado que en México las reformas implementadas por la administración de Peña  tardarán entre uno y dos años en tener efectos en el crecimiento económico; nos enteramos que el gobierno que encabeza el señor de Los Pinos  dejó de gastar entre enero y septiembre de este año, el 9.5 por ciento de la inversión física del sector público presupuestario sin inversión de Petróleos Mexicanos (Pemex), de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
Cuando nos detenemos en el análisis de esos datos, se encuentra que el mayor subejercicio de la inversión pública se concentró en: salud, sector que disminuyó 5 mil 950.4 millones de pesos, es decir, 44.9 por ciento; esta dato es grosero, porque tal cual están las cosas en el país en esta materia, el gobierno no puede pasar de 13 mil 905.8 a 7 mil 955.4 millones.
En el ámbito agropecuario en los rubros de: silvicultura, pesca y caza; los datos de Hacienda reportan un desplome de 40.9 por ciento, es decir, 5 mil 15.1 millones de pesos.
Otras temas, son los relacionados con el sector de asuntos financieros y hacienda, donde este gobierno ejerció 4 mil 192.6 millones menos, lo que constituye un desplome de 99.4 por ciento; Hacienda también acepta que en materia de protección ambiental se dejaron de ejercer 3 mil 611 millones de pesos, es decir, 35 por ciento por debajo de la inversión de enero a septiembre de 2012.
Y para mantener nuestro pesimismo, Hacienda nos comunica que en el sector de asuntos de orden público y seguridad interior bajó 22.4 %, respecto de lo ejercido el año anterior, es decir, una caída de mil 104.4 millones.
Tal vez por eso no deba extrañarnos los ataques en Tamaulipas y que el Ejército Mexicano haya tomado las funciones de seguridad pública en el municipio de Lázaro Cárdenas, Michoacán, en tanto son evaluados en instalaciones castrenses los 113 policías municipales.
Y por más que Eduardo Sánchez Hernández, vocero del gabinete en materia de seguridad, diga que a diferencia del sexenio de Felipe Calderón, lo que los distingue a ellos es la “coordinación” entre el gobierno federal, los gobiernos estatales y municipales, así como la colaboración interinstitucional entre las Secretarías; lo cierto es que el tema se seguridad sigue constituyendo el talón de Aquiles de este gobierno.
Así las cosas, parece que Peña no cerrará el año con un escenario halagador y quizá sea el primero en pedir que este 2013 termine.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


1 comentario:

@BarbaraCabrera dijo...

Doctor:

Magnífico análisis nos presenta en esta #Iusfilosofando.

El dolor que sentimos por este país, por este #MéxicoLindoyHerido no cesa. Trabajamos por rescatarlo; no obstante, todavía no lo logramos.

No cesemos de seguir generando y provocando ese cambio desde nuestras trincheras.

Un placer leerlo.