viernes, 30 de septiembre de 2011

NO QUERER SER




Libertad no significa solamente que el individuo tiene tanto la oportunidad como la carga de la elección; también significa que debe soportar las consecuencias de sus acciones. Libertad y responsabilidad son inseparables.
Friedrich Hayek

En mi anterior colaboración sostuve que sobre el tema de la penalización del aborto en San Luis Potosí y Baja California "la decisión está en manos de la Suprema Corte y por  tratarse de una acción de inconstitucionalidad, se requiere de al menos ocho votos en favor del proyecto para echar abajo las leyes locales que penalizan el aborto. Por lo pronto la Corte con su resolución – a favor o en contra- dará un gran paso ¿Hacia dónde pisarán los ministros?"
Conociendo el resultado que arrojo la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es claro que algunos ministros no quisieron ser la diferencia, y prefirieron llevar al orden público sus dogmas personales; las legislaciones consecuentadas por los ministros de la Corte representan un gran paso en la consolidación del conservadurismo mexicano.

La cereza del pastel fueron las declaraciones del Obispo de Mexicali José Isidro Guerrero, quien sostuvo que aunque iban perdiendo basto una llamada del Papa a no sabe qué ministro, a fin de que no hubiera cambios en las legislaciones aludidas.
Es oportuno mencionar que a diferencia de Baja California, el artículo 16 de la Constitución de San Luis Potosí señala los casos en los que el aborto no se penaliza: “Cuando sea consecuencia de una acción culposa de la mujer; el embarazo sea resultado de una violación o de una inseminación indebida; o (que) de no provocarse el aborto a la mujer corra peligro de muerte”.
Los ministros ubicados en el ala progresista y que votaron contra la legislación que penaliza el aborto fueron: Sánchez Cordero, Silva Meza, Franco, Arturo Zaldívar, José Ramón Cossío y Luis María Aguilar.
Los ministros que llevaron sus convicciones de alcoba, dogmas personales y que votaron por la validez de las normas que penalizan el aborto son: Margarita Luna Ramos, Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, Sergio Aguirre y Jorge Pardo Rebolledo.
Estos últimos ministros no quisieron ser los que llevaran a la Suprema Corte a un mejor lugar en la historia jurídico-política del país. Ellos no quisieron ser los que dejando a un lado el oscurantismo inculcado en las mazmorras de la irracionalidad jurídica transitaran a un mejor estadio legal que proteja la esfera de la mujer mexicana en ese par de estados.
No quisieron ser, quienes rompieran con las ataduras de los grupos más conservadores de este país, prefirieron no meterse en problemas, ser chic@s buen@s, antes que incomodar a la iglesia, al presidente y al conservadurismo empresarial mexicano.
Ellos: Margarita Luna Ramos, Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, Sergio Aguirre y Jorge Pardo Rebolledo, no quisieron ser libertarios y romper con el paradigma de los ahora 20 estados que han legislado para penalizar el aborto.
Los invito a no olvidar el nombre de Ministros que ayudaran a que las prisiones mexicanas estén habitadas por mujeres inocentes cuyo único delito fue embarazarse y abortar (por problemas físicos, de salud, o simple eventualidad). Felicidades por el gran paso al retroceso jurídico, felicidades por no querer ser...

3 comentarios:

Marco Galindo dijo...

Estimado Samuel, me parece que tienes una imprecisión,en el famoso video del Obispo dice que el Papa hizo una llamada y no sabe a quién, nunca dijo que a uno de los ministros, se podrá especular quien recibió dicha llamada, eso sí.
Es una pena lo que la Tremenda corte hizo, apoyo que debemos seguir la pista a éstos pseudo servidores públicos.

Saludos y gracias

@marco_galindo

David dijo...

Ya tomada una decisión, me han defraudado los Ministros de la SCJN, -Sólo los que votaron por el retroceso y en contra del derecho a decidir-. De verdad esperaba que dejaran todos sus miedos, creencias y convicciones personales a un lado para tomar una decisión con profesionalismo.

Veo que eso de ¨Al Cesar lo del Cesar y a Dios lo de Dios¨ no tiene razón de ser con estos retrogradas.

Es una excelente publicación Maestro, un texto bien desarrollado, con ideas claras y concisas.
Veo que dice en el comentario anterior que el Obispo de Mexicali no se refirió precisamente a un Ministro, si es así, hay que corregir ese pequeño pero muy importante detalle.

Que pase un excelente fin de semana, un abrazo y hasta la próxima!!

La autora de la Columna Nornilandia es dijo...

Maestro,

Así debe ser, no debemos olvidar el nombre de los Ministros junto con sus votos.
Desafortunadamente el poder judicial es poco visto y considerado en los análisis públicos.

Excelente columna Iusfilosofando.