miércoles, 10 de agosto de 2011

MUERAN LAS IDEAS



La cultura engendra progreso y sin ella no cabe exigir de los pueblos  ninguna conducta moral.
José Vasconcelos
José María Albino Vasconcelos Calderón, mejor conocido como José Vasconcelos, nació el 28 de febrero de 1882 en Oaxaca. Estudió en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, donde obtuvo el título de licenciado en derecho en 1907. Durante su vida se dedicó a la política, la escritura, la educación, la función pública, pero sobre todo a la filosofía
Participó junto con otros jóvenes mexicanos, en la fundación del Ateneo de la Juventud Mexicana espacio que crítico los excesos de la educación positivista impuesta por Justo Sierra, durante el gobierno de Porfirio Díaz.
La gran lucha del Ateneo de la juventud, fue su rechazo a la idea del determinismo mecanicista del positivismo comtiano y spenceriano que promovían los "científicos", y que proponía una visión única del pensamiento. Contrario a ello, Vasconcelos y la generación del Ateneo proponían: libertad de cátedra, libertad de pensamiento, es decir, construcción de pensamiento crítico.
Vasconcelos, abogado de formación y filósofo brillante- no podía ser menos- enfrento en sus años maduros al establishment porfirista, huertista e incluso de Carranza. Sus recelos con Obregón y Calles son propios de un filósofo crítico que rompe paradigmas por su formación jurista, un abogado antipositivista que promueve el pensamiento crítico.
Vasconcelos, gran educador y primer secretario fundador de la SEP en 1921, tiene que levantarse de su tumba para iniciar una lucha más; al igual que hace 90 años contra el pensamiento único y por la defensa de la filosofía. Esta ocasión, es contra la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y sus esbirros.
Dicho organismo internacional, al igual que en el pasado con los positivistas, promueve la desaparición de los nichos de pensamiento. En esta ocasión contra el último reducto de generador de conciencia social: la filosofía.
El ataque directo contra la filosofía se gestó no hoy, sino un par de años atrás, en 2009; o quizá un poco más, con la aceptación complaciente y creación del CENEVAL en 1994. Y que tiene como principio “preparar a los jóvenes” –aquellos que pueden accesar a la educación- para las necesidades particulares de los sectores de poder nacional e internacional. Decirles, para que son “competentes”, destinarlos al sector de la educación técnica, prepararlos para la mano de obra, alejarlos de pensar.
De ahí que la filosofía sea un piedra en el pupitre, pues independientemente de que quien esté al frente de la materia o de que el alumno tenga pasión por la misma, el simple contacto con ella, lo “contaminará de la “duda”, y posteriormente lo llevara a pensar. A no creer, sino a buscar certezas; a dudar del gobierno, de la religión, de los medios, de sí mismo.
La filosofía en el bachillerato, se muestra como una ventana a un mundo diferente. La filosofía en términos generales se asigna, en instituciones públicas y privadas a los profesores que quieren mantener monitoreados, entretenidos, a los que no pueden ser competencia, a los “inquietos” a los “revoltosos”, a los “críticos”; pero cuando esto ocurre, olvidan que desde ahí, se entregaran al futuro ciudadano, pequeñas herramientas que con el tiempo irán desarrollando. Pues se le han presentado al educando diferentes corrientes de pensamiento y no sólo una.
Lo terrible del caso, aunque suene a tragedia, es que esta propuesta ha tenido respaldo entre algunos alumnos que educados por la mass media, sostiene que la filosofía no sirve de nada.
Los orígenes de la desaparición de la Filosofía, encuentran su base en la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS) y contradictoriamente su verdugo es un egresado de la licenciatura en ciencias sociales -del ITAM, pero al fin ciencias sociales- el aspirante presidencial Alonso Lujambio Irázabal quien al igual que otra aspirante Chepina Vázquez Mota, enfocaron y siguieron la receta de la OCDE para fulminar a la Filosofía.
La mesa de diálogo que se estableció desde el momento en que se supo que desaparecería la filosofía no ha servido de nada, dos años y medio no han traído resultados que puedan dar reversa a dicha instrucción trasnacional. Pensar poco y consumir mucho, es un buen principio de vida en el modelo neoliberal, que no se detiene en pulverizar las oposiciones que encuentra en su camino.
La filosofía se ira hoy de las aulas del bachillerato, y mañana de las aulas universitarias, porque el modelo educativo basado en competencias llego ya hasta las universidades y porque no ha encontrado oposición. Y la oposición no se ha constituido porque mientras muchos profesores de filosofía -en sus diferentes vertientes- dependan de esos espacios educativos para sobrevivir seguirán callados, y los que no callen simplemente  despedidos.
El actual establishment, hoy panista, vuelve a enfocar acciones para establecer un pensamiento único, en el que el individuo no se moleste en pensar, para ello está el gobierno, el poder económico y la mass media. Sus operadores, hoy Lujambio al frente de la SEP, sólo son, para citar a Vasconcelos “esbirros” del nuevo orden mundial. Estos la exsecretaria de educación y el actual secretario de educación son los que aspiran la candidatura presidencial y los que piensan gobernar. Como ven? Los dejamos?
Este es el nuevo orden mundial, el que no encuentra oposición entre la sociedad, porque esta, no tiene ideas, las ideas han muerto. Adiós al último reducto generador de pensamiento crítico y de conciencia social: la filosofía.
Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

8 comentarios:

La autora de la Columna Nornilandia es dijo...

Maestro:

Esta columna Iusfilosofando era un imperativo la escribiera, toda vez que usted es especialista en filosofía política y del derecho. Quien con más conocimiento y autoridad para dar su opinión respecto al debate de retirar del plan de estudios una materia tan necesaria como la filosofía.

Yo pugno porque las ideas no mueran, no permitamos que ello ocurra (aunque tengamos que hacer sesiones clandestinas para enseñar filosofía)

Magnífico como todo lo que sale de su pluma magistral.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Maestro:

Su lectura reanima mi espíritu de regresar a mis lecturas de filosofía, gracias por explicarnos el contexto de la muerte al parecer de la filosofía en el medio de bachillerato, sin educación no habrá futuro.
Mis felicitaciones

Luis

Anónimo dijo...

siempre es muy interesante retroalimentarse con tu columna!! Saludos!

Mauro

Anónimo dijo...

"La vida felíz y dichosa, es el objeto único de toda Filosofía": Marco Tulio Cicerón. Es mi resumen a su excelente columna.

rafael ortiz

Anónimo dijo...

Gracias apreciado Samuel, como siempre muy interesante la columna..... Abrazo!

luis s camacho

Anónimo dijo...

Excelente aportación Samuel, Saludos!

Alberto Gándara R.E

Roberto A. Guiochín dijo...

A la luz de esta columna toma sentido la liquidación como organismo público descentralizado del Instituto Superior de Música del Estado de Veracruz y la desaparición de la Direección de Difusión Cultural de la Universidad Veracruzana para convertirse en una inoperante extensión de la Dirección Académica de Artes así como los urgentes apremios del rector Raúl Arias para entrar a la panacea educativa del modelo por competencias. "Se hallan solos y tristes los senderos del Arte" versificó sabiamente mi abuelo en su poema "Mal del siglo" hace casi ochenta años, un hombre que dictó cátedra de Filosofía y que hoy se lamentaría por este desprecio a la inteligencia.

David dijo...

Al parecer esta lucha por la sobrevivencia está cada vez más perdida, por el consumismo y el empeño que han puesto en terminar con la Filosofía.

Es triste ver como la ambición y estupidez de unos cuantos afecta el desarrollo de toda una población.

Creo y defiendo el libre derecho natural de pensar, de idear, de crear con ello.

Es un insulto a la naturaleza humana el querer erradicar de su educación la filosofía, porque es parte del ser humano encontrar la sabiduría para entender lo que lo rodea.

¡Que no mueran las ideas! ¡¡Que viva la filosofía y el libre albedrio!!

Excelente columna, con un texto muy envolvente y resistiéndose a la muerte de las ideas invitando a la creación de las mismas.

Como siempre, Maestro, un placer leerlo y aprender de sus letras.

Que pase una excelente noche. Un abrazo y hasta la próxima!!