martes, 25 de junio de 2013

RUBY Y LA JUSTICIA



Resistiré a esta persecución porque soy absolutamente inocente.
Silvio Berlusconi

El poder judicial de Italia, logró lo que pocos países en el mundo se atreven a realizar, llevar a juicio, procesar y condenar a un ex presidente por delitos cometidos durante su mandato.
Silvio Berlusconi -de 76 años- fundador y presidente de la poderosa corporación de telecomunicaciones Mediaset –la mayor de Europa- fue sentenciado a una pena mayor de la solicitada por la fiscalía, tras casi siete horas de deliberaciones de las magistradas del Tribunal de Milán (norte) Giulia Turri, Orsola De Cristofaro y Carmen D’Elia; la condena: siete años de cárcel e inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos.
Berlusconi –viejo zorro, frio y calculador- promovió en 2008 la ley Alfano que establecía que los cuatro mayores dirigentes del Estado: presidente de la República, primer ministro y presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado, no podía ser juzgados por ningún delito no relacionado con su cargo mientras estos permanezcan en el gobierno. Pero la Corte Constitucional de Italia declaró en octubre de 2009 a la ley Alfano como inconstitucional, pues vulneraba los artículos 3 (igualdad ante la ley) y 138 (proceso legislativo) de la Constitución.
Il Cavaliere (El Caballero)  –como se le dice en ciertos círculos italianos-  fue sentenciado  acusado del delito de prostitución de menor y abuso de poder; en el primer delito por  haberse demostrado el pago que realizó en 10 ocasiones –durante 2010- a Karima El Mahroug, bailarina marroquí - cuando esta era menor de edad- por pasar varias noches en la residencia privada de Berlusconi entre febrero y mayo de 2010.
El segundo delito –abuso de poder- al haber utilizado su posición de jefe de gobierno para liberarla en mayo de 2011 después de que fue detenida por el robo de 3000 euros a una compañera de habitación.
Aunque se trata del primer fallo por el llamado caso Ruby, ya que Berlusconi tiene dos oportunidades más para recurrir la sentencia, según el andamiaje jurídico de Italia; éste sienta un antecedente importante para el Derecho en el mundo y se convierte en paradigma contra la impunidad.
Lo que la oposición italiana no pudo lograr, lo consiguió la chica conocida como “Ruby robacorazones”, quien llegó a Sicilia, sur de Italia, con su familia en 2003; la misma que tiene tres hermanos y que a la edad de 14 años huyó de su casa. La que tras robos -casi de famélico- estuvo en varios centros de corrección para menores en Sicilia y Génova, de donde solía huir, hasta que fue descubierta en una discoteca de Milán, por Nicole Minetti, ex asistente y ex consejera regional de Berlusconi y llevada a fiestas que él organizaba.
Paradojas de la vida, Berlusconi, quien se expresaba de las mujeres como objetos, fue puesto en su lugar precisamente por mujeres, tres juezas, una fiscal y una acusada.
El poder judicial de Italia ha dado un paso importante, romper el mito de la intocabilidad de los ex presidentes. Detener la impunidad con la que este personaje se había manejado, y también mandar un mensaje, el poder político y económico no pudo comprar a la justicia.
¿Será posible ver casos así en nuestra patria mexicana?
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.


5 comentarios:

@BarbaraCabrera dijo...

Sin duda Doctor, este caso debe representar un ejemplo de lo deseable. No es posible que después cometer un delito, se les de una palmadita en la espalada a los políticos y encima de ello se les lleve a puestos de elección popular.
Muy bien por la justicia italiana que no le tembló la Ley para poner en su justo sitio a Berlusconi.

Magnífica columna. Un placer leerle.

Anónimo dijo...

Me encantaria ver en nuestro México se aplique la ley sin corruptelas, Nina Minetti tambien es complice!
Intersante su articulo, Excelente dia Dr !!

‏@HGarux

Lidia Enciso dijo...

Yo sería la mujer, madre y abogada más feliz de este mundo, cuando en México se lleve a juicio a tanto hombre y mujer poseída por el poder que es la política!!! Felicidades Dr. excelente trabajo

Anónimo dijo...

Excelente trabajo Dr.

‏@LidiaCeliaEncis

Anónimo dijo...

creo que será (im)posible ver casos así en nuestra patria mexicana!! excelente.

‏@alpean