miércoles, 14 de septiembre de 2011

SER POBRE EN MÉXICO



Lo importante no es lo que han hecho de nosotros, sino lo que hacemos con lo que han hecho de nosotros.
Sartre




Había salido como héroe de su ciudad, todos lo  acompañaron en su despedida. Para algunos era dolorosa y para otros emocionante, él sabía -porque era víctima de ello- que los minutos eran cada vez más largos.
Parecía que con sus capacidades las cosas- para él- podrían cambiar... que finalmente podría ser diferente el destino de los nacidos en su natal. No era por nada impensable que hubiera adversidades en este nuevo proyecto.
Ya en la terminal, a punto de partir, sentía que el corazón se salía de entre su pecho, imaginaba que saltaría, que caería hecho pedazos.
En el trayecto, largo, cansado, aburrido; recordó lo que ocurría en el país, no podía abstraerse de los hechos de la miseria de millones de mexicanos, de gente que no encuentra empleo, de niños que tendrán que trabajar en la calle porque en su casa no hay para comer.
Y entonces pensó ¿Qué significa ser pobre en México? Y trajo a su memoria aquello que había leído años atrás, una reflexión de Luther King respecto de la discriminación racial en Estados Unidos:

Ser negro en Estados Unidos significa estar confinado en los ghettos y las reservas. Ser uno más entre la multitud de los apaleados, de los linchados, de los atemorizados y de los vencidos.
Ser negro significa en Estados Unidos tener que luchar a brazo partido por una supervivencia física entre la agonía psicológica más difícil. Significa ver crecer a los hijos con la nube mental de la inferioridad oscureciendo el cielo del espíritu.
Ser negro significa que te condenen por cojo, tras haberte amputado ambas piernas. Y significa que te condenen por huérfano después de haber aplastado a tus padres con la explotación de cada día.
Significa sentirse totalmente alcanzado por el veneno de la amargura, puesto que no eres nadie y este sentimiento será tu tormento durante el día y tu vergüenza en el silencio de la noche.
En fin, ser negro en Estados Unidos significa el dolor de sentirse como el mal y la angustia matan todas las esperanzas ya antes de nacer. (CARDONA: Martin Luther King: 2002)

Mientras recordaba la cita, sacó pluma y busco la pequeña libretita que siempre traía con él, anotó algunas ideas sobre lo que significa ser pobre en México. Escribió que ser pobre en México, era no tener acceso a la educación - por más que los mensajes de televisión y radio dijeran lo contrario -; anotó también que ser pobre en México era morir –en las zonas serranas- de hambre. Consideró que ser pobre en México era no tener acceso a la recreación, al esparcimiento, era no poder ir al cine, ni siquiera al más barato.
Asumió -envuelto en la oscuridad de la noche- que ser pobre en México implicaba ser discriminado, en el banco, en la escuela, en la iglesia, en la calle. Que ser pobre era no tener conocimiento de los derechos, ni acceso a la justicia.
Aunque el sueño lo agotaba, no cedió sin antes agregar en su pequeña libreta, que ser pobre en México, era también no tener libros en casa, pero si una televisión. Así, se quedó dormido en autobús pensando en lo que significa ser pobre en México.
Y para ustedes estimados lectores, ¿Qué significa ser pobre en México? Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

12 comentarios:

La autora de la Columna Nornilandia es dijo...

Maestro,

Nos presenta en esta entrega de la Columna Iusfilosofando una extraordinaria reflexión.

Para mi ser pobre en México lindo y herido, además de lo ya apuntado, es la inactividad ciudadana para rescatar esta gran nación, el valemadrismo, la simulación de hacer sin aportar; eso es lamentabilísimo y lo veo todos los días.

Mis felicitaciones y un abrazo.

Anónimo dijo...

Maestro:

Sus últimas entregas me han sorprendido, ha tenido a bien llevarnos de la mano con su estilo, la reflexión que no convoca es altamente convocante, reflexiva insisto.

Ser pobre en México también significa creer que sólo Dios puede salvarnos y que no podemos hacer nada para cambiar a este país.

Lamentable pero cierto, gracias por la entrega de hoy.

Luis

Anónimo dijo...

impresioante la columna de hoy. saludos

JORGE HUIZAR

Anónimo dijo...

buena columna la de hoy y confirmo,que si eres honrado y naciste pobre,el tiempo te consume tratando de ser sabio y rico.


ERICK HUERTA

Anónimo dijo...

Buenos días, como siempre, leyendo tu artículo.

Miguel Angel Blanco

Anónimo dijo...

interesante recurso narrativo,me gustó, un tema que da pa mucho.


Ángel Adán

Anónimo dijo...

Maestro... Mucho sentimiento y verdad en sus palabras... Lo felicito por tan atinada percepción de la pobreza en México.

@POLLOTOV

Anónimo dijo...

ser pobre es comprar tu casa con esfuerzo y todavia pagar por tenerla, tener un trabajo y pagar ISPT pero viva mexico!!

R. Estrada

Anónimo dijo...

Excelente reflexión! Ser pobre en México es levantar la voz sabiendo que nadie te escucha y a nadie le importa..!! #TuMuyBien

Victor Ortega

David dijo...

Ser pobre en México es ser marginado y miserable, vivir como un animal, pero con la desventaja de no poder luchar justa y naturalmente por la supervivencia, estando en cautiverio mientras alimentan el sentimiento de sobajación, enjaulado por la incultura, rabioso y desvalido por el hambre.

Pues los pobres, son mexicanos y son mayoría; pero los tratan como mexicanos de otra clase, una que vale muy poco, que solo utilizan como carne de cañón.

Una excelente publicación Maestro, llena de verdad, hace enojar e inspira al mismo tiempo.

Un texto muy bien estructurado y desarrollado, con la cita muy acorde y aplicable a la actualidad de la pobreza en México.

Espero pase una excelente tarde, un abrazo y hasta la próxima.

Jasso dijo...

En muchas ocasiones he llegado a pensar que el ser pobre es una condición de vida que se elige. Que es cómodo para quienes lo son, que viven sumergidos en esa pobreza por decisión propia, porque no hacen algo para salir adelante y valerse por ellos mismos.

Que es fácil culpar a los demás de su situación; a la sociedad, al gobierno y nunca se ponen a reflexionar que si están así, es porque ellos quieren seguir estando así. Que no son buenos para cambiar su mentalidad, tomar un libro y aprender, que prefieren tener una antena de SKY, o que nunca les falta para beber los fines de semana, a adquirir un libro.

No con esto le quito responsabilidad al gobierno, quien plácidamente prefiere y le conviene abstenerse de educar a los ciudadanos.

Ser pobre en México es una elección. (Que el gobierno auspicia).

Saludos.
@DonJasso

Roberto A. Guiochín dijo...

Ser pobre en México es vivir condicionado por las industrias culturales que enajenan el gusto y castran la capacidad de elección. Es elegir culturalmente entre lo malo y lo peor. Muy intensa tu columna de hoy.